Revelan el plan original para la cancelada trilogía cinematográfica de Warcraft

El director Duncan Jones tenía claro el objetivo final para las secuelas, que se centrarían en el orco Thrall, el bebé que solo fue presentado en la primera película.


Antes de su estreno, existían grandes expectativas con la película de Warcraft. No solo era la adaptación de uno de los videojuegos más populares, sino que también venía bajo el amparo del director Duncan Jones, quien previamente había cosechado elogios por su trabajo en las producciones de “Moon” y “Source Code”.

Básicamente, era vista como la gran posibilidad para romper la maldición de las adaptaciones de videojuegos para el cine, ya que hasta ese momento solo incluían fracasos de taquilla, bodrios de adaptaciones o malas películas de Resident Evil exitosas. Sobraban los dedos de una mano para contar a las que sí eran rescatables.

Sin embargo, la película en definitiva no resultó para nada en Estados Unidos, recaudando menos de 50 millones de dólares, y su alto presupuesto no impidió que la producción perdiese dinero, pese a sumar $391.7 millones de dólares en el resto del mundo.

Por eso los planes para continuar la saga no prosperaron, pese a que Duncan Jones ya tenía claro el plan para las secuelas. Y ahora, a través de su cuenta de Twitter, reveló qué es lo que abordarían tanto una Warcraft 2 como Warcraft 3.

Tres películas. La segunda parte sería Go’el/Thrall como un joven esclavo orco en el campo de gladiadores de Blackmoore. Ahí encuentra y se hace amigo de Tauren, quien le cuenta sobre otra tierra hacia el oeste desde dónde su gente vino, en donde podría dar con sus aliados y quizás un nuevo hogar”, explicó el director.

En la película, Thrall solo fue presentado como un bebé, ya que era el hijo de Durotan, el noble jefe del clan Frostwolf que fue interpretado por Toby Kebbell. En el final de la primera parte, era encontrado por una humana luego de que su madre lo envía por un río justo antes de ser asesinada.

La tercera película sería sobre la reunión de la armada de la Horda y la liberación de los orcos alrededor del reino del este, antes de un peligroso viaje a través del océano hasta Kalimdor y el descubrimiento de Orgrimmar, la primera ciudad de Azeroth. Básicamente, la trilogía era sobre completar la promesa de Durotan de dar a su gente un nuevo hogar”, finalizó Jones.

Todo eso quedó en el tintero, ya que hace rato el propio director asumió que las posibilidades de seguir adelante no eran buenas.

Comenta