La triste historia detrás del niño sirio ahogado en una playa de Turquía

alan

Nilufer Demir (AFP)

<strong>Especial Siria</strong> | Se llamaba Alan y tenía tres años. En 2015 se transformó en un ícono del conflicto sirio cuando fue encontrado muerto junto a su hermano y su madre, con quienes escapaba rumbo a Grecia.


La historia fue contada por Nilufer Demir, quien hacía tomas en septiembre de 2015 para graficar la crisis humanitaria en Oriente Medio.

La fotógrafa turca sacaba imágenes cerca de Bodrum, en la costa suroeste de Turquía, hasta donde llegan algunos migrantes escapando de la guerra civil siria. Allí se encontró con el cuerpo fallecido de Alan Kurdi, boca abajo en la arena y con sus brazos extendidos.

"Tenía que tomar esa foto y no lo dudé", contó la reportera a DHA, la agencia donde trabaja.

"Lo único que podía hacer era que el mundo escuchara su grito", añadió.

[caption id="attachment_138614" align="alignnone" width="900"]

Nilufer Demir (AFP)[/caption]

Alan era parte de un grupo de casi treinta sirios que intentaba llegar a Grecia.

Según agencias, al menos 12 de ellos se ahogaron frente a las costas de Turquía cuando naufragó la pequeña embarcación que los transportaba.

Uno de los muertos era Alan, un pequeño niño sirio de tres años que falleció junto a su hermano Galip, de cinco, y su madre, Rihan.

Según la Guardia Costera de Turquía, los migrantes zarparon desde la península turca de Bodrum rumbo a la isla griega de Kos, cuando dos pequeñas embarcaciones en las que viajaban se hundieron poco después de iniciada la partida.

Aunque la mayoría logró sobreponerse al accidente, cinco de los doce cadáveres encontrados correspondían a niños, mientras otras quince personas lograron sobrevivir gracias al uso de chalecos salvavidas.

La agencia turca Dogan informó que Alan y el resto de los náufragos eran sirios provenientes de la asediada ciudad de Kobane, quienes huyeron a Turquía en 2014 escapando de las milicias del Estado Islámico.

Solo en 2015 la Guardia Costera de Turquía rescató a más de 42 mil migrantes en el Mar Egeo, mientras ese mismo año se ahogaron otros 2.600 que intentaban cruzar el Mediterráneo.

Consultado por la crisis humanitaria en Europa, el músico español Joan Manuel Serrat, autor de "Mediterráneo" y rostro visible de las campañas a favor de la libre circulación de migrantes de Oriente Medio y África por ese continente, contó a La Tercera: "He visto al Mediterráneo convertirse en basurero y en estos momentos convertido en algo mucho peor que es ser un cementerio".

Datos de la ONU aseguran que casi la mitad de la población siria ha sido desplazada por el conflicto iniciado en 2011, lo que ha devenido en una crisis humanitaria de envergadura.

[caption id="attachment_139586" align="alignnone" width="900"]

Unidad de Especiales de latercera.com[/caption]

Comenta