Álvaro Elizalde Senador y presidente del Partido Socialista: “La estatura de Allende como un demócrata ejemplar no se compara en absoluto con la de Maduro”

FOTO: ANDRES PEREZ

Sin embargo, consultado si reconoce la legitimidad de Juan Guaidó, dice que “no ayuda a la solución de la crisis esta controversia”. Además, defiende el rol de Michelle Bachelet y acusa que “insisten en arrastrarla a la chimuchina política del piñerismo”.


Esta semana, la Internacional Socialista aprobó una resolución en la que reconoció los esfuerzos de Juan Guaidó “de conducir una transición hacia la democracia, apoyada en la legítima Asamblea Nacional” en Venezuela. Mientras, en Chile, desde el PS algunos apuntaron a que la autoproclamación del líder opositor recrudecía la crisis. En esta entrevista, el presidente de la colectividad intenta aclarar la posición de su partido y sostiene que no se puede comparar al actual Presidente venezolano, Nicolás Maduro, con el fallecido mandatario Salvador Allende.
Además, descarta que tras el XXXI Congreso Socialista, que se desarrolló hace una semana, su liderazgo en el partido se haya visto disminuido.

¿Usted reconoce a Guaidó como presidente encargado legítimo?

No ayuda a la solución de la crisis esta controversia. Existe un cuadro de polarización y un déficit democrático que es necesario resolver. Es el pueblo venezolano el que debe definir su destino. La vía para hacerlo es el diálogo que permita elecciones libres y democráticas.

La Internacional Socialista reconoció su legitimidad. ¿Por qué el PS chileno ha evitado tomar postura?

El PS sí ha tomado postura sobre el tema de Venezuela. Hay quienes apoyan la intervención norteamericana y hay quienes realizan una defensa incondicional del régimen de Maduro. A diferencia de ellos, nuestro compromiso no es ni con Trump ni con Maduro, sino con el pueblo venezolano. Son los propios venezolanos los que deben decidir su futuro.

Hay quienes comparan la situación de Maduro con la de Allende durante el gobierno de la UP. ¿Cómo leen eso desde el PS?

La estatura de Salvador Allende como un demócrata ejemplar no se compara en absoluto con la de Maduro.

¿Cree justas las críticas a la expresidenta Bachelet por no involucrarse en la situación venezolana?

Me parece que las críticas son injustas e infundadas. El oficialismo tiene una obsesión con Bachelet. Insisten en arrastrarla a la chimuchina política del piñerismo. Les sugiero a las autoridades de gobierno leer los informes que en reiteradas oportunidades ha emitido el Alto Comisionado para los Derechos Humanos sobre la situación en Venezuela, que, por lo demás, no han sido del agrado de las autoridades de dicho país.

¿Debería Bachelet viajar a Venezuela?

Naciones Unidas actúa sobre la base de estándares y protocolos preestablecidos. Es en ese marco que se adoptan las decisiones respecto de las visitas a los distintos países. Conociendo a Michelle Bachelet, tengo la certeza de que está cumpliendo a cabalidad su tarea.

Usted, como presidente del PS, lideró la semana pasada un Congreso partidario en el que casi el 30% rechazó su gestión al mando de la colectividad. ¿Se está articulando una disidencia interna?

Quiero destacar que la cuenta fue aprobada por una amplia mayoría, más de dos tercios de los delegados. Pero esto no es un tema personal. Las definiciones políticas fueron aprobadas con un amplísimo margen, incluso las más importantes por unanimidad. Por tanto, al margen de la disputa por la conducción partidaria, en que priman muchas veces factores personales, en lo que importa, que es la línea política, tenemos sustantivos grados de consenso entre los socialistas.

Esa disidencia socialista ya anunció que presentará una candidatura para la elección de la próxima directiva. ¿Le preocupa?

Es parte de la naturaleza del PS su carácter democrático y libertario. Desde la reunificación del socialismo chileno a principios de los 90, hemos resuelto el liderazgo partidario en competencias democráticas. Me parece legítimo que ante las elecciones internas emerjan diversas alternativas. Serán los militantes los que tendrán que pronunciarse en mayo próximo.

¿Usted repostulará?

Este ha sido un proyecto colectivo. No he tomado una decisión aún respecto a competir por la reelección, debo primero hablar con quienes hemos trabajado estos años para tomar una decisión.

¿El PS quiere primero que se cumpla el pacto administrativo de la Cámara y después buscar mínimos comunes?

En política los compromisos deben cumplirse. Por tanto, vamos a honrar nuestra palabra; eso no obsta que reconozcamos que en la Cámara ha habido serias dificultades para definir una postura común de la oposición, a diferencia del Senado. Consideramos fundamental establecer espacios de diálogo y coordinación para articular una postura del conjunto de la oposición.

Pero la DC no aceptó dialogar con el Frente Amplio hasta que cumplan el acuerdo. ¿Hay salida?

Los socialistas estamos comprometidos con la unidad y creemos que es imprescindible establecer espacios de diálogo y entendimiento entre los distintos actores de la oposición. Respetamos las posturas de quienes tienen matices en esta materia, pero aquí debe primar el sentido de responsabilidad.

En esa línea, ¿la DC debería sentarse con el FA?

Más que estar rigidizando las conversaciones, aquí lo importante es expresar una voluntad de diálogo y entendimiento. En el PS siempre la hemos tenido y me gustaría ver por parte de los demás actores de oposición una disposición más categórica en la materia.

¿Sin las presidencias en la Cámara, pierde peso la oposición?

Va a afectar, obviamente, el trabajo legislativo. Los presidentes de las corporaciones y de las comisiones son fundamentales para la tarea legislativa, y nuestros puntos de vista obviamente no van a ser tan bien defendidos en caso de que prime la dispersión.

¿Ve con mayor dificultad una alianza con el FA tras la elección de Catalina Pérez como presidenta de RD? Es público que ella toma distancia de entendimientos con la ex Nueva Mayoría…

La relación entre partidos políticos son institucionales y tenemos que respetar la forma en que democráticamente los distintos partidos resuelven sus diferencias. No nos corresponde opinar sobre la elección de RD; simplemente, felicitar a quien ganó y reiterar nuestra disposición para establecer espacios de diálogo.

Van a seguir buscando diálogo con RD, entonces…

Claramente. Desde el primer día hemos señalado que debemos actuar con responsabilidad y espíritu unitario. En primer lugar, necesitamos promover un diálogo programático, porque esas bases nos van a permitir superar prejuicios. En segundo lugar, definir el proyecto de país por el cual vamos a trabajar y el para qué, que no es irrelevante en política.

Se ve lejano que la DC y el FA lleguen a un entendimiento. ¿Se han puesto en la situación de tener que preferir entre uno u otro?

Si nosotros optáramos por uno u otro estaríamos renunciando anticipadamente al desafío de la unidad y consolidando la división de la oposición, así que vamos a insistir en lo que ha sido nuestra política. Sabemos que esto es una tarea muy difícil, porque hay muchos actores de la oposición que no tienen una real voluntad unitaria.

¿A quiénes se refiere?

Ha habido declaraciones explícitas, por parte de actores relevantes de la oposición, manifestando su falta de disposición de avanzar hacia un entendimiento entre todos.

¿El Frente Amplio y la DC?

Más que andar mencionando actores en particular, sabemos perfectamente que la disposición unitaria no es compartida con el mismo entusiasmo del PS por otros actores de oposición.

¿Es positivo seguir con Convergencia Progresista en 2019?

Esto no era una alianza política, sino que un espacio de coordinación entre tres partidos que tienen una historia común. Vamos a promover otros espacios de coordinación de la oposición. Pero estos espacios de coordinación no van a reemplazar la alianza que queremos construir con todos los actores progresistas sin exclusiones.

La baja participación en las elecciones de RD abrió un nuevo debate sobre los padrones de los partidos. ¿Hay que actualizarlos?

He leído muchas críticas respecto de lo que ha sido la participación en las elecciones de RD, pero lo cierto es que es un partido emergente que ha tenido un importante respaldo ciudadano. Respecto a los padrones, creo que efectivamente debe discutirse un perfeccionamiento a la ley, principalmente para que exista mayor concordancia entre lo que es el cumplimiento de requisitos de existencia legal de un partido con la vida interna. Es parte de las reflexiones para el futuro.

#Tags


Seguir leyendo