Convención apuesta a reducir en hasta 90 artículos el borrador de la nueva Constitución

Comisión de Armonización de la Convención Constitucional.

Los convencionales de la comisión de Armonización, hasta el cierre de esta edición, discutían para resolver los principales nudos, como la reposición del quórum permanente de 4/7 para reformas constitucionales. No obstante, los integrantes de la instancia sí se mostraron alineados para bajar la cantidad de artículos de la nueva Carta Fundamental -que hasta ahora tiene 499- y por mantener las normas sobre consentimiento y consulta indígena.




Ad portas de su debut en el pleno de la Convención Constitucional, todos los colectivos de izquierda y centroizquierda de la comisión de Armonización -encargada visibilizar contradicciones, errores gramaticales o problemas de coherencia del borrador de nueva Constitución-, se reunieron este miércoles para culminar con las tratativas que han desarrollado a lo largo de la semana, antes del fin del plazo para presentar indicaciones.

En medio de las negociaciones, la coordinación de la instancia, encabezada por Tammy Pustilnick (No Neutrales) y Daniel Bravo (Pueblo Constituyente), decidió ampliar por cuarta vez el plazo para presentar las enmiendas, hasta las 8:00 del jueves. Así, los convencionales ganaron 10 horas extra para llegar a acuerdos.

A diferencia de la comisión de Normas Transitorias, que se reunió en privado en el Palacio Pereira, esta instancia se congregó en el ex Congreso. Y aunque no transmitieron la discusión, sesionaron con las puertas abiertas. Y desde los pasillos se escuchaba a los coordinadores dar la palabra a cada uno de los colectivos presentes, todos excepto los de derecha, sector que presentará sus 97 indicaciones por separado.

Alrededor de las 17.00, los convencionales hacían saber que temas como los principios de la naturaleza, la participación democrática, buen gobierno, órganos autónomos, Poder Ejecutivo y Sistema de Justicia estaban resueltos.

Entre estas materias, al analizar uno a uno los artículos, los convencionales lograron identificar algunos similares entre sí, por lo que, hasta el cierre de esta edición, revelaban que podría reducirse en hasta 90 normas el borrador de nueva Constitución, que actualmente tiene 499 artículos. Justamente, esta ha sido una de las mayores críticas al proyecto de Carta Magna, pues se lo ha tildado de ser un “texto maximalista”.

“Las reducciones se dan porque ideas se reiteran en distintos artículos. Por ejemplo, en materia de Derechos Fundamentales, a veces en dos artículos se señalaba lo mismo. Entonces, hay que escoger cuál es la mejor redacción o qué aspectos se sacan de cada uno y se refunden en un mismo artículo”, explicó la convencional Manuela Royo (Movimientos Sociales).

Uno de los temas que, hasta el cierre de esta edición, estaba pendiente era sobre reponer el quórum de 4/7 para reformas constitucionales, artículo que cayó por seis votos el 13 de mayo, en el último pleno de la comisión de Sistema de Justicia. Desde esa ocasión, distintos colectivos plantearon que habría un vacío al respecto, pues, según han argumentado, no tendría sentido que una reforma constitucional tenga el mismo quórum que una ley simple. Por esa razón, desde distintos colectivos apuntan a que la comisión optará por incluirlo.

Colectivos independientes, como Movimientos Sociales, son partidarios de que el quórum sea de 3/5, sin embargo, están abiertos a discutirlo. Sobre la alternativa de los 4/7, Royo aseguró que “es una posibilidad cierta, pero en base a que también se aprueben las normas transitorias y que se incluyan dentro de los capítulos con mayor quórum el de naturaleza y medioambiente”.

La discusión sobre este quórum, en todo caso, se da de forma paralela a los debates que ha habido al interior de la comisión de Normas Transitorias, instancia que también propuso un quórum de 4/7, pero para “materias sustanciales” y con el requisito de un referéndum. El quórum transitorio aplicaría solo hasta 2026, es decir, para el actual Congreso. El propuesto por Armonización, en tanto, sería permanente y afectaría a la Cámara de las Regiones y al Congreso de Diputadas y Diputados.

Tampoco se ha alcanzado a zanjar la posibilidad de reponer a través de esta comisión la insistencia del Congreso de Diputadas y Diputados por 4/7 para sobreponerse a la Cámara de las Regiones, en caso de discrepancias en una comisión mixta, norma que también fue rechazada en el último pleno de Justicia.

Incluir, estas materias, en todo caso, ha sido motivo de cuestionamientos de la derecha, la que insiste en que sería antirreglamentario porque ya fueron rechazadas en el pleno.

Desde la comisión adelantan que se mantienen en el borrador los artículos sobre consentimiento y consulta indígena. Sin embargo, se hace una distinción. El lunes, Pustilnick adelantó que se acordó no cambiar el artículo relativo a consentimiento, pero que “se entiende que está subsumido dentro de la estructura del Estado Regional, específicamente dentro de los mecanismos de participación dentro del Estado, como los derechos del territorio de los pueblos indígenas”.

Previamente, colectivos como el socialista, el Apruebo, No Neutrales y Chile Digno advirtieron que entre estos dos artículos podría haber una contradicción, e incluso tantearon una estrategia para alterar uno de ellos a través de Armonización.

También están pendientes las indicaciones sobre Derechos Fundamentales. Al respecto, desde el Colectivo Socialista advierten que “tal vez existan problemas con la redacción de algunas normas que alguien podría decir que fueron muy intervenidas”.

En una línea similar, el convencional Felipe Harboe (Colectivo del Apruebo) indicó que “el texto queda mejor redactado, pero no se superan los problemas de fondo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Habitantes de la playa de Pingtan, el lugar más cercano de China a Taiwán, expresaron sus esperanzas de ver la unificación pero de manera pacífica, luego de que aumentaran las tensiones tras la visita de Nancy Pelosi a la isla.