José Antonio Kast, líder de Acción Republicana: "La UDI está inventando candidatos"

JAK_WEB

El excandidato presidencial cuestiona que no se le entregue un respaldo cerrado a la intendenta Karla Rubilar para competir en la elección del próximo año. Además, crítica que Joaquín Lavín "potencie a alguien que se ha caracterizado por maltratar a la derecha", a propósito de la dupla que el alcalde hace con Francisco Vidal en distintos programas.




Pocas horas antes de tomar un vuelo a Brasil -donde estuvo participando el fin de semana en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC)-, el líder del Partido Republicano, José Antonio Kast, conversó con La Tercera acerca del principal debate político que se tomó la última semana las conversaciones de Chile Vamos y el gobierno: las próximas elecciones de gobernadores regionales y, en particular, la situación de la Región Metropolitana.

Junto con apoyar a la actual intendenta Karla Rubilar, Kast pide "sincerar las cosas", llamado que también hace al alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, emplazándolo a tomar una definición respecto de una eventual candidatura presidencial.

Usted ha sido muy crítico de la participación de Joaquín Lavín y Francisco Vidal en el matinal de Canal 13. ¿Qué le molesta de ello?

No tengo problemas en que el canal tenga una línea editorial o una preferencia por ciertos líderes que se ha señalado que podrían ser candidatos presidenciales, pero creo que los canales tienen que manifestar cuál es esa línea editorial y si tienen un candidato preferido o no, porque si quieren ser ecuánimes, tendrían que hacer una invitación a otros también. Y respecto de los dos liderazgos que aparecen, hoy día vemos que Francisco Vidal, que había perdido presencia política, fue levantado por un candidato de derecha. Vidal, en gran parte, hoy día está perfilado como eventual candidato a gobernador o presidencial por la dupla permanente que ha realizado con Joaquín Lavín. Llama la atención que Lavín, más que potenciar a líderes del propio sector, potencie a alguien que se ha caracterizado por denostar, maltratar a la derecha de manera constante.

La dupla surge a partir de un programa de radio y se ha ido potenciando, porque ambos marcan un contraste...

El contraste lo marca Vidal. Tenemos un Francisco Vidal que permanentemente está marcando la diferencia, y un Joaquín Lavín que lo único que quiere es traerlo al sector, a alguien que no piensa como nosotros, por lo tanto, el que está levantando la imagen del otro es Lavín. Vidal sigue diciendo que es bacheletista, que sigue queriendo terminar con el sistema previsional como existe, que quiere subir los impuestos. Y Lavín no habla de ningún tema que fije posición para que la opinión pública diga por qué deberíamos apoyar a alguien de derecha.

¿No cree que aquello pueda ser una muestra de que, en realidad, Lavín no está mirando la elección presidencial, sino que está en su rol de alcalde?

Si yo me presto para aparecer poniéndome una banda presidencial, estoy -subliminalmente- diciendo que mi camino va hacia allá. Si es así, ¿qué le impide decirlo? Lo que no puede hacer es validar que se use la elección municipal como trampolín para la elección presidencial. Yo encantado de que Lavín sea candidato a Presidente, sería un gran candidato y sería muy bueno que recorriera Chile, lo que no me parece correcto es que use los recursos de todos los vecinos de Las Condes para hacer una campaña subliminal para la presidencial.

¿Tiene pruebas de que esté ocupando recursos del municipio para participar en programas de televisión o radio?

El tiempo de un alcalde es tiempo completo. Si voy a un programa de una hora, requiero de una hora para ir, una hora para volver, es decir, cada programa de Lavín le resta dos o tres horas ese día al municipio.

¿Por qué le exige a Lavín que se comporte de acuerdo a lo que usted cree que debe ser?

No, lo que estoy planteando es que transparente su posición frente a la opinión pública.

¿Cree que lo va a hacer?

Yo se lo voy a seguir pidiendo y creo que la opinión pública, cada vez, va a ir exigiendo un estándar más alto de transparencia a sus candidatos. La gente quiere definiciones, no quiere sentirse usada. Por lo demás, esta situación ambigua, a quienes pudieran ser candidatos en la misma UDI o en partidos de Chile Vamos les genera una sombra, como la que genera Michelle Bachelet a los candidatos de la ex Nueva Mayoría. No se generan nuevos liderazgos, porque en todas las encuestas ponen a Joaquín Lavín como candidato presidencial.

Como militante de la UDI, debiera ser ese partido el que le exija esas cosas a Lavín, ¿no cree?

Me encantaría que la UDI cambiara de actitud. Esto es algo que planteé muchas veces mientras era militante de la UDI. ¿Qué problema había en decir que se iba a apoyar a uno u otro candidato? Creo que la UDI volvería a generar gran liderazgo si empezara a sincerar ciertos temas. Por ejemplo, ¿se va a apoyar a los mejores candidatos o solo a los que sean del gusto de ciertos líderes del partido? Y pongo el ejemplo concreto de Biobío. Ahí hay muchos liderazgos, pero la presidenta de la UDI dice que, en el caso de uno de esos liderazgos, no se adecua a lo que ella espera de un liderazgo regional.

¿Se refiere a la consejera regional Flor Weisse?

Sí. La presidenta de la UDI señala que ella no debiera ser candidata, pero Flor Weisse perfectamente puede ir a una primaria. Ella fue gobernadora, es core, es una militante activa y un líder político del partido. Puede que no haya sido de la línea interna de Jacqueline van Rysselberghe, pero no puede ser que por tener una línea política distinta a la de la presidenta tenga que cerrarle la puerta.

¿Cree que Van Rysselberghe no quiere a Weisse de candidata por haber ido en la lista de Macaya?

Lo que puedo decir es lo que he visto de sus declaraciones públicas, en donde ha señalado que, en este caso concreto, una candidata no sería la que representa al partido y, curiosamente, esa candidata estuvo en la elección interna en una lista distinta a la de Jacqueline van Rysselberghe. Eso me parece mal.

Tras la decisión que anunció la alcaldesa Evelyn Matthei, que dio un "no rotundo" a una candidatura por la gobernación metropolitana, se abrió un escenario complejo, al menos para la UDI, que está en búsqueda de un candidato, mientras que RN, a través de los senadores Andrés Allamand y Manuel José Ossandón, se cuadró con la intendenta Rubilar. ¿Cómo analiza este escenario?

La UDI está inventando candidatos. Levantaron el nombre de Laurence Golborne y Golborne dijo que no estaba disponible. Después levantan el nombre de Pablo Zalaquett.

Zalaquett dijo que si la UDI y Lavín se lo piden, él podría pensarlo.

Pablo Zalaquett ya cumplió un ciclo. Él perdió la municipal, perdió la senatorial y hoy día lo levantan para contrarrestar el liderazgo natural, ya instalado, de la intendenta Karla Rubilar. Ojalá que la UDI tome la decisión rápido de fortalecer un liderazgo establecido, claro y que cuenta con el apoyo de los dos senadores de la región. ¿Qué sentido tiene generar un esquema de competencia que no es real? Es como que alguien dijera que van a levantar a un candidato para enfrentar a Felipe Alessandri, uno de los mejores alcaldes que ha tenido Santiago. Karla Rubilar es lejos la mejor candidata y va a contar con todo mi apoyo si decide ir a la elección de gobernadora regional.

La Moneda planteó hace unos días "ampliar el margen de la centroderecha", lo que fue leído como una señal para integrar a su partido en algunas primarias. ¿Cómo recibe esa declaración?

Me alegro de que La Moneda haya tomado una definición. Quizás, para lo que sirvió la intervención de Jacqueline van Rysselberghe -quien se cerraba a esa posibilidad- es para que se constate una realidad: que el Partido Republicano es un hecho político real y podemos colaborar para que al sector le vaya bien en las elecciones. Lo que ha hecho el gobierno va en línea con lo que hemos planteado y creo que es lo razonable. En una situación como la de la Metropolitana, donde tenemos una intendenta que está pensando en ir a la elección, lo razonable es que cuente con el apoyo de todos y no empecemos a inventar nombres; si lo que hacen con Zalaquett, con Golborne y, en alguna medida, con Hernán Larraín Matte es levantar nombres que no tienen la posibilidad de enfrentar seriamente una elección de gobernador regional. Lo mismo ocurre en otras partes, como en La Araucanía.

Ahí ustedes promueven la candidatura del exdiputado José Manuel Rojo Edwards. ¿Espera que todo Chile Vamos lo apoye?

El liderazgo más fuerte en La Araucanía para enfrentar la próxima elección es el Rojo Edwards. ¿Qué sentido tiene hacer lo mismo que está haciendo la UDI en la Metropolitana, que es levantar nombres que no tienen la fuerza necesaria para esa elección?

¿Qué otros casos ve en que se den las circunstancias que menciona?

Lo mismo ocurre en Biobío, donde Flor Weisse tiene un liderazgo natural y no se puede desconocer por secretaría. Lo mismo ocurriría en O'Higgins, donde el nombre más consensuado es el del actual intendente, Juan Masferrer. No sé si va a ir o no, pero si decide ir a la gobernación regional, hoy día no hay otros nombres para levantar con éxito para enfrentar esa elección. O en Arica, si María Loreto Letelier se levantara como candidata a gobernadora regional, es la carta que tiene, por lejos, más apoyo ciudadano.

¿No debe haber primarias, entonces?

Las primarias son legítimas, son una gran herramienta y nosotros hemos planteado, por ejemplo, hacer primarias en La Araucanía. Si se quiere hacer primarias en todo Chile, que se hagan, pero en algunos lugares es inoficioso.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.