Unidad Constituyente llama a conmemorar el 18-O y rechaza criminalización de las protestas

Miembros de Unidad Constituyente al inscribir su pacto para enfrentar en conjunto las elecciones de gobernadores regionales.

Pacto opositor rechazó violaciónes a los DD.HH. e indicó que la mejor manera de manifestarse es votar en el plebiscito por una nueva Constitución.




Desde el pacto político Unidad Constituyente llamaron esta jornada a manifestarse para conmemorar el aniversario del estallido social que se cumple este domingo 18 de octubre, y recordaron que las demandas sociales que generaron tal movimiento ciudadano siguen vigentes.

A través de un comunicado, desde el conglomerado que incluye a la DC, el PS, el PPD, el PR, el PRO y Ciudadamos indicaron que la mejor forma de conmemorar el 18-O “es votar el 25 de octubre por una nueva Constitución y Convención Constitucional”, aunque reivindicaron "el derecho a la movilización ciudadana pacífica y rechazamos su criminalización”.

En este sentido, llamaron a los ciudadanos a expresarse “con cacerolazos, bocinazos, cicletadas, caravanas y actividades culturales. Siempre resguardando la distancia social que la pandemia exige”.

“Creemos de vital importancia conmemorar el 18 de octubre y recordar que las demandas sociales siguen vigentes frente a un Gobierno y a una coalición oficialista inepta y fría, que no ha sabido atender las necesidades más mínimas de la ciudadanía”, indican en el texto.

Sobre la criminalización de las manifestaciones, ahondaron señalando que los chilenos"fueron capaces de mostrar su mensaje con más de un millón y medio de personas en las calles, y no merecen la represión gubernamental ni tampoco la violencia (...) sea ejercida por organismos del Estado o por particulares con mero afán de destrucción".

DD.HH y nueva Constitución

Además, desde Unidad Constituyente reafirmaron su “condena a las graves violaciones a los derechos humanos que el país ha presenciado y que significaron informes en contra del gobierno de Sebastián Piñera y las Fuerzas de Orden y Fuerzas Armadas, que fueron emitidos por organismos” como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Agregaron que la manifestación ciudadana que comenzó el 18-0 la ven “como una forma urgente y clara de decir basta a los abusos, la inequidad e injusticia”.

Al respecto, indicaron que “luego del fin de la dictadura, a pesar de los esfuerzos por construir un país pujante y próspero, no se cambiaron -la mayor parte de las veces, por el desvergonzado veto de la derecha, amparada en la Constitución de Pinochet- profundas injusticias e inequidades del sistema, como las bajas pensiones, una salud digna y oportuna, el acceso a la vivienda, educación pública de calidad y gratuita en todos los niveles, el sobreendeudamiento para acceder a la satisfacción de necesidades básicas, entre tantos otros”.

Tras indicar que " la deuda a la demanda social está aún vigente", indicaron que “todos debemos tener voluntad plena, compromiso y valentía, para realizar con unidad los cambios que Chile necesita”.

Al respecto, indicaron tener “la convicción de que debemos ser capaces de construir el camino hacia una nueva Constitución, nacida en democracia y a través del diálogo. Una Carta Fundamental que refleje una sociedad de derechos y también de deberes, y que debemos construir entre todas y todos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.