Alison Mandel, comediante: “Por ahora, no volvería a trabajar con Nicolás López”

Alison Mandel se presentará en el Nescafé de las Artes el próximo viernes 27.

La actriz vuelve con nuevo show, para cerrar el que define como un año tormentoso. Sobre López, reafirma que el proyecto de cinta sobre el #MeToo no existe y descarta haber sufrido alguna conducta impropia.


Hace solo unos días, Alison Mandel cumplió 35 años, y no tambalea al decir que los últimos 12 meses fueron los más tormentosos que le han tocado vivir. Después del Festival de Viña del Mar, por ejemplo, sufrió una crisis de pánico, y sus incansables intentos por ser mamá no han resultado, por lo que pronto se someterá a un tratamiento de fertilidad junto a su esposo, Pedro Ruminot. Todo eso la llevó a crear un nuevo show: De fiesta, el que presentará el viernes 27 de este mes, en el Teatro Nescafé de las Artes, a las 21 horas. “Quiero celebrar que dejo atrás este año tan complicado. Celebré mi cumpleaños, y ahora haré esta gran celebración, para partir como nueva”.

¿Qué novedades tiene la rutina respecto a lo que mostró en Viña?

Es un show mucho más deslenguado de los otros que he hecho. Lo que hice en Olmué y Viña están dentro de un línea, y este no. Ahora hablaré de cosas de las que nunca antes he hablado. Hablo mucho de mi relación con mis hijastros, cómo es nuestra relación, cómo funciona esta familia ensamblada. También, de cuál es mi real sensación con esto de que llevamos un buen rato tratando de tener guagua y no hemos podido.

¿Cuál es su público más fiel?

Siento que, en su mayoría, llego a mujeres que obligan a los hombres a ir con ellas. Pero una vez que ellos están allá, igual se dan cuenta que les gustó. En el show los voy evangelizando uno a uno.

¿Se preocupa de marcar la diferencia con sus colegas mujeres?

Siento que somos todas muy diferentes, y todavía existen en las conferencias con los periodistas, esas preguntas sobre si se repiten los temas de mujeres. Y no existen los temas de mujeres. Así como las mujeres hablamos de las suegras, los comediantes han hablado toda la vida de las suegras también. Son distintos puntos de vista.

Usted ha trabajado con Nicolás López en varias películas (Qué pena tu boda, Sin filtro, No estoy loca). ¿Cómo ha vivido las denuncias de acoso y abuso contra él?

Para serte muy sincera, es muy triste todo esto. Yo no soy una persona que avale ningún tipo de abuso, y tampoco me relaciono con la gente a partir del bullying. De todos los años de amistad de llevo con Nicolás, jamás presencié algo así. Soy de las personas que abandona lugares así. De las compañeras que hablaron en el reportaje, a la que más conozco es a la Lucy Cominetti. He compartido con ella en producciones, estuvimos juntas en Sin filtro, compartimos en celebraciones de la película, y nunca me imaginé que lo hubiese estado pasando mal. Si yo me hubiese dado cuenta, hubiese actuado. Me da mucha pena que haya una compañera al lado tuyo pasándolo mal. De haberlo visto, hubiese reaccionado. Yo cuando lo paso mal, o algo me incomoda, lo digo y me voy. Me pilla por sorpresa. Yo no pasé por nada de eso, y como mujer jamás pondría en duda un testimonio, y menos en este momento.

Antes de que se revelaran las denuncias, López la mencionó como guionista en un nuevo proyecto de película que abordaría el #MeToo. ¿Es cierto eso?

Ese proyecto no existe. Lo que sí existe, son conversaciones súper informales. Yo hartas veces he hecho pegas de guiones en Sobras, y por eso hace mucho rato que veníamos pensando en hacer una nueva película donde yo formara parte del guión. Pero, realmente, esa película no existe. Lo que sí, en las conversaciones informales, era que nos íbamos a poner a escribir, cuando él volviera de México, y no del movimiento #MeToo. En verdad que era algo tan informal, que tenía que ver con un guión sobre las diversas situaciones graciosas que uno ha tenido en la vida. El proyecto como tal, no existía, porque ni siquiera alcanzamos a juntarnos.

¿Cree que López usó su nombre para su conveniencia?

No. Lo que pasa es que el Nico tiene una mente que funciona muy rápido. Yo, desde las conversaciones informales hasta lo que él desarrollara en su cabeza, no sé cuál fue el camino que hizo. Ahora, si el proyecto en su cabeza existió o no, lo desconozco. Yo creo que en su cabeza puede haber existido, porque él me escribió para decirme que daría una entrevista para decir que haremos una película, y yo le dije que sí, porque eventualmente la íbamos a escribir, pero no de ese tema en particular. Pero de que iba a desarrollar un nuevo proyecto, sí.

¿Volvería a trabajar con López?

No, por ahora no. Me parece bien que haya un juicio, como leí el otro día, porque él tiene todo el derecho a defenderse también, y me parece súper bien que estas cosas lleguen a tener un curso normal de abogados y defensas. Pero por lo pronto, no.

Seguir leyendo