Presencialidad escolar: asistencia llega a un 58% en el país

Mario Tellez / La Tercera

Según cifras del Mineduc, la tendencia de respuesta a las clases presenciales va en un sostenido aumento y solo 183 colegios siguen cerrados. “Es consecuencia de la confianza que las comunidades educativas han ido recuperando”, dice el ministro Raúl Figueroa.




El año escolar 2021 casi llega a su fin y con ello las evaluaciones y balances de un segundo período académico en pandemia. El último, eso sí -salvo que las próximas autoridades dispongan otra cosa-, en que las clases presenciales serán optativas para los estudiantes y sostenedores. Porque así lo zanjó el Ministerio de Educación.

Lo anterior, amparado en los efectos negativos que, según los expertos, ha causado en los estudiantes el cierre de las aulas y el rápido alcance de la vacunación en menores de edad.

De momento, más de la mitad de los estudiantes ha respondido al llamado a retornar a las salas de clase. Así queda de manifiesto en las cifras entregadas por la cartera educativa a La Tercera, que revelan que, si bien la asistencia aún dista mucho de lo óptimo, ha ido aumentando a lo largo de este semestre: mientras en julio promediaba un 16% a nivel nacional en los establecimientos escolares, en el último mes medido -octubre- llegó a 58%.

“El proceso de reapertura de los establecimientos educacionales ha sido exitoso, al punto que hoy prácticamente todos los colegios tienen actividades presenciales. En esa misma línea, la asistencia de los alumnos ha ido sistemáticamente al alza, como consecuencia de la confianza que las comunidades educativas han ido recuperando y del valor que les asignan a las clases presenciales”, seña al respecto Raúl Figueroa, titular de Educación.

En efecto, los números señalan que la asistencia general de agosto fue de 35% y que en septiembre subió al 46%, para llegar al nivel actual. Resta esperar el reporte de noviembre para ver si es que la tendencia sigue su curso.

“Efectivamente, la asistencia escolar ha aumentado en los colegios particulares subvencionados este semestre, lo que es relevante, porque estos congregan a más alumnos -1,9 millones- que los estatales”, expone Luis Cañas, presidente de la Coordinadora de Colegios Particulares Subvencionados (CCPS), quien estima que este aumento se debe al nuevo protocolo del Mineduc, “que permite terminar con la restricción de aforo para las salas de clases, a los cuidados estrictos que hemos implementado internamente y a que el 80% de los alumnos tiene su esquema de vacunación contra el Covid-19 completo”.

En un zoom a las regiones, la de Aysén se posiciona con la mejor asistencia, que llega al 77%, seguida por Los Lagos (73%). ¿Las más bajas? Antofagasta (33%), Atacama y Biobío (las dos con 44%). La Metropolitana, que concentra al grueso de los escolares de Chile, promedia un 62% de asistencia.

Pedro Díaz, rector del Instituto Alonso de Ercilla e integrante de la mesa directiva de la Federación de Instituciones de Educación Particular (Fide), lo refrenda así: “El aumento de la presencialidad ha sido notorio. Lo digo por mi colegio, el resto de los colegios maristas y los de la Fide”.

¿A qué se debe? “Lo primero es que hay un compromiso de apoyar abierta y decididamente la presencialidad; segundo, los padres, a través de sus hijos, han visto las bondades de ella; tercero, las medidas aplicadas han dado buenos resultados y el cuarto factor es el de la vacuna, eso da más tranquilidad y seguridad”, dice el rector.

Mientras, Daniel Rodríguez, director ejecutivo de Acción Educar, cree que la asistencia ha subido “debido al conjunto de medidas que han permitido retomar la confianza en las escuelas, tales como el proceso de vacunación de profesores y alumnos, la evidencia empírica de que los colegios no son focos de contagio, la creciente familiaridad y efectividad de los protocolos y la reducción de casos a nivel nacional”.

A pesar de que no se alcanzan niveles de asistencia prepandemia, añade Rodríguez, “es importante considerar la resistencia -o prácticamente contracampaña- que hubo de parte de vastos sectores políticos de oposición contra la apertura de escuelas, y si bien sus iniciativas judiciales y legislativas fracasaron, obviamente pudieron infundir miedo y desconfianza”.

Colegios cerrados

Aunque lejos de una asistencia ideal, las cifras van al alza, a la vez que, sostenidamente, los establecimientos escolares con sus puertas cerradas han disminuido.

De los 9.450 colegios que hay en Chile y según la última actualización del Mineduc, son 183 los que no han abierto, lo que representa casi un 2%. De ellos, 120 son del mundo municipal (3% de ellos), 12 particulares pagados (2%), 19 particulares subvencionados (1%) y 22 de Servicios Locales de Educación Pública (3%).

En Quinta Normal hay uno de ellos. En esta comuna, de 19 establecimientos municipales son 18 los que abrieron, aunque, según la alcaldesa Karina Delfino (PS), “funcionan con hartas dificultades” debido a la falta de internet. El único que permanece cerrado “por problemas de infraestructura”, añade la edil, es el Abate Molina, que tiene “problemas graves en el sistema eléctrico, techos que se llueven, socavones en los pisos y baños inutilizables”.

Dicho recinto está en proceso de declaración de estado de emergencia para recibir un financiamiento especial desde el nivel central. “Si obtenemos ese fondo los arreglos podrían comenzar en diciembre o enero. No son reparaciones fáciles, son grandes, pero si todo resulta bien, esperamos que el colegio se repare y los estudiantes puedan volver a clases presenciales durante el primer semestre del próximo año”, cierra la alcaldesa.

Ejemplos como el de Quinta Normal no son únicos. En Lo Espejo aún tienen tres establecimientos municipales cerrados: dos están en reparaciones y uno, como ya ha dicho la alcaldesa Javiera Reyes (PC), que no está en condiciones apropiadas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.