“El Chapo Guzmán era muy austero, no usaba ropa de marca ni joyas”, según su abogado mexicano

En conversación con La Tercera, José Refugio Rodríguez, el abogado que defendió al capo durante tres años y que ahora representa al suegro y al cuñado de “El Chapo”, señaló que la historia de lujos contada por excolaboradores en el juicio en N. York es falsa. “Joaquín no era un monstruo”, agrega.


“La persona que yo conocí, no tiene nada que ver con el monstruo que describe la prensa”. Con esas palabras el abogado mexicano José Refugio Rodríguez se apega al papel que desempeñó durante tres años: defender nada menos que a Joaquín “El Chapo” Guzmán. Fue en 2014 cuando Rodríguez comenzó a representar al más temido narcotraficante mexicano de 61 años, jefe del Cartel de Sinaloa. Sin embargo, desde su extradición a EE.UU. en enero del año pasado, un nuevo equipo de especialistas -entre ellos el estadounidense Jeffrey Lichtman, que salvó de la cárcel al cabecilla de la mafia neoyorquina, John Gotti- asumió la defensa de “El Chapo”, acusado de encabezar la mayor organización de tráfico de drogas del mundo, entre muchos otros cargos.

Aunque su cliente figura ahora en una corte en Nueva York, este abogado continúa muy ligado a “El Chapo”, ya que trabaja para el suegro y el cuñado del capo. Ambos están presuntamente involucrados en las fugas que protagonizó el narcotraficante en dos penales de máxima seguridad, en 2001 y 2015.
El pasado 13 de noviembre se inició en el Juzgado Federal de Distrito de Brooklyn el juicio contra “El Chapo”, que ha desnudado una serie de detalles inéditos de la vida del capo, según el testimonio que han prestado diversos testigos y excolaboradores del líder narco.

Testigos como Miguel Ángel Martínez, alias “El Toloche” -encargado de las operaciones del tráfico de Guzmán Loera- y el colombiano Juan Carlos Ramírez Abadía, más conocido como “Chupeta” y exlíder del Cartel del Norte del Valle, revelaron cómo “El Chapo” logró ascender en el narcotráfico.
“Tuvo detalles muy especiales conmigo, vivimos momentos difíciles. Recuerdo que cuando me gradué de una maestría me mandó a sus músicos, Los Alegres del Barranco, a que me tocaran gratis”, cuenta Rodríguez en conversación telefónica con La Tercera.

Hasta ahora, la estrategia de los abogados de “El Chapo” ha sido intentar desvincularlo del liderazgo del cartel de Sinaloa. En ese sentido, Lichtman ha lanzado dardos contra su antiguo colaborador y socio, Ismael “el Mayo” Zambada García, como el verdadero cerebro del cartel. Y no solo eso. Las acusaciones alcanzan también a los dos últimos Presidentes de México, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, acusados por la defensa de haber recibido sobornos.

¿Cómo evalúa la estrategia de la defensa de posicionar a El Chapo como subordinado y desestimar su liderazgo en el cartel de Sinaloa?
Tengo que respetar la estrategia de defensa del abogado de EE.UU., porque no la conozco y cada quién tiene su área de trabajo. Cuando el proceso estaba en México yo era el que mandaba. Pero según lo que conversé con una de sus abogadas auxiliares, lo único que le puedo decir es que ahora está en manos de uno de los mejores penalistas de EE.UU. y están muy optimistas de obtener un buen resultado.

¿Estaba al tanto de la información entregada por la defensa en EE.UU. que el gobierno de Enrique Peña Nieto y de Felipe Calderón recibieron supuestamente dinero del cartel de Sinaloa?
Conversé mucho tiempo con Joaquín Guzmán cuando estuvo detenido en México y él jamás me comentó ningún acto de corrupción del gobierno. Eso no me lo dijo a mi, pero ellos pueden saber datos que yo desconozco.

Considerando la magnitud de los cargos que pesan sobre su figura. ¿Se puede negar realmente la jefatura de El Chapo en el cartel?
Puede funcionar. Veo la posibilidad de que a Joaquín Guzmán le vaya bien y de acuerdo a la información que se maneja privadamente, el juicio va caminando en condiciones favorables para él.

Sin embargo, quienes dicen haber trabajado con él y conocerlo de cerca, son hoy colaboradores de la justicia como testigos. ¿Aquello lo desalienta?
Nunca supe que tuviera aliados. Ahora muchos de los que están declarando les dan beneficios para que lo hagan y si a ellos los detuvieron por algunos problemas, es muy fácil culpar a una figura emblemática como a Joaquín porque muchas veces dicen cosas que no son.

Son varios los detalles que se han revelado sobre la vida de El Chapo. ¿Es cierto que tenía un rancho con zoológico y un tren privado?
Nunca le conocí eso en una propiedad aquí en México y tampoco le escuché decir que tenía nada de eso. Voy mucho a Sinaloa y escucho a la gente hablar muy bien de Joaquín Guzmán. Comentan que llevaba una vida muy austera. Ese rancho con ese tren nunca lo escuché.

Aún así, incluso antes de ser detenido, siempre se le ha asociado con una vida de lujos y ahora se habla de armas con diamantes, flota de aviones…
Esos lujos y esos millones que también lo ubican entre los más ricos del mundo nada más los he visto en la prensa. Incluso he ido a la casa de la mamá de él y es una casa austera. Además, la gente en Sinaloa lo quiere mucho.

¿Tampoco se enteró de viajes a Suiza, donde se hacía tratamientos rejuvenecedores?
Lo último que pueden decir de Joaquín Guzmán es que es una persona vanidosa. Yo conocí a una persona muy sencilla, muy humilde y listo para tenderle la mano a cualquier persona que requería apoyo aun sin conocerla. Su ropa no era de marca, no usaba joyas y mis amigos que conocí por medio de él, que son los músicos de Los Alegres del Barranco, me han comentado que llegaron a dormir en el piso en el monte con él y nunca hablaron de haber estado en una residencia lujosa de Joaquín Guzmán.

El perfil que describe pareciera no corresponder al de una persona que obtuvo millones gracias al narcotráfico…
No es el monstruo que dicen, hay testimonios de personas que han recibido su ayuda sin conocerlo.

¿Entonces los testimonios de “El Toloche”, que fue su encargado de operaciones y del colombiano “Chupeta” son falsos?
Jamás conocí a alguien que trabajara con él y que estuvieran realizando actividades ilícitas.

¿Puede haberle jugado en contra a El Chapo no haber tenido un perfil más discreto?
Estoy convencido de que Joaquín Guzmán es una persona muy inteligente. Fruto de esa inteligencia realizó dos fugas espectaculares que ni el mejor novelista las hubiera ideado. Salirse de los dos centros de arrestos más seguros del país llevó a que su figura empezara a crecer, y se fueron creando leyendas buenas y malas alrededor de él.
Ese nivel de fuga cinematográfica que usted describe difícilmente se puede lograr sin grandes recursos y redes. Eso refleja poder y dinero…
Y con mucha inteligencia. Pero nada de manipulador, porque a mi nunca me pidió que sobornara a ninguna autoridad.

Seguir leyendo