Los cuatro turistas espaciales de SpaceX regresan a la Tierra luego de tres días en órbita

The quartet of newly minted citizen astronauts comprising the SpaceX Inspiration4 mission safely splashes down in SpaceX's Crew Dragon capsule off the coast of Kennedy Space Center, Florida, U.S. September 18, 2021. SpaceX/Handout via REUTERS

La misión Inspiration4 terminó con éxito y se convirtió en el primer viaje a la órbita terrestre sin un astronauta profesional a bordo.




Cuatro turistas espaciales terminaron la noche de este sábado exitosamente la primera misión a la órbita terrestre sin un astronauta profesional a bordo con un acuatizaje en el océano Atlántico frente a las costas de Florida.

La cápsula Dragon resistió el vertiginoso descenso gracias a su escudo térmico y luego fue frenada por cuatro enormes paracaídas. El amerizaje se produjo según lo previsto, poco después de las 23 horas, según un vídeo difundido por la compañía de Elon Musk.

Una nave de SpaceX debía recuperar la cápsula antes de que se abriera la escotilla y los pasajeros pudieran finalmente salir.

A continuación, fueron trasladados en helicóptero al Centro Espacial Kennedy, desde donde despegaron en un cohete Falcon 9 el miércoles recién pasado.

Turismo fuera del planeta

La tripulación novata fue la primera en dar la vuelta al mundo sin contar con un astronauta profesional.

Jared Isaacman, el multimillonario que pagó una cifra millonaria no revelada por su viaje y el de sus tres invitados deseaba mostrar que la gente común y corriente podía llegar a la órbita, y el fundador de SpaceX, Elon Musk, los llevó como los primeros turistas lanzados por la compañía.

“Su misión ha mostrado al mundo que el espacio es para todos nosotros”, dijo Musk por radio el Control de la Misión de SpaceX.

“Fue un paseo fabuloso para nosotros... apenas acaba de empezar”, respondió el patrocinador del viaje, en referencia a vuelos privados próximos.

La cápsula Dragon totalmente automatizada de SpaceX alcanzó una altitud inusualmente elevada de 585 kilómetros después de despegar el miércoles en la noche. Los pasajeros, que rebasaron en 160 kilómetros la altitud de la Estación Espacial Internacional, disfrutaron vistas de la Tierra desde una gran ventana en forma de burbuja en la parte superior de la cápsula.

El regreso de los cuatro se convirtió en el primero que pone fin a su vuelo en el Atlántico desde que el Apolo 9 lo hizo en 1969. Las dos tripulaciones anteriores de SpaceX —astronautas de la NASA— acuatizaron en el golfo de México.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.