Asalto en Victoria: testigo apunta a robo de semillas de cannabis por parte de comuneros de Temucuicui

Carabineros siendo trasladado por herida en el tórax.

Testigos del atraco en que resultaron heridos dos carabineros, uno de gravedad, sostuvo ante la policía que el objetivo de los tres imputados que participaron fue el robo de sobres que contenían semillas de marihuana y celulares. El avalúo de las especies sustraídas, según el propietario del local, es de $8 millones.




En la Clínica Mayor de Temuco se recuperan los dos carabineros que este lunes fueron heridos de gravedad por sujetos que protagonizaron un asalto a un local comercial en Victoria, región de La Araucanía. Ambos recibieron impactos de bala mientras intentaban detener a los sospechosos del atraco que horas después fueron detenidos. Se trata de Joaquín Millanao Queipul (18), Ramón Toris Quiñinao (26) y Pablo Quidel Cañio (17), los tres con domicilio en la comunidad mapuche de Temucuicui, en Ercilla.

Testigos declararon ante la policía que cerca de las 17:30 horas de ayer, tres individuos armados y movilizados en una camioneta Station Wagon marca Toyota, modelo Rav4, habían efectuado un robo con intimidación en un local comercial. Esto activó el procedimiento policial y cuando carabineros llegó hasta el local escucharon disparos a distancia, por lo que procedieron a fiscalizar un vehículo que aguardaba fuera del recinto comercial. Fue ahí donde se detuvo a Toris Quiñiñao.

Una vez concretada esta aprehensión, personal de Carabineros comenzó una persecución respecto a los otros partícipe del asalto quienes huyeron hasta el sector poniente de la comuna de Victoria, fue ahí donde uno de los efectivos policiales -según el reporte de los uniformados- se encontró frente con uno de los imputados quien de inmediato desenfundó su arma, procediendo a disparar. El ataque fue repelido con armas de servicio y producto de esto, Millanao resultó herido en uno de sus brazos. Todos fueron trasladados al Samu y se incautó una de las pistolas usadas en el atraco.

Las primeras declaraciones al propietario del recinto donde se originó el procedimiento, éste señaló a la policía “que mientras atendía su local comercial en compañía de una vendedora, llegan tres individuos con mascarillas y portando armas de fuego, quien los intimidaron, colocándoles cintas adhesivas en sus bocas y lanzándolos al suelo, continuando con la sustracción de sus celulares y sobres con semillas de cannabis sativa, huyendo de infantería del lugar”. El dueño avaluó las especies sustraídas en $8 millones.

El caso es importante desde el punto de vista de lo que está ocurriendo en la zona donde informes policiales dan cuenta del recrudecimiento de los ataques en la denominada violencia rural y que muchas veces han estado motivados por delincuencia común, oculta bajo la excusa del conflicto mapuche.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.