Director Instituto de Filosofía U. de los Andes: "Hay credos protestantes que también han vivido el tema de los abusos"

DSC_4569

De inspiración anglicana, el académico Manfred Svensson analiza la crisis de la Iglesia Católica en Chile y sus proyecciones, no sólo históricas, sino también respecto de otras religiones. Además, aborda el tema de la secularización y la pertenencia eclesiástica, y sostiene que el tema central por desentrañarse es el de la credibilidad.


"Tanto protestantes como católicos deben tener muy claro que es en ese punto en el que hoy se están concentrando sus problemas", dice el académico Manfred Svensson, respecto de un concepto específico: la confianza, la credibilidad de la gente.

Actual director del Instituto de Filosofía de la Universidad de los Andes,  investigador asociado del Instituto de Estudios de la Sociedad (IES) y experto en temas de política y religión, Svensson, quien además profesa el anglicanismo, aborda la actual crisis de la Iglesia Católica no solo desde el punto de vista intelectual. También desde su condición de protestante.

Y comienza taxativo: "Hay credos protestantes que también han vivido el tema de los abusos en otros países. No es solo de la Iglesia Católica, e igualmente está   presente en otras áreas de la vida. Lo hemos visto en el espectáculo, sea Hollywood o el medio nacional, en las FF.AA. y en la política. Pero el caso de las iglesias, en general, es especial, porque estas instituciones tienen un discurso fuerte sobre esa temática y buscan ser un espacio que acoge al necesitado. Para colmo, esto se cruza con el proceso de cambio que también, por otros factores, atraviesa la religión en Occidente. Si nunca es bueno tener escándalos por abusos, este momento es particularmente malo.

Parece haber dos carriles acorralando al pensamiento religioso: abusos y secularización...

Hay que distinguir entre el tema de los abusos y el proceso de secularización. Y es importante notar también dónde se cruzan sus efectos. Se podría tener una secularización sin casos de abusos que la aceleren. Pero hay puntos en los cuales se cruzan los efectos de ambos fenómenos. Pienso específicamente en lo siguiente. Si hay una dimensión en que los abusos y la secularización afectan de modo simultáneo, es en el de la credibilidad. Podrá sonar trivial, pero no lo es. La credibilidad es justamente el rasgo esencial que debe tener cualquier grupo que busca marcar el rumbo dentro de una cultura. Por ejemplo, las religiones. Y la credibilidad es algo que cuesta mucho adquirir, pero que se pierde con facilidad. Eso, como decía, lo deben tener muy claro tanto católicos como protestantes.

La crisis que ocurre dentro de la Iglesia Católica en Chile, ¿afecta también a otros credos y, en general, al mundo protestante?

De todas maneras afecta a otros credos. En otros tiempos, la persona desencantada del catolicismo salía a buscar otra iglesia cristiana. Hoy, eso no se puede dar por sentado. Sin embargo, creo que las iglesias tampoco desaparecen como propuestas de sentido. Las preguntas últimas de la vida no se ven resueltas con más consumo, trabajo y Netflix. Aquí lo importante es tomar en serio la secularización, y al mismo tiempo dejar de imaginarla como un proceso necesario que al final lo va a cubrir todo. Los que antes hablaban así de la secularización, como el recientemente fallecido Peter Berger (sociólogo y teólogo luterano), acabaron hablando también de una "desecularización" del mundo. Hay que ser cautos con las predicciones.

¿Pero influye lo que está ocurriendo?

Por supuesto. Pero tampoco veo a una multitud de católicos diciendo "al diablo con mi Iglesia". En algunas personas sí ocurre, por supuesto, pero en otros hay una preocupación creciente por lo que pasa, por el destino que tendrá la crisis. Algunos se alejan, pero otros se involucran más.

Muchas personas parecen distanciadas no con una forma de pensamiento religioso, sino con la jerarquía de esta institución…

Efectivamente, algunos enfrentan las crisis disociando creencia y pertenencia eclesiástica. Lo curioso es que eso se dé en una época que al mismo tiempo muestra grandes anhelos de comunidad.

Ante este problema de la Iglesia Católica en Chile, ¿el mundo evangélico y protestante debiera involucrarse más en el tema de los abusos?

Mi impresión es que todavía falta mucho en Chile para que se destape esta discusión en el resto de las iglesias. Si uno mira la experiencia de otros países, los abusos no han sido un tema específico solo del mundo católico. En su libro "Pedófilos y sacerdotes", el historiador Philip Jenkins llega a conclusiones muy parejas respecto de todas las confesiones. Sería ingenuo que los protestantes veamos esto como un problema de otros.

Con una mirada a futuro, ¿qué viene? ¿Es una crisis histórica?

Nunca sabemos lo que viene. Pero no me parece que debamos esperar de modo necesario una alteración significativa en las cifras de adhesión a una iglesia u otra. Los cambios más importantes en términos estadísticos tal vez ya los hemos tenido durante los últimos veinte años. Las preguntas interesantes son las que cabe hacerse respecto del grado y tipo de adhesión. Pero en Chile la religión apenas es objeto de estudio, así que sobre grados de fidelidad y coherencia cabe algo más que especular. Como sea, es de esperar que las iglesias no enfrenten esta encrucijada con parches, sino con concentración en el largo plazo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.