Santiago “cierra el invierno” con 11 días más de contaminación crítica

Ministerio de Medio Ambiente cifra en 40 las jornadas con alto esmog de este año, superando las 29 de 2017. Once ciudades a nivel nacional también registraron un aumento de los índices de material particulado fino.


Un sostenido aumento de los días críticos de contaminación del aire muestran las principales ciudades de la zona centro-sur del país, según el informe emitido por el Ministerio de Medio Ambiente, el 21 de agosto recién pasado. El caso de Santiago destaca en el reporte, pues en los últimos años había registrado una caída de los episodios críticos por Material Particulado Fino (MP 2,5), como alertas, preemergencias y emergencias.

El balance de la cartera muestra que la capital ha tenido 40 jornadas de alta contaminación este año, lo que implica 11 días más que los 29 ocurridos en 2017. Además, se indica que la zona poniente de Santiago fue la más afectada debido a los niveles de esmog: en la estación de Pudahuel hubo un peak de esmog de 440 puntos el 17 de junio, nivel que bordea la emergencia ambiental.

Las cifras se conocen cuando está a punto de concluir (el 31 de agosto) el periodo de restricción vehicular permanente a automóviles catalíticos y la paralización de alrededor de 1.280 industrias, en los casos en que los índices suben.

El investigador del área ambiental de la U. de Santiago, Ernesto Gramsch, sostiene que el plan de descontaminación de la Región Metropolitana no ha tenido los resultados esperados. “Ha crecido de tal manera el parque vehicular, que medidas como la restricción no tienen utilidad y eso lo vemos con que aumentaron las alertas ambientales dramáticamente”.
Al respecto, el Ministerio de Transportes informó que a fin de este mes se darán a conocer los resultados de esas fiscalizaciones.

Gramsch añade que se deberían tomar medidas especiales en la urbe con el objetivo de evitar las quemas ilegales en áreas específicas, como el borde del Mapocho, las que no son fiscalizadas.
Marcelo Fernández, jefe de la División de Calidad del Aire del Ministerio de Medio Ambiente, señala que la condición de Santiago se explica porque este invierno “se ha caracterizado por un déficit de precipitaciones del orden de un 57%”. A esto se suma una permanente ventilación, considerada como “mala”, lo que ha impedido dispersar las partículas.

Regiones

A nivel regional, la comuna con mayores índices de polución es Temuco, con 101 jornadas críticas, lo que representa un 63% más que el año pasado. Al respecto, Fernández añade que la ciudad también tiene un déficit de lluvias del orden del 30%, y explicó que en la zona la contaminación atmosférica se asocia principalmente con el uso de leña. Por ello, a partir del próximo año en esta ciudad se espera implementar un programa que apunta a que las nuevas viviendas entregadas con subsidio posean equipos de calefacción limpia.

En otras urbes se disparó la polución. Es el caso de Talca: se produjo un poco más del doble (108%) de episodios críticos este año, si se compara con el anterior. Al respecto, el seremi de Medio Ambiente del Maule, Pablo Sepúlveda, explica que la quema de biomasa generó estas condiciones, a lo que se suma un promedio de -2°C de temperatura, lluvia y viento. “Las intensas heladas han hecho más difícil acatar las medidas restrictivas por parte de la ciudadanía”, dice.

También hubo un aumento de los días de alta contaminación en Rancagua, Curicó, Linares, Chillán, Los Ángeles y Concepción. A estos se suman Valdivia y Osorno (ver tabla). En tanto, Coyhaique, la cuenca con mayores niveles de emisiones del país, tuvo un leve descenso del MP 2,5, pues registra un 5% menos que el año pasado.

Seguir leyendo