Tribunal dicta veredicto condenatorio para exdirectivos del hospital de La Unión por malversación de más de $ 1.400 millones del recinto

Exsubdirector administrativo del recinto, con acuerdo del jefe de contabilidad, bajo la justificación de realizar pagos de gastos del hospital, procedió a girarlos a su nombre como beneficiario de los mismos entre enero de 2012 y abril de 2019.




El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valdivia dictó veredicto condenatorio en contra de José Rodrigo Martínez Escalona y Andrés Alejandro Carrasco Solís, en calidad de autores del delito consumado malversación de caudales públicos, por apropiarse más de $ 1.400 millones del hospital de La Unión entre enero de 2012 y abril de 2019.

En su resolución unánime conocida este lunes, el tribunal integrado por los magistrados Carlos Flores Valenzuela (presidente), Alicia Faúndez Valenzuela y Mauricio Reuse Staub (redactor), tras la deliberación de rigor, dio por acreditado tanto la comisión del delito como la participación culpable de Martínez Escalona y Carrasco Solís en los hechos.

El fiscal regional de Los Ríos, Juan Agustín Meléndez Duplaquet, destacó que se encuentran “muy satisfechos con este veredicto, porque el combate de la corrupción es una de nuestras prioridades como Fiscalía Regional. En este caso, luego de un exhaustivo trabajo investigativo y de rendir la prueba en el juicio oral, acreditamos que ambos acusados cobraron 446 cheques entre los años 2012 y 2019 desde la cuenta bancaria del hospital de La Unión por un monto de 1.448 millones de pesos, aprovechándose para ello de su condición de directivos del hospital de La Unión”.

La Fiscalía de Los Ríos estuvo representa en el juicio por el fiscal jefe de La Unión, Raúl Suárez, quien rindió las pruebas testimoniales, periciales y documentales reunidas durante la investigación para acreditar ante el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valdivia que a José Martínez Escalona, exsubdirector administrativo del hospital, y Andrés Carrasco Solís, exjefe del subdepartamento de contabilidad, les cabe responsabilidad en calidad de autores de este delito.

El tribunal arribó a la convicción, más allá de toda duda razonable, que Martínez Escalona y Carrasco Solís “se desempeñaban como funcionarios públicos del Servicio de Salud de Valdivia en el Hospital Base de La Unión Dr. Juan Morey, ubicado en calle Arturo Prat s/n de la comuna y ciudad de La Unión, en concreto el acusado Martínez Escalona se desempeñaba como subdirector de la subdirección administrativa del referido establecimiento de salud; en tanto, el acusado Carrasco Solís como jefe del subdepartamento de contabilidad de dicho hospital, calidades que respecto de ambos encartados implicaba que tuvieran a su cargo caudales o efectos públicos”.

Aprovechando el ejercicio de su cargo el subdirector administrativo con consentimiento y acuerdo previo del jefe de contabilidad, mediante la obtención de documentos bancarios por parte de ambos consistentes en cheques firmados en blanco de una cuenta corriente en BancoEstado del Hospital de La Unión, “bajo la justificación de realizar los denominados pagos centralizados de gastos de dicho hospital, procedió Martínez Escalona a girarlos a su nombre como beneficiario de los mismos, lográndose de esta forma el cobro de los mismos, sustrayéndose de esta manera los fondos o caudales públicos asociados por un monto total de $1.448.262.661”, detalla el acta de deliberación.

Se trata de hechos que para el tribunal configuran un delito de malversación de caudales públicos, en grado de desarrollo consumado y en el que ambos acusados tuvieron participación punible a título de autores, al haber intervenido en su ejecución de una manera directa e inmediata, “teniendo presente que el tipo penal que nos convoca admite como hipótesis no solo la acción del empleado público de ‘sustraer’ sino también la de ‘consentir en que otro sustraiga’ los caudales o efectos públicos o de particulares que tiene a su cargo”.

Asimismo, el tribunal acogió la acción civil indemnizatoria impetrada en contra de los sentenciados, quienes serán en consecuencia condenados solidariamente al pago de los perjuicios irrogados al fisco, “en los términos que se dirán en la sentencia definitiva”.

La audiencia de comunicación de la sentencia, que será redactada por el magistrado Mauricio Reuse Staub, quedó programada para las 13.15 horas, del jueves 30 de junio, por vía remota.

EL Ministerio Público solicitó que José Martínez Escalona sea sentenciado a cumplir una pena de 10 años de presidio mayor en su grado mínimo y que Andrés Carrasco Solís sea sentenciado a 15 años de presidio mayor en su grado medio

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.