Universidades desecharon PSU de Historia para evitar ingreso a clases en mayo

Imagen-REUNION-CRUCH-HOTEL-SAN-FRANCISCO332

El Consejo de Rectores de reunió ayer desde temprano en el Hotel San Francisco, en Santiago. FOTO: RUDY MUÑOZ.

Cruch resolvió que más de 80 mil alumnos rendirán la prueba de Matemática el 27 de enero. Ese mismo día, 40 mil personas lo harán con la de Lenguaje. El 28 de enero se dará Ciencias.


"La solución es la menos mala, la mejor dadas las condiciones actuales". Así definió el subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, la decisión que ayer tomó el Consejo de Rectores (Cruch) sobre las pruebas PSU que no pudieron ser rendidas por las protestas y filtraciones del examen.

En concreto, los rectores decidieron que las personas que no pudieron dar las pruebas de Lenguaje (39.907) y Matemática (82.252) tendrán que rendirlas el lunes 27 de enero, mientras que quienes tengan pendiente el examen de Ciencias (34.618) lo harán el martes 28 de enero.

En tanto, el Cruch decidió suspender definitivamente el test de Historia, que no pudo ser rendido por 202.461 personas, la totalidad de los inscritos, debido a las dificultades logísticas que implica hacerla, como buscar locales y examinadores e imprimir todo el material. "Por razones de fuerza mayor, esa prueba no va a poder ser tomada en este proceso de admisión", dijo el vicepresidente del Cruch, Aldo Valle, quien añadió que esos inscritos quedaron sin la posibilidad de dar el test "por culpa de otros, por actos ilícitos y de violencia".

¿Qué pasará con el puntaje de esa prueba? Valle detalló que, en su reemplazo, a las 202 mil personas se les duplicará el mejor otro puntaje que tengan en otro de los instrumentos, es decir, en las pruebas de Lenguaje, Matemática, Ciencias (si es que la dieron, pues es opcional), las Notas de Enseñanza Media (NEM) o el ranking de notas.

Por ejemplo, si un joven iba a dar la prueba de Historia, no dio la de Ciencias y su mejor puntaje lo tiene en el NEM, entonces se ponderarán las pruebas de Lenguaje, Matemática, el NEM (en reemplazo de Historia), el NEM y el ranking. "Queremos crear una condición favorable de modo general, sin arbitrariedad, para todos esos estudiantes", agregó el rector.

Con esta decisión cambian las fechas del proceso: la entrega de los resultados de la PSU para todas las personas, incluso aquellas que la dieron el 6 y 7 de enero, será el 24 de febrero. Las postulaciones serán entre el 24 y 28 de febrero. Los resultados se conocerán el 9 de marzo y las matrículas serán en la quincena de ese mes.

Los escenarios

En la sesión del Cruch se analizaron distintas alternativas para aplicar la prueba de Historia antes de desecharla. Por ejemplo, se propuso aplicarla de forma electrónica, pero era muy complejo hacerlo sin riesgos de copia o sabotaje.

Se planteó aplicarla físicamente solo en las capitales regionales, pero el traslado de estudiantes en zonas alejadas representó otra dificultad. Incluso, se propuso crear una beca de transporte, pero igualmente se desestimó.

Se calculó que para aplicar el examen de Historia a las 202 mil personas habría que hacerlo en marzo, con lo cual los resultados, postulaciones y matrículas serían en abril, y el inicio del primer semestre quedaría postergado para mayo. "Lo más importante es que las clases se inicien lo antes posible, y a fines de marzo parece razonable", dijo el subsecretario Vargas.

Además, las universidades regionales se opusieron a extender el proceso, porque corrían el riesgo de que muchos postulantes se fueran a planteles privados.

Respecto de los exámenes pendientes de Lenguaje, Matemática y Ciencias, el Cruch se coordinará con Interior para buscar locales de rendición, mientras el Demre monta la logística con la contratación de examinadores.

El subsecretario Vargas, en tanto, informó que ajustará el calendario de asignación de beneficios estudiantiles para que no haya problemas y que la ausencia de Historia no tenga impacto.

Impacto de la medida

Magdalena Vergara, directora de Acción Educar, dice que "los estudiantes que podrían ser perjudicados son aquellos que solo dan la prueba de Ciencias y no la de Historia". Según su análisis, hay carreras donde Historia pesa el 40% de ponderación en la admisión, como el caso de Artes Visuales y Diseño de Vestuario en la U. Andrés Bello, y Pedagogía en Historia de la U. San Sebastián. Además, en las 41 universidades del Sistema Único de Admisión (SUA) hay 1.121 carreras que, en su ingreso, exigen Historia o Ciencias.

El director de Mide UC y pionero de la PSU, Jorge Manzi, cree que la medida "pareciera beneficiar más a los estudiantes" que no pudieron dar la prueba de Historia y proyecta que los puntajes de postulación podrían aumentar, debido a la asignación automática del mejor puntaje.

"Hay que ser cuidadoso la próxima vez que las pruebas se rindan porque el puntaje de postulación de este año no va a ser una buena base para tomar decisiones el próximo año", dice Manzi.

Rectores advierten posible judicialización de la prueba

Tras el anuncio de suspender la prueba de Historia para el proceso de admisión 2020, surgió la posibilidad de que los estudiantes o los apoderados judicialicen el asunto. El rector de la Universidad de Antofagasta, Luis Loyola, aseguró que "hay un derecho y hay un contrato con los estudiantes. Con este cambio, justamente lo que hacemos es no vulnerar ese contrato, pese a que puede haber deficiencias". Álvaro Rojas, de la U. de Talca, comentó que "puede ser un escenario inevitable, pero entendemos que aquí operan la buena voluntad y el criterio; la decisión tomada tiene el principio de justicia detrás".

La opción más probable es que se presenten recursos de protección. Sin embargo, este camino tiene la complejidad de que el derecho a la educación no está incluido en las garantías resguardadas por este tipo de recursos. De esta manera, quienes opten por esta vía podrían invocar una eventual vulneración a la libertad de enseñanza, del derecho a la propiedad, la igualdad ante la ley o la integridad síquica. Otra posibilidad, aún más difícil, es iniciar una acción colectiva ante el Sernac, lo cual tiene la desventaja de tener una tramitación muy larga.

Comenta