Minoría chiíta obtiene un tercio de escaños en legislativas en Kuwait

La oposición, que disponía de 36 de los 50 escaños de la Cámara disuelta en junio, no ha presentado candidatos a los nuevos comicios por considerar que hay una enmienda electoral que favorece la compra de votos y permitirá al poder elegir una asamblea a su medida.




Los candidatos de la minoría chiíta obtuvieron  más del tercio de escaños en las legislativas celebradas el sábado en Kuwait,  marcadas por el boicoteo de los partidos opositores, según los resultados  oficiales publicados este domingo temprano.

Los chiítas, que representan un tercio de la población, ganaron 17 de los  50 escaños del Parlamentos, cuando en la anterior tenían siete electos, según resultados comunicados por la Comisión Nacional Electoral. Los islamistas  sunitas, que boicoteaban ampliamente los comicios, ganaron cuatro escaños, en  lugar de los 23 salientes.

Tres mujeres estarán en el nuevo Parlamento, una menos que en la Cámara de  2009.

Treinta nuevos congresistas entran en el Parlamento, ilustración del amplio boicot de la consulta por ex diputados que dirigen la oposición.

Según la página web del Ministerio de Información, la participación fue del  38,8%, aunque según un ex parlamentario que boicoteó las elecciones, Jaled al-Sultan,  no superó un 26,7%. 

La principal incógnita de estos comicios, los segundos en diez meses, era la participación. La oposición apostaba por una abstención del 70% y los candidatos progubernamentales esperaban movilizar a más del 50% de los votantes.

Los jefes de varias tribus beduinas llamaron al boicot, al igual que los  dirigentes de la oposición islamista, nacionalista y liberal, que impugnan una  enmienda a la ley electoral que prevé que cada votante elija a un único candidato (antes podía optar por hasta cuatro). 

La oposición, que disponía de 36 de los 50 escaños de la Cámara disuelta en junio, no ha presentado candidatos a los nuevos comicios por considerar que la  enmienda electoral favorece la compra de votos y permitirá al poder elegir una  asamblea a su medida.

Estas elecciones son las quintas desde mediados de 2006 en el país, la  primera monarquía del Golfo en haberse dotado de un Parlamento electo en 1962 y  golpeada por crisis políticas recurrentes. Durante ese mismo periodo,  dimitieron nueve gobiernos.

La oposición reclama reformas democráticas de fondo para reducir la  influencia de la familia reinante en el funcionamiento del Estado. También  quiere un gobierno salido de la mayoría parlamentaria y una lucha reforzada  contra la corrupción, pero no contesta el reino de la dinastía de los Al Sabaj,  en el poder desde hace más de 250 años.

Los problemas políticos han dificultado el desarrollo del emirato, que  posee más de 400.000 millones de dólares en reservas de divisas debido a los  ingresos petroleros.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.