Retiro de fondos previsionales



SEÑOR DIRECTOR

Retirar parte del ahorro previsional, sin duda, disminuirá el monto de la pensión de los chilenos, y no solucionará los problemas derivados de la crisis, más habiendo una alternativa -perfectible- que permite entregar liquidez sin afectar las jubilaciones. Así lo demuestra el hecho de que el 86% de los afiliados retiraría un monto inferior a los $2,6 millones ofrecidos por el gobierno en su propuesta. Las pensiones ya son bajas en Chile, por varios motivos (tasa de cotización, densidad de cotizaciones, edad de jubilación, entre otros), y esta iniciativa va en el sentido contrario a los esfuerzos que se están haciendo para mejorarlas. 

Más allá de eso, es particularmente llamativo que quienes lideran esta posición sean los mismos parlamentarios que proponen derogar el sistema previsional vigente (no modificarlo), reemplazándolo por uno enteramente de reparto, que no contempla el derecho de propiedad sobre los fondos, lo que haría imposible cualquier discusión acerca de un retiro. Así, más parece que los ideólogos de la propuesta tienen una intencionalidad muy distinta a la de otorgar liquidez a la clase media, sino que más bien buscan un colapso del sistema, con la finalidad última de estatizar los fondos de pensiones, poder repartirlos mayoritariamente entre sus amistades políticas y dejar sin recursos a las generaciones futuras, como en Argentina.

La propuesta no solo condena a muchos chilenos a ser aún más pobres de lo que ya son, sino que, además, lo hace a través de un engaño. 

Esperemos prime la cordura, y no repitamos los mismos errores que nuestros vecinos, que solo han traído miseria a sus países. Lo popular, no siempre es lo mejor. 

Diego Vicuña

Director Área Legislativa Fundación Jaime Guzmán

Comenta

Imperdibles