Alberto Mayol, excandidato presidencial del Frente Amplio: “Estamos demostrando una vergonzosa inconsistencia política”

Alberto Mayol, excandidato presidencial del Frente Amplio. Foto: Mario Téllez

El dirigente del Frente Amplio hace una dura crítica a su coalición, acusando que “la capacidad de liderazgo ha sido lamentable” y que “ha sido incapaz de cumplir un rol relevante”.


Una mesa ejecutiva comenzará a funcionar en el Frente Amplio, sin embargo, no todos quedaron conformes. Cinco de los 14 movimientos y partidos del bloque quedaron fuera de este espacio, incluido el del excandidato presidencial Alberto Mayol.

¿Cuál es su opinión sobre esta nueva mesa ejecutiva?

El principio fundante del Frente Amplio es la democratización y el conglomerado tuvo un 2017 lleno de exclusiones administrativas de liderazgos. A mí me pasó, pero estoy hablando en general.

Ahora, consolida esto con un comité ejecutivo que deja sin poder alguno a la mesa nacional, donde están todas las fuerzas representadas y transforma a los movimientos parlamentarizados en los dueños de las decisiones. Esto es inédito mundialmente, no tiene sentido, pero, además, es inútil, no le sirve de nada a la coalición. Se les entrega a los que están en el Parlamento la tarea de conducir una coalición, cosa que no pasa en ninguna parte del mundo, porque es un error político. Es una demostración de inmadurez enorme, pero además es una medida antidemocrática.

Han sido varias las tensiones en el Frente Amplio que se han hecho públicas, ¿cuáles son los errores que se están cometiendo?

El error es que no hay ningún interés en no cometer errores. Estamos trabajando para un periodo de tiempo que va mucho más adelante de lo razonable y de lo prudente. La verdad es que lo encuentro muy lamentable, es un escenario donde los errores no solo no son errores forzados, sino que son sencillamente parte de una forma de conducción donde no importan las consecuencias que tengan los actos en la medida en que no afecten a los socios prioritarios de la coalición.

¿Pero le falta conducción al bloque? ¿Qué pasa con el rol de Beatriz Sánchez?

La capacidad de liderazgo ha sido lamentable. La única autocrítica que se ha hecho por los parlamentarios ha sido lamentar un incidente inadecuado, sin ninguna decisión asociada. El liderazgo de Beatriz Sánchez ha sido maltratado, entonces no podemos andar creyendo en la tesis de compañeros de ruta desechable. Ella es un capital del Frente Amplio y no veo muy preocupados a quienes enarbolaron su bandera de protegerla, de cuidarla en su capacidad presidencial ya demostrada.

¿Cómo ha visto la instalación del FA en estos primeros meses?

El Frente Amplio no solo ha desaprovechado la oportunidad de sorprender, no solo ha ido revelando inmadurez, no solo ha sido incapaz de dejar plasmadas con claridad las banderas con las que nació, hemos ido más lejos y para mal. Estamos demostrando una vergonzosa inconsistencia política, una lamentable incapacidad para defender los principios que nos resultan supuestamente prioritarios.

¿A qué se refiere con esa “vergonzosa inconsistencia?

Hay manifestaciones concretas. Las votaciones de tratado de libre comercio, donde la tesis de una coalición antineoliberal quedó en entredicho con una incomprensible tendencia de varios parlamentarios de defender esos tratados sin examen alguno. Otro punto fue el movimiento feminista, que este año marcó la agenda, y el Frente Amplio ha sido incapaz de cumplir un rol relevante.

El senador Latorre dijo que si quieren ser gobierno deben madurar, ¿comparte su opinión?

Las autocríticas de Latorre, de Miguel Crispi o de Giorgio Jackson han sido todas iguales: lamentar situaciones, demostrar que hay problemas de inmadurez. Lo que uno se pregunta es qué están haciendo para resolverlo. Lo que se ha hecho o no se ha hecho depende fundamentalmente de los principales actores que están ubicados en posiciones preferentes, sobre todo en el Congreso. Tienen que dar muchas explicaciones políticas, pero de verdad. Giorgio lleva como un año y medio sin hablar de política, más allá de lamentar algunas situaciones, de señalar que se puede mejorar, de tratar de salir de algún entuerto. ¿Dónde está la agenda política? Solo veo los acercamientos con el PS y no me queda muy claro que esos tengan el beneplácito de todo el Frente Amplio y sea una discusión profunda.

¿Están cumpliendo con un rol fiscalizador?

El rol fiscalizador ha estado relativamente bien gracias al empeño de algunos diputados como Claudia Mix, pero lamentablemente no ha tenido mucho apoyo interno.

¿Hay algún proyecto o iniciativa del FA que destaque?

Hay proyectos e iniciativas que me han parecido excelentes, como la acusación al ministro (Emilio) Santelices, que lo deja bastante herido y hoy día es prácticamente un ministro saliente; el tema de Abbott, donde el sistema político entero está coludido en defenderlo y felizmente el Frente Amplio, no todo, se ha hecho presente.

Si usted es tan crítico con su bloque, ¿por qué continúa?

Es muy simple. La tarea de la honestidad intelectual es simplemente dejar de hacer concesiones de modo sistemático y permanente frente a hechos que son evidentes. Hacer una crítica al Frente Amplio es tratar de corregir su rumbo, es tratar de ayudar, es tratar de construir, no de destruir. Soy más frenteamplista que nunca al decir todo lo que estoy diciendo, tratando de corregir un rumbo equivocado.

Seguir leyendo