Cámara de Diputados aprueba proyecto de Matrimonio Igualitario y pasa a su tercer trámite en el Senado

Marcha-por-la-igualdad-5037670.jpg

Foto: La Tercera.

El proyecto, que el Presidente Sebastián Piñera le otorgó suma urgencia en su última cuenta pública, fue visado con 101 votos a favor, 30 en contra y 2 abstenciones. De esta manera, queda a un paso de que se convierta en ley.




Este martes la Cámara de Diputados y Diputadas revisó y votó el proyecto de matrimonio igualitario, el que modifica distintos cuerpos legales para regular -en igualdad de condiciones- el matrimonio de parejas del mismo sexo y que fue aprobado por 101 votos a favor, 30 en contra y 2 abstenciones. De esta manera, sigue su tramitación en el Senado, y de ser aprobado, se convertiría en ley.

En detalle, las dos abstenciones corresponden a las diputadas María José Hoffmann (UDI) y Aracely Leuquén (RN). Mientras que, dentro del rechazo a la iniciativa, se encuentra Miguel Mellado (RN), Leopoldo Pérez (RN), Ximena Ossandón (RN), Guillermo Ramírez (UDI) y Juan Antonio Coloma (UDI).

Votación proyecto de Matrimonio Igualitario.

El diputado de Evópoli, Luciano Cruz-Coke fue el primero en tomar la palabra -en representación de la comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento- y señaló que “habiendo sido aprobado este proyecto por la comisión que represento, solicitó igualmente la aprobación de este proyecto a esta honorable sala”.

Marcelo Díaz (IND) habló en -representación de la Comisión de Hacienda- desde una perspectiva presupuestaria y financiera, y detalló que el proyecto da cuenta de un costo fiscal de 334,8 millones de pesos “asociados a mejoras en el sistema informático para implementar el cambio legal en el seno del servicio nacional del registro civil e identificación”. En paralelo, “el primer año presupuestario este gasto se hará con cargo del presupuesto del ministerio de Justicia y Derechos Humanos y al presupuesto del ministerio del Trabajo y Previsión Social”.

Añadió que lo que no se pueda financiar por los recursos asignados, en los años posteriores, “el financiamiento se hará con cargo en los recursos contemplados en la respectiva ley de presupuesto del sector público”.

En esa línea, y ya en el debate en sala, Diego Schalper (RN) expresó: “¿por qué el Estado tiene que regular la relación afectiva de dos personas?, esa es la pregunta, ¿por qué no regula la amistad y sí lo hace con una relación afectiva específica que dice relación con el amor conyugal? (…) El rol del matrimonio no es regular una relación afectiva, sino que es más bien custodiar la preservación de la especie como principio básico y en ese contexto, obviamente, la heterosexualidad aparece como una premisa fundamental”.

Desde la misma tienda, el diputado Miguel Mellado emplazó a la Cámara: “¿les parece que este proyecto de ley es urgente? ¿más urgente que la reforma en materia de pensiones, o que terminar con el conflicto en la Región de La Araucanía? ¿o más bien este es un gustito de la elite burguesa?”.

El diputado Matías Walker (DC) también hizo uso de la palabra. Al comienzo valoró que el actual mandatario mantuviera la urgencia del proyecto y luego mencionó: “creemos en la igual dignidad de los distintos tipos de familia, creemos que la ley tiene que defender y propender que el amor pueda desarrollarse entre parejas de sexos distintos, pero también entre parejas del mismo sexo, con iguales condiciones que el matrimonio heterosexual (…) es lamentable todo el tiempo de este proyecto en el Senado, reconocer al gobierno de la presidenta Bachelet que envió este mensaje después de un trabajo arduo”.

La diputada del Partido Comunista, Karol Cariola, indicó que este proyecto debe ser aprobado y en ese sentido señaló que “estamos frente a un proyecto de ley que lo que viene a consagrar nada más y nada menos que el derecho a amar en libertad. No es justo que haya familias que son reconocidas y ante la ley puedan formalizarse en la legalidad, protegerse, resguardarse, reclamar derechos afiliativos pero que haya otros tipos de familias que sencillamente no por el hecho de que se consagran ante la relación de personas del mismo sexo, eso es una discriminación a todas luces”.

Maya Fernández (PS), también manifestó su apoyo a la iniciativa y puntualizó que “esto es un tremendo avance y tenemos que sacar este proyecto (...)si yo me puedo casar, espero que todos y todas también puedan hacerlo con libertad, con justicia y amor”.

El diputado y senador electo por la Región del Biobío, Sebastián Keitel (Evópoli), dijo: “sueño con Chile diverso, con un Chile donde nuestros hijos no sientan miedo de la sociedad por ser de una u otra orientación sexual, sueño con un Chile en libertad y parte de eso es creer en la libertad de elegir tu propio proyecto de vida en igualdad ante la ley (…) quiero que mi hijo y toda la sociedad chilena tengan las mismas posibilidades de amar y formar familia sin un Estado que diga qué forma es aceptada y cuál no”.

Pepe Auth (IND) también se mostró favorable a la iniciativa y argumentó que " el matrimonio es un contrato civil y por lo tanto es una cuestión de tolerancia, es cuestión de discriminación, es cuestión de derechos, ésta es una cuestión de libertad y no es cuestión de religión (...) el Estado no tiene derecho a continuar discriminando según la orientación sexual, el Estado está obligado a reconocer como matrimonio y aceptar el contrato civil de quienes quieren traducir un relación de amor en un contrato legitimado por el Estado”.

La subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, también hizo uso de la palabra antes de que se diera paso a la votación del proyecto y en su discurso llamó a aprobar la iniciativa. “Desde el Ejecutivo queremos invitar a esta honorable sala a aprobar este proyecto de ley y a continuar su trámite para su pronta promulgación y publicación como ley de la República. Esta posición, esta recomendación, nace de nuestra profunda convicción respecto de que esta iniciativa es concordante con los estándares de derechos humanos”, sostuvo.

Tras la aprobación del proyecto, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, mencionó: “quisiera destacar que este anuncio que hizo el Presidente de la República en su última cuenta pública cumple un paso más, se acerca a ser ley muy prontamente y en ese sentido queremos valorar el apoyo transversal que esta iniciativa obtuvo y también, por supuesto, respetar a aquellos parlamentarios que no estuvieron a favor de esta iniciativa”.

En eso añadió que “estamos muy contentos que este impulso del Presidente de la República a esta ley venga a producir lo que nosotros creemos que era muy necesario para nuestra sociedad, que es un avance en materia de igualdad de derechos”.

El candidato presidencial del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, también se refirió a la aprobación del proyecto e indicó que “yo he señalado con mucha convicción que yo soy partidario del matrimonio entre un hombre y una mujer, pero que soy un hombre demócrata, un hombre que respeta la decisión de las mayorías. Por lo tanto, si el Parlamento se pronuncia a favor del matrimonio igualitario, bueno, va a ser ley”.

Lupa a la iniciativa

El proyecto de matrimonio igualitario fue firmado por la expresidenta Michelle Bachelet -el 29 de agosto del 2017- durante su segundo gobierno e ingresó al Congreso el 5 de septiembre del mismo año. En dicha instancia, la exmandataria sostuvo que “exigir la igualdad de derechos y libertades para todas las personas, cualquiera sea su sexo, su raza, nacionalidad, su orientación sexual o su identidad de género, es mucho más que anacrónico. Es derechamente inexcusable”.

El 15 de enero del 2020 la sala del Senado aprobó en general el proyecto con 22 votos a favor, 16 en contra y 1 abstención. En esa oportunidad, desde el oficialismo, solo Felipe Kast (Evópoli) dio su voto a favor y Rafael Prohens (RN) se abstuvo, todos los demás senadores rechazaron el proyecto.

Tras la aprobación, el 11 de marzo de este año la Comisión de Constitución de la Cámara Alta comenzó la revisión de las 25 indicaciones ingresadas en este proyecto, es decir, en primer trámite constitucional.

Pero, en la última cuenta pública encabezada por el Presidente Sebastián Piñera, el mandatario anunció que pondría urgencia a la tramitación de la iniciativa. “En nuestro primer gobierno impulsamos el Acuerdo de Vida en Pareja. Hoy pienso que debemos profundizar sobre el valor de la libertad, incluyendo la libertad de amar y formar familia con el ser amado, y también el valor de la dignidad de todas las relaciones de amor y afecto entre dos personas”, dijo en su discurso.

“Pienso que ha llegado el tiempo de garantizar esa libertad y esa dignidad a todas las personas. Pienso que ha llegado el tiempo del matrimonio igualitario en nuestro país”, añadió.

Más de un mes después del anuncio de Piñera, el miércoles 21 de julio el Senado aprobó en particular el proyecto con 28 votos a favor, 14 en contra y ninguna abstención por la Cámara Alta, por eso hoy la iniciativa se revisó y votó en la Cámara Baja.

Con todo, la iniciativa -entre otras cosas- modifica el concepto de matrimonio en el artículo 102 del Código Civil, en concreto, cambia que el matrimonio se realiza entre un hombre y una mujer por una unión entre dos personas. “Un contrato solemne por el cual dos personas se unen actual e indisolublemente, y por toda la vida, con el fin de vivir juntos, de procrear, y de auxiliarse mutuamente”, redefine.

Reemplaza las palabras “padre” y “madre” por “progenitor”, y el concepto de “marido” y “mujer” por el concepto de “cónyuges”. Por otra parte, sobre la filiación, los progenitores de una persona podrá ser su madre y padre, sus dos madres, o sus dos padres. En el caso de específico de una pareja de mujeres, también se regula la filiación de hijos concebidos a través de métodos de reproducción asistida.

Con respecto a la ley N° 21.334 de “Determinación del Orden de los Apellidos por Acuerdo de los Padres”, los progenitores podrán manifestar -de mutuo acuerdo- el orden los apellidos de su hijo o hija.

Asimismo, con relación a materia patrimonial, será separación total de bienes sin perjuicio de optar o sustituir durante la vigencia del matrimonio por bienes gananciales.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.