Con votos en contra de independientes y oposición: Cámara rechaza Acusación Constitucional contra el ministro de Educación, Raúl Figueroa

El ministro Raúl Figueroa festeja junto a diputados de Chile Vamos el rechazo de la acusación constitucional. Foto: Leonardo Rubilar Chandía / AgenciaUno.

El ministro decidió comenzar la sesión sin discutir la “cuestión previa”, por lo que se debatió directamente el fondo del libelo, que fue rechazado por 76 votos en contra, 71 a favor. A esto se sumó la ausencia en la votación de parlamentarios de la oposición e independientes. "Si hubiesen estado se hubiese podido contar con esos votos", acusó la diputada Camila Rojas (Comunes). Esta es la quinta acusación, de las nueve presentadas por la oposición en este periodo legislativo, que no logra pasar la Cámara Baja.


“(Estoy) preparado, muy tranquilo y confiado. Confiamos en el trabajo bien hecho y que hemos puesto siempre el bienestar de los niños como prioridad”. Esa fue la descripción que hizo el ministro de Educación, Raúl Figueroa, al ingresar este jueves al hemiciclo en la Cámara Baja antes de enfrentar la acusación constitucional en su contra.

Sus palabras reflejaron el ánimo con que el secretario de Estado enfrentó el libelo, impulsado por 12 diputados de la oposición liderados por Camila Rojas (Comunes), y que finalmente tuvo un fallo favorable para el titular del Mineduc. Esto, ya que con 71 votos a favor y 76 en contra la sala terminó rechazando la acción constitucional.

La acusación se centraba en tres pilares: presunta vulneración del derecho a la educación, de los trabajadores de la educación y amenaza a la vida e integridad física y psíquica por el retorno a clases presenciales.

Los votos de oposición que favorecieron al ministro vinieron desde la bancada Radical e Independientes y de la DC: Pedro Velásquez (Ind.), Pepe Auth (Ind.), Carlos Abel Jarpa (Ind.), Pablo Lorenzini (Ind.) y Matías Walker (DC).

También le benefició la ausencia de ocho parlamentarios, de los cuales siete correspondían a la oposición -Manuel Matta (DC), Luis Rocafull (PS), Patricia Rubio (PPD), Jaime Tohá (PS), Esteban Velásquez (FVRS) y Raúl Soto (PPD)-, uno independiente -Fernando Meza- y un RN -Frank Sauerbaun-. A esto se sumó que, finalizada la votación, Raúl Soto (PPD) aclaró que su intención era aprobar, pero que no pudo votar a favor por problemas técnicos con el sistema, por lo que dejó la constancia en acta.

“De ocho inasistencias, siete eran de oposición, así que si hubiesen estado se hubiese podido contar con esos votos. Lo lamento principalmente porque presentamos faltas graves, situaciones muy duras, pero vamos a persistir denunciando estas situaciones y buscando soluciones a los problemas que enfrentan las comunidades educativas”, dijo la diputada Rojas al término de la sesión. Luego añadió a través de Twitter: “con la ayuda de los de siempre, que se hacen llamar ‘oposición’ pero que votan con la derecha, se rechaza la acusación constitucional contra Figueroa. Prefieren mirar para el lado, son cómplices”.

Desde el gobierno, en tanto, celebraron el resultado. “Todos hemos trabajado incansablemente con un principal objetivo: asegurar a cada niño y cada joven su derecho a la educación en un contexto tan difícil como lo es la pandemia. La mayoría de la Cámara entendió la magnitud de ese esfuerzo (...) Terminemos con discusiones estériles y sigamos un camino común por el bienestar de los niños”, dijo Figueroa.

Por su parte, el titular de la Segpres, Juan José Ossa -encargado de la relación con el Congreso-, sostuvo: “estamos muy conformes por el rechazo de la acusación constitucional contra el ministro Figueroa, que lo que ha hecho es cumplir con su trabajo y poner siempre por delante el interés de los estudiantes y su proceso educativo. Este resultado demostró que la mayoría de los parlamentarios ha entendido que el ministro de Educación, y todo el gobierno, hemos trabajado con un sólo objetivo: que los estudiantes retornen a clases de manera segura, gradual y voluntaria. La brecha educacional se profundiza enormemente sin las clases presenciales, afectando especialmente a quienes más debemos ayudar y estimular”.

Internamente, en el Ejecutivo valoraban también el resultado considerando que era la primera prueba de Ossa y del subsecretario de la cartera, Máximo Pavez, en materia de acusaciones. El ministro estuvo a cargo de las conversaciones con la DC y con Auth, y el subsecretario con el PPD. También destacaban que prácticamente en todos los sectores de la oposición hubiera abstenciones, rechazos o ausencias en la votación.

Tras regresar de Valparaíso, el ministro Figueroa fue recibido en La Moneda por los ministros Bellolio y el titular de Interior, Rodrigo Delgado, además de un grupo de funcionarios quienes lo aplaudieron.

Esta es la quinta acusación, de las nueve presentadas por la oposición en este periodo legislativo, que no logra pasar la Cámara de Diputados.

La trastienda en el hemiciclo

Figueroa había llegado al hemiciclo con el resultado a favor de la Comisión Revisora del libelo en su contra -integrada en su mayoría por diputados de Chile Vamos-, la cual, el día previo, y por cuatro votos a favor y uno en contra, recomendó a la sala que se rechazara la acusación. No se trataba, sin embargo, de una definición vinculante.

Previo al inicio de la sesión, sus pares del gabinete y diversas autoridades de gobierno, como los ministros Jaime Bellolio (Segegob), Enrique Paris (Salud) y Julio Isamit (Bienes Nacionales), se manifestaron en redes sociales con el hashtag #EstoyConFigueroa.

Reflejando la “confianza” que había manifestado al inicio, el ministro decidió comenzar la sesión sin discutir la denominada “cuestión previa”, por lo que la Cámara pasó de inmediato a revisar el fondo del libelo en su contra. El titular del Mineduc estuvo acompañado en la sala por los subsecretarios de la cartera que lidera, más el subsecretario Pavez.

A continuación, la diputada Rojas pasó a exponer los principales argumentos del libelo. “Por acción u omisión, el ministro Figueroa ha faltado a la ley y a la Constitución, afectando a todas las comunidades educacionales (…) El ministro deja de manifiesto que no tiene responsabilidad de nada o bien que así se hacen las cosas en este gobierno. Se perpetúa la idea de que la educación es un problema entre privados”, dijo en su intervención, que se extendió por cerca de dos horas.

Posteriormente tomó la palabra el abogado defensor del ministro, Jorge Gálvez, quien resumió los argumentos ya proporcionados ante la comisión revisora el pasado martes. “La acusación constitucional vulnera el principio de culpabilidad, porque resulta del todo irracional pretender que todo este conjunto de situaciones haya sido provocado por actos dentro del control y disposición de decisiones del ministro. Eso es propio de un juicio político”, fue una de las intervenciones que hizo.

El debate en Sala

A eso de las 15 horas se dio paso a la argumentación y votación de los parlamentarios, a quienes se les dio un tiempo de 6 minutos por bancada. Quien tomó primero la palabra fue el diputado Mario Venegas (DC) manifestando su voto a favor: “El ministro de Educación no puede desatender su rol en relación a las causales que correctamente se le imputan en esta acusación constitucional”, a quien se sumó José Pérez (PR): “El ministro Figueroa será recordado como el peor ministro de Educación (...) Los profesores y profesoras han hecho un trabajo encomiable con este sistema telemático, aún con la existencia de zonas con falencias de conectividad. ¿Qué ha hecho el ministro?”.

La diputada Cristina Girardi (PPD), en tanto, expresó que “la presencialidad es vital, pero también son vitales las condiciones adecuadas, y esas no están”, a quien se sumó la diputada Marisela Santibáñez (PC), la única integrante opositora en la comisión revisora: “Es de consenso nacional la realización y puesta en marcha del sistema educacional de manera presencial, pero no puede significar una amenaza para todos aquellos que conforman la comunidad”.

Finalmente, Pepe Auth hizo uso de la palabra en nombre de la bancada independiente manifestando que “no hay una posición clara al respecto”, pero que representaría la postura mayoritaria: “con el ministro Figueroa tenemos distinta valoración del carácter público de la educación, pero son discrepancias políticas y evaluaciones de gestión, no son razones suficientes para la destitución ni inhabilitación por cinco años”.

Por parte, desde el oficialismo hubo unanimidad en rechazar la acción constitucional. El diputado Luis Pardo (RN) aseguró que “acusan al ministro de no mandar las leyes que a ellos les hubiese gustado que mandara. A ratos esto parece más un jardín infantil”. Por su parte, el diputado Juan Manuel Fuenzalida (UDI), quien además presidió la comisión revisora, dijo: “de lo único que se puede acusar al ministro es de hacer su pega. (...) Esta es una acusación política, porque no les gusta la forma en que el ministro ha hecho las cosas”.

Tras la sesión, el diputado Walker, el único militante de un partido de oposición que rechazó la acusación aseguró: “no estoy dispuesto a cometer con el ministro Figueroa la misma injusticia que cometieron con (Yasna) Provoste. Puedo tener críticas a su gestión, pero no se acreditó infracción a la Constitución y a la ley. La acusación constitucional es algo serio, que impone pena de inhabilitación”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.