Intendente Guevara depende de un voto para seguir o ser destituido

Imagen-A_UNO_WEB

José Miguel Insulza (PS) y Felipe Harboe (PPD) se ausentarán de la sesión de mañana. Si una senadora o senador más de oposición hace lo mismo, el intendente retomaría su cargo.




Basta una baja más que acuse la oposición en la sala del Senado mañana martes a la hora en que se vote la segunda fase de la acusación constitucional contra el intendente metropolitano, Felipe Guevara (RN), para que éste pueda -eventualmente- retomar el cargo del que está suspendido desde el jueves 23 de enero, cuando la Cámara aprobó la admisibilidad del proceso.

El desenlace de la sesión, que partirá hoy a las 15:00 horas y continuará mañana a contar de las 10:00 am con la votación, depende de que la parte acusadora reúna 22 votos a favor, es decir, la mayoría de los senadores en ejercicio. La oposición cuenta nominalmente con 23; a estos podría sumarse o no el del independiente Carlos Bianchi; los partidos de gobierno alinean a 19.

Ambos bandos diagnosticaban hasta este domingo un final muy estrecho.

En La Moneda, no obstante, dicen tener "esperanzas" de que se rechace la acusación en contra del exalcalde de Lo Barnechea. Al otro lado, los senadores de oposición reconocen que la votación "está muy ajustada". En este suspenso inciden las ausencias de congresistas, los reparos de algunos de éstos ante el escrito en que se basa la acusación y las gestiones del Ejecutivo, el que precisamente apuesta a las ausencias de los senadores para rechazar el líbelo, ya que hasta ahora ningún parlamentario de oposición ha señalado que votará en contra la acusación.

Hasta ahora está confirmado que no asistirán a la sesión -ni de hoy ni de mañana- los senadores Felipe Harboe (PPD) y José Miguel Insulza (PS). El primero -que no estará en Valparaíso- en entrevista con La Tercera dijo que "el Senado no es un buzón de las acusaciones", y el segundo -según la mesa del Senado- solicitó permiso constitucional para salir fuera del país. Con ambos fuera del tablero, la oposición cuenta con 21 votos. Los 22 los conseguirán si se les une Bianchi, quien históricamente ha jugado un rol decisivo en los desenlaces de las acusaciones constitucionales.

Su hijo, el diputado Karim Bianchi, votó a favor en la Cámara. Ambos hicieron lo mismo en el juicio político en contra de Andrés Chadwick. En el equipo del senador confirmaron que asistirá el martes, que votará y que "no va a evadir su responsabilidad ausentándose".

Posibles ausencias

En las bancadas del PS, del PPD y de la DC comentaban que podría haber otras ausencias. Entre ellas, mencionaron a Ximena Rincón (DC) y Juan Pablo Letelier (PS). Sin embargo, el equipo de Letelier confirmó que no estará el lunes -cuando la sala celebre una primera sesión en la que se dará cuenta de lo sancionado en la Cámara y en la que comenzarán a intervenir los senadores-, pero que sí asistirá a votar el martes.

En el caso de la senadora DC por el Maule, en la oposición comentan que tenía programado un viaje al extranjero, para el cual tendría comprados los pasajes; por eso podría asistir a la sesión de hoy, pero no a la de mañana. En vista de esto, Rincón habría intentado cambiar de fecha su ticket.

La Tercera intentó contactar a la senadora Rincón, pero no obtuvo respuesta.

Otra incógnita persiste. El senador PS Rabindranath Quinteros por estas fechas suele viajar a Taltal. En la mesa del PS y en su bancada dicen que la última vez que hablaron con él fue a mediados de la semana pasada. En el colectivo agregan que enfrentaría dificultades para regresar a Valparaíso, debido a las consecuencias del invierno altiplánico que afecta a la zona. Tampoco fue posible chequear con el senador Quinteros si estará o no presente mañana en la sala.

En privado, en el PS señalan que Quinteros estaría evaluando qué hacer. Y recuerdan que el hecho de haber sido intendente de Los Lagos (1990-2000) podría pesar en su decisión. También apuntan a que Rincón lo fue en Santiago (2005-2006).

Entre los congresistas opositores reconocen que algunos tienen reticencias y otros tajantes reparos ante la acusación. Que la califican de "débil" al culpar a Guevara de impedir el "derecho a reunión" consagrado en la Constitución. Insulza tenía esa misma objeción -cuentan- hace semanas, bajo el argumento que el derecho a reunión además era impedido por las protestas.

Harboe y otros senadores habrían evaluado que con ese argumento también habrían sido acusables todos los intendentes que alguna vez debieron tomar medidas de orden público, partiendo por los de su sector.

Ese mismo raciocinio usó el gobierno en sus negociaciones para tratar de desactivar el proceso en la Cámara. Dicen que fue -por ejemplo- lo que intentaron hacer con el diputado PS Raúl Leiva, exgobernador de Talagante. Pero no resultó: votó a favor.

Gestiones de Palacio

Pese a lo infructuoso de dicha táctica -que algunos en Interior han objetado por eso mismo-, en La Moneda afirman que insistirán con las gestiones hasta el final.

El responsable de las gestiones es Claudio Alvarado, subsecretario de Desarrollo Regional, pero por más de seis años subsecretario de la Segpres, y quien ha jugado un rol clave en las tratativas de acusaciones constitucionales. De ocho que van en los dos gobiernos piñeristas, ha ganado seis y ha perdido dos (Harald Beyer y Andrés Chadwick).

Alvarado pasó el fin de semana en Castro, Chiloé, pero realizó gestiones por teléfono. Junto a él trabajan los ministros Gonzalo Blumel, de Interior, y Felipe Ward, de la Segpres, más el subsecretario de esa cartera, Juan José Ossa.

El jueves 30 de enero, el Presidente Sebastián Piñera pidió a sus ministros políticos que "traten de hablar poco y hacer más", recalcando discreción y más negociación en el Congreso. Para el gobierno, dicen, si cae Guevara será una muy mala señal de manejo de orden público y alimentaría temores de nuevas acusaciones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.