Piñera y Fernández dan señales de unidad y cooperación tras tensiones

Fernández y Piñera ayer en La Moneda, junto a ministros de ambos países. Foto: Sebastián Beltrán Gaete / Agencia Uno.

El mandatario argentino concretó ayer su primer día de la visita de Estado, ocasión en la que se reunió con el Presidente chileno durante una hora. Ambos, además, lideraron la firma de una serie de acuerdos de cooperación.




Pasadas las 13.00 ingresó ayer a La Moneda el Presidente de Argentina, Alberto Fernández, acompañado de la primera dama de ese país, Fabiola Yáñez, y del resto de la comitiva de ministros que llegaron a Chile, entre ellos el canciller Felipe Solá.

El jefe de Estado transandino concretó así su primera visita de Estado y fue recibido, como es habitual, con honores por el Presidente Sebastián Piñera y la primera dama, Cecilia Morel.

En La Moneda había escepticismo respecto de la visita de Fernández, debido a que ambos gobiernos y mandatarios se han visto enfrentados por diferentes temas, entre ellos, el manejo de la pandemia, respecto a Prosur y el Grupo de Puebla. Esos episodios generaron un clima de tensión e, incluso, molestia en el gobierno chileno.

De hecho, en Palacio algunos creían que la visita no era conveniente, porque se podía “politizar” y generar episodios incómodos. Desde un comienzo, la llegada de Fernández al poder en Argentina, en reemplazo de Mauricio Macri, quien es cercano a Piñera, significó que el Mandatario chileno perdiera un aliado importante en la región. Esto, ya que con Macri había más “coincidencias políticas” por ser ambos de centroderecha.

La reunión entre ambos presidentes se prolongó por una hora. Foto: Sebastián Beltrán Gaete / Agencia Uno.

Sin embargo, pese a las tensiones previas, en el gobierno reconocen que la visita resultó “mejor” de lo esperado y, de hecho, ambos mandatarios, según estaba estipulado en el programa que se elaboró con anticipación, firmaron acuerdos y realizaron una declaración conjunta en la que intentaron dar señales de unidad.

Así, firmaron una serie de acuerdos relativos al área de la salud, para la construcción de un cable óptico, de reconocimiento de licencias de conducir y por canje de notas para establecer en el paso fronterizo San Sebastián el sistema de control integrado. Luego, ambos, acompañados de la comitiva, realizaron una declaración conjunta en La Moneda, en la que se elogiaron mutuamente.

El primero en hablar fue Piñera, quien destacó la visita de su par e indicó que “refleja la voluntad y el compromiso de ambos gobiernos y de ambos países de seguir estrechando lazos de amistad y de colaboración”, agregando que “la verdad es que los lazos entre Argentina y Chile son profundos y son muy antiguos. Desde el nacimiento de nuestras repúblicas hemos tenido profundos vínculos históricos”. En esa línea, el Mandatario calificó de fructífera la visita.

Fernández visitó junto a Piñera el Salón Blanco de La Moneda, donde se recrea el despacho de Allende.

Además, dijo que “desde que el general San Martín cruzó la frontera con el Ejército Libertador, Chile siempre ha visto con muy buenos ojos que los presidentes de Argentina crucen la cordillera y poder juntarnos”, una alusión histórica que sería correspondida después por Fernández, quien citó a Juan Domingo Perón para graficar la importancia de la relación entre ambos países. “Perón tuvo una frase que me marcó. Nos advirtió que el año 2000 podía encontrarnos unidos o dominados, pero en esa ocasión él habló de lo que llamaba el ‘plan ABC’, que es la unidad entre Argentina, Brasil y Chile. Advertía lo importante que era para nuestros países la comunión de objetivos”, dijo Fernández cuando realizó su intervención, junto con señalar que “aquella frase de Perón se mantiene vigente: Argentina y Chile son países hermanos indisolublemente, y así de hermanada tiene que estar toda América Latina”.

El mandatario transandino también agradeció el recibimiento y reconoció que “a veces pienso que si hubiésemos estado más juntos y más unidos, seguramente podríamos haber sobrellevado mejor las cosas. Bueno, ese tiempo ya pasó. Ahora tal vez sea la oportunidad de aprovechar la experiencia que la pandemia nos deja para entender la importancia del desarrollo en unidad entre argentinos, chilenos y latinoamericanos”.

El Jefe de Estado también sostuvo que a veces se destacan las diferencias entre ambos países, pero que “estoy aquí con el Presidente Piñera para ver cómo afrontamos el futuro juntos, chilenos y argentinos, en unidad, como corresponde, y tratando de ver cómo ponemos de pie a nuestros países y al continente después de un golpe muy duro como ha sido la pandemia”. Y agregó: “Luchar juntos para que las cosas nos sean más fáciles y salgan mejor (...). La unidad de nuestros pueblos nos hace muy fuertes, invencibles. No invencibles ante otras fuerzas u otros Estados, invencibles humanamente, invencibles ante el virus, invencibles ante el futuro que se aproxima”.

En la reunión de trabajo entre ambos mandatarios, que se extendió por cerca de una hora, en La Moneda comentan que si bien se esperaba que conversaran temas considerados “más complejos”, por ejemplo la continuidad de la relación de Argentina en Prosur o sobre la plataforma continental, finalmente no se habrían tocado. Este hecho, agregan, facilitó que el encuentro fuera más distendido.

Recorrido privado

Si bien no quedó establecido en el programa oficial chileno, finalmente el Presidente Piñera guió a Fernández en un recorrido por el Salón Blanco, que recrea la oficina del expresidente Salvador Allende. Esto, luego de que el líder argentino, en los días previos a su llegada, había solicitado hacer un homenaje en la tumba de Allende o en la estatua que se encuentra en la Plaza de la Constitución, una idea a la que el gobierno chileno se opuso, ya que no querían “politizar” la visita y mantener lo que se hace tradicionalmente.

Por eso, al igual como lo hizo con el Presidente español Pedro Sánchez, Piñera recorrió por unos minutos con Fernández -y las primeras damas- La Moneda, ocasión en la que no se tomaron fotografías oficiales por parte del gobierno chileno. A la actividad finalmente no concurrió, como había transmitido el gobierno, la senadora Isabel Allende (PS).

Encuentro con otros poderes

Tal como es habitual en las visitas de Estado, Fernández se reunió también con los líderes de los otros poderes del Estado: del Congreso y de la Corte Suprema.

Así, tuvo citas con la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD); el presidente de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen (RN), y el titular de la Corte Suprema, Guillermo Silva.

Más tarde concretó una cita de carácter más político en la residencia del embajador de Argentina, a la que fueron invitados varios parlamentarios de oposición (ver recuadros). Al respecto, si bien en La Moneda y en la Cancillería sacaban cuentas alegres de la visita, estaban pendientes -al cierre de esta edición- de lo que ocurriría en ese encuentro con dirigentes de oposición y del discurso que el mandatario transandino realice hoy en la Cepal.

Esta última es otra de las actividades que tiene contemplado Fernández para su último día en Chile, junto con una reunión con el expresidente Ricardo Lagos y otra cita con empresarios.

Los jefes de Estado junto a las primeras damas ingresando ayer a Palacio. Foto: Mario Tellez / La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.