Presidencialismo atenuado y bicameralismo asimétrico: Sistema Político alcanza acuerdo con mayoría de colectivos

Los convencionales que integran la instancia ingresaron ayer, al límite de que venciera el plazo, las indicaciones para elaborar el informe de reemplazo que deberá ser votado en general nuevamente en el pleno. La instancia acordó, entre otras materias, eliminar las figuras de vicepresidente y ministro de gobierno que acompañaban al Presidente; estableció un Congreso de Diputadas y Diputados y una "Cámara de las Regiones”. Sin embargo, no hubo consenso respecto a si se debe equipar a los movimientos sociales con los partidos políticos. La derecha y el Colectivo del Apruebo, por su parte, enviaron sus propias propuestas.




A las 23:43, 16 minutos de la hora límite para presentar las indicaciones, los convencionales de la comisión de Sistema Político enviaron el correo que tenía adjunto el informe de reemplazo, de 23 páginas, que han elaborado desde el fracaso en el pleno del informe anterior. “Gran acuerdo”, se titulaba el asunto del correo. Estaban felices. Tanto, que bajaron riendo las escaleras del ex Congreso, desde el tercer piso al primero, para hacer un punto de prensa cuando el reloj rozaba la medianoche. A esa hora, las reuniones que comenzaron siendo transversales concluyeron sin la derecha, el Colectivo del Apruebo y parte de los independientes, quienes se retiraron antes.

En total, el texto suma 60 artículos, 35 menos que el del informe original. Así, finalmente adhirieron al acuerdo final el Colectivo Socialista, el Frente Amplio, Chile Digno, Independiente No Neutrales, Movimientos Sociales Constituyentes, Pueblo Constituyente y la Coordinadora Plurinacional. De esta manera, de los 25 integrantes de la comisión se sumaron 17.

En la propuesta se presentó un modelo de presidencialismo atenuado y un Congreso bicameral asimétrico, formado por una Cámara de Diputadas y Diputados -integrado por no menos de 155 miembros-, y una Cámara de las Regiones -compuesta por un mínimo de tres integrantes por región-. Ambos organismos respetarán el principio de paridad y plurinacionales.

“Hemos podido ingresar indicación de consenso”, dijo una de las coordinadoras de la comisión, Rosa Catrileo (Pueblo Mapuche), a las 23.51, en un punto de prensa en el que estuvieron la mayoría de los convencionales que suscribieron al documento. En tanto, el otro coordinador, Ricardo Montero (Colectivo Socialista), añadió que “es un acuerdo amplio de diferentes sectores”.

Si bien la mayoría de los convencionales quedaron conformes con el acuerdo alcanzado -el cual se negoció durante seis días consecutivos en extensas jornadas-, Pueblo Constituyente reconoció su descontento debido a que finalmente no se logró incluir en el documento final lo relativo a la participación de movimientos políticos y listas de independientes. “No se toca la lista de independientes, lo vemos con la preocupación (...). Y nos reservamos el derecho a presentar nuestras indicaciones”, afirmó Francisca Arauna.

Finalmente en la propuesta, en su capítulo sobre elección de escaños reservados, se menciona que “las organizaciones políticas son entidades públicas no estatales, de carácter voluntario, que concurren a la formación de la voluntad popular” y que la ley regulará sus condiciones de constitución, organización funcionamiento y disolución. Además, se especifica que la ley regulará “las condiciones del ejercicio de este derecho”. Así, no se hace una distinción entre partidos y movimientos políticos, una discusión que durante la semana y en las horas finales de negociación entrampó a la comisión.

Esto debido a que algunos de los colectivos de independientes -como Pueblo Constituyente, la Coordinadora Plurinacional y Movimientos Sociales- defendieron la existencia de organizaciones equiparables a los partidos políticos que pudieran participar en las elecciones populares. Finalmente, como no hubo consenso en incluirlos en la propuesta, por lo colectivos cercanos a partidos políticos se opusieron, se decidió que sea una materia regulada por ley y no por la Constitución.

Las horas previas

Aunque continuaron los momentos de tensión, el ambiente estuvo mejor que otros días. Ese era el balance que realizaban cuatro integrantes de la comisión de Sistema Político de la Convención Constitucional que trabajaban contra reloj para alcanzar un acuerdo en las indicaciones que servirán de base para el informe de reemplazo de esa instancia.

Así, las tratativas, que se realizaron durante todo el fin de semana y que continuaron ayer hasta cerca de la medianoche, se enfocaron en terminar de resolver dos principales nudos: lo relativo al Poder Ejecutivo particularmente sobre la figura que acompañaría al Presidente de la República y, en segundo lugar, sobre la participación de los movimientos sociales.

Lo primero, sin embargo, se zanjó temprano. Luego de varios puntos de tensión vividos durante el fin de semana, donde el Frente Amplio defendió mantener la figura del ministro de gobierno y el PC y la derecha buscaban mantener la idea de un vicepresidente, quien era escogido junto al Mandatario. Finalmente se desecharon las dos alternativas. Esto, debido a que ninguna contaba con los dos tercios necesarios para pasar la votación en el pleno y decidieron “no seguir dilatando” la discusión.

Los convencionales, durante la jornada, tuvieron al menos tres recesos en los que salían a conversar a los patios del ex Congreso. Los avances los iban escribiendo en un documento online compartido entre los integrantes de la comisión, donde iban añadiendo y eliminando artículos.

Un tema ligado al Ejecutivo que quedó pendiente fueron los nombramientos del Presidente. Con algunos reparos de la derecha, quedó enunciado de forma general en la Constitución que el Presidente se encarga de determinar los nombramientos de acuerdo a lo que establezca la misma Carta Magna. También, según señalaron algunos convencionales, esta atribución dependería de lo que pase en la comisión de Sistemas de Justicia o incluirlo, posteriormente, en la discusión en particular.

Las atribuciones de la cámara que reemplaza al Senado

Respecto al Poder Legislativo, en tanto, se ratificó que el nombre de la cámara política se denominará como Congreso de Diputadas y Diputados, mientras que la cámara territorial se llamará Cámara de las Regiones.

Así, la nueva figura tendrá facultades relativas al presupuesto anual, a la elección, designación, competencias, atribuciones y procedimientos de los órganos y autoridades de las entidades territoriales, las que establezcan los mecanismos de distribución fiscal y presupuestaria, así como las que alteren la división política o administrativa del país.

La nueva cámara también estará a cargo de leyes de reforma constitucional en los poderes Legislativo y Ejecutivo, al Servel, en la Contraloría y los órganos territoriales. Asimismo, podría intervenir en votaciones populares y escrutinios, en la ley de organizaciones política, en aquellas que ratifiquen el estatuto regional y otras que la nueva Constitución califique como de acuerdo regional.

Sin embargo, se decidió postergar la atribución sobre acusaciones constitucionales. En esa materia también se generaron diferencias fuertes entre la derecha y el Colectivo Socialista versus el Frente Amplio y el Partido Comunista.

Los primeros plantearon durante la cita sus reparos y transmiten que este es un tema clave, pues acusan que quienes anteriormente defendieron el unicameralismo quieren que solo el Congreso de Diputadas y Diputados la pueda impulsar y fallar por mayoría simple, y que no intervenga la cámara regional. De esta forma, agregan, que se arriesga que el Presidente tenga que llegar a acuerdos con el Congreso para elegir a su gabinete, lo que iría en contra del régimen presidencialista.

Según explican los integrantes de la comisión, la idea es que luego de que se apruebe en general en el pleno, se presenten indicaciones en la discusión en particular para regular esta materia o que pueda ser incluido en la comisión de Principios Constitucionales.

Las indicaciones propias

Pese a que han participado activamente de las reuniones y negociaciones, la semana pasada los colectivos de la UDI y RN-Evópoli-IND transmitían que presentarían, de forma paralela a la propuesta de la comisión, un conjunto de indicaciones propias. Aunque, en privado, reconocen que son más bien “testimoniales’' , sostienen que reafirman un punto político. Además admiten que, si bien saben que la mayoría serán rechazadas, algunas medidas las presentaron en línea con lo conversado en estos días de negociaciones.

La propuesta de la UDI, en tanto, quedó plasmada en un documento de 29 páginas. En el texto se reafirma la figura del vicepresidente, se establece que el Congreso Nacional está compuesto por dos cámaras -de diputados y el Senado- y que ambas entidades concurren a la formación de leyes. Además, se menciona que los miembros del Senado se escogen en consideración de las regiones del país, con representación equivalente e independiente de su proporcionalidad poblacional.

Entre las atribuciones exclusivas del Senado presentes en la propuesta, está el conocimiento de las acusaciones que la Cámara de Diputados entable, declarar -por dos tercios de sus miembros- la inhabilidad del presidente por impedimentos físicos o mentales y pronunciarse “cuando corresponda” sobre los estados de excepción.

Por su parte, Fuad Chahin (Colectivo del Apruebo) presentó un documento de 53 páginas con indicaciones, a las que adhirió Renato Garín (IND) y otros cinco convencionales del Colectivo del Apruebo. En el texto, entre otras cosas, se insistió en mantener la figura del ministro de gobierno.

La comisión de Sistema Político continuará trabajando este martes para comenzar la discusión de qué medidas incluir en el informe de reemplazo, el cual tienen plazo para presentar hasta el próximo 3 de abril, el que será sometido en el pleno en una fecha aún por confirmar. De aprobarse, comenzará su revisión en particular y se abrirá un nuevo proceso de indicaciones. En este contexto, otro de los temas que ya inquieta a algunos convencionales es lo que viene después: la definición de los transitorios para la implementación de lo aprobado en el pleno, para lo cual aún no hay definiciones de cómo será el proceso.

Consultado por La Tercera, el vicepresidente de la Convención, Gaspar Domínguez (Independientes No Neutrales) sostuvo: “La mesa directiva está trabajando en conjunto con todos los colectivos políticos para lograr consensuar un mecanismo que permita definir la mejor manera de discutir las normas transitorias, en términos de forma y tiempo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.