“Soy la Constitución”: las propuestas de preámbulo que buscan ser parte de la introducción del borrador de nuevo texto constitucional

Los convencionales ingresaron seis propuestas que buscan servir de introducción a la nueva Constitución. Los párrafos presentados van desde el reconocimiento del Estado de Chile a los derechos consagrados en la Carta Magna. Incluso algunos incluyen duras críticas hacia el proceso Constituyente. ¿Qué dicen las propuestas que deberán ser discutidas y votadas por la última comisión de la Convención? Aquí algunos extractos.


El próximo 13 de mayo finaliza el proceso para votar los últimos artículos que entrarán al borrador de la nueva Constitución para dar paso a una nueva y última etapa de trabajo dentro de la Convención Constitucional.

Así, desde el 16 de mayo la Comisión de Preámbulo comenzará con su trabajo para redactar la introducción que será incluida en la propuesta de nueva Constitución.

El convencional Ricardo Neumann (Unidos por Chile), quien integrará la esta instancia, explicó que recién el próximo lunes 9 de mayo tendrán su primera reunión para organizar su trabajo y posterior funcionamiento. En tanto, comenta que es importante poder desarrollar un preámbulo “sencillo y honesto”: “Hay que buscar el minimalismo y los conceptos claros que tanta falta le han hecho a la redacción de las normas de la Convención. Una introducción que nos permita salir de la autocomplacencia que ha reinado en el ex Congreso. Evitar el autobombo y tanto adjetivo rimbombante”.

Este viernes distintos colectivos de la Convención ingresaron seis propuestas de preámbulos que deberán ser evaluadas y votadas por los 15 miembros de la comisión y luego por el pleno.

Dentro de los textos ingresados se pueden evidenciar elementos comunes y otros distintivos. Por un lado, la mayoría de las propuestas destaca “los derechos inherentes de las personas”, la “promoción del bien común” y la “unión entre compatriotas”.

No obstante, dentro de sus notables diferencias se destaca la extensión de los textos -algunos cuentan con un párrafo mientras que otros con más de 15-, agradecimientos a Dios y el uso de la Constitución como “narrador protagonista”.

“Soy la Constitución de Chile”

Una de las primeras propuestas ingresadas promete “ser amigable y acogedor con todos los lectores, sean o no juristas”, por lo que el texto se encuentra escrito en “primera persona” donde quien narra el texto es la propia Carta Magna.

No soy un mero documento más. No seré solo de algunos pocos. Soy mucho más, permitiré mejores acuerdos en pos de una construcción conjunta, para lograr una nueva y mejor comunión, reivindicadora, fraterna, con respeto a nuestra identidad y diferencias. Soy la fe de todos los pueblos, soy la creencia en un mundo mejor, reflejo todos sus sueños, soy la razón para imaginar que un nuevo porvenir sí es posible. Soy fuerza transformadora.

Propuesta de preámbulo presentada por los convencionales de los convencionales constituyentes señores Hernán Velásquez y Marcos Barraza; Roberto Celedón; Hugo Gutiérrez; Nicolás Núñez; Fernando Tirado y de las convencionales señoras Gloria Alvarado; Adriana Cancino; Alejandra Flores; Giovanna Grandón; Valentina Miranda; Ericka Portilla; Ramona Reyes; Loreto Vidal y Carolina Videla

“Hacia una Patria más justa”

Según se lee en la propuesta de un párrafo, este texto busca recoger “el espíritu que debiera tener nuestra eventual nueva Constitución”.

Nosotros, los chilenos, con el propósito de continuar transitando hacia una Patria más justa, en la que se reconozca a Dios como fuente de la dignidad intrínseca y los derechos inherentes de cada persona humana, en la que se promueva el auténtico bien común y la fraternidad entre compatriotas, en la que se respete genuinamente la libertad y en la que se nos inste a cumplir con el deber de legar a las generaciones futuras un país unido establecemos esta Constitución para Chile, como ley básica del Estado.

Propuesta de preámbulo presentada por los convencioanles Ruth Hurtado; Carol Bown; Rocío Cantuarias; Claudia Castro; Margarita Letelier y Geoconda Navarrete y de los convencionales señores Martín Arrau y Bernardo Fontaine

Protectora de los frágiles y promotora de unidad

La tercera propuesta también busca ser breve y recoger “el espíritu o la intención de los autores de dicho cuerpo normativo”.

Nosotros, chilenos de los más diversos orígenes personales y culturales, en reconocimiento de dicha diversidad y de la radical igualdad en dignidad y derechos, y en respeto de los Tratados Internacionales vinculantes para nuestro país y con el objeto de continuar construyendo una comunidad respetuosa de la persona, protectora de los frágiles y promotora de la unidad, adoptamos la siguiente Constitución.

Propuesta de preámbulo presentada por los convencionales Raúl Celis; Luis Mayol; Cristián Monckeberg; Manuel José Ossandón; Alvaro Jofré; Luciano Silva y Roberto Vega y de las convencionales señoras Patricia Labra; Angélica Tepper y Paulina Veloso

“Somos naturaleza, somos historia, somos humanes”

La propuesta presentada por colectivos de izquierda e independientes busca integrar un lenguaje más amplio e inclusivo dentro de la propuesta de introducción constitucional. Dentro de su propuesta se puede ver alusión a la naturaleza, a los distintos pueblos y naciones, a la historia y los territorios. Aquí un extracto.

Somos distintos pueblos y naciones, hemos comenzado a reconocernos en un mismo país, a sanar las heridas del pasado y construir un mañana donde nuestras niñas y niños ya no estarán atados a los prejuicios y a la separación.

Somos humanes, construyendo nuestros destinos, con distintas miradas, sin distinciones de género y creencias, iguales en derechos y dignidad, buscando el justo equilibrio en la complementariedad.

Somos todos, afrontando juntos el presente y mirando con ilusión el futuro.

Somos Chile.

Propuesta de preámbulo presentada por los convencionales Fernando Salinas; Daniel Bravo; Francisco Caamaño y César Uribe y de las convencionales señoras Adriana Ampuero; Francisca Arauna; Dayyana González; Natalia Henríquez; Loreto Vallejos; Ingrid Villena y Camila Zárate

Cambio climático, justicia ambiental y ecosistemas

Por otro lado, los convencionales también propusieron un preámbulo donde la Constitución reconozca la relación del ser humano con la crisis climática, la naturaleza, los territorios y la educación”. El texto dice así:

La Constitución reconoce la relación indisoluble del ser humano con la naturaleza, la vulnerabilidad climática, el deber de respetar los ciclos naturales de la vida y los principios de solidaridad, responsabilidad y justicia ambiental, para con las generaciones presentes y futuras.

El Estado y sus agencias, las regiones y los gobiernos locales deberán garantizar modelos sustentables de desarrollo, con enfoque ecosistémico y respetuosos de la diversidad cultural de comunidades y naciones.

El Estado, además, deberá resguardar y garantizar la dignidad y el bienestar humano de todas las personas, a través de la mejora de la calidad de vida, garantizada por la implementación de derechos sociales, económicos y culturales con equidad social, igualdad de oportunidades y la distribución equitativa de las ganancias del desarrollo, con especial atención a grupos vulnerables.

Propuesta de preámbulo presentada por los convencionales Cristina Dorador; Alondra Carrillo; Elisa Giustinianovich; Vanessa Hoppe; Janis Meneses; María Elisa Quinteros; Manuela Royo y Carolina Vilches y de los convencionales señores Bastián Labbé y Alvin Saldaña

“Dios, la patria y la historia juzgarán”

Por último, la propuesta presentada por miembros de colectivos de derecha, si bien reconoce el proceso constituyente, también entrega una fuerte crítica en torno a las normas y la propuesta constitucional que se presentará ante la ciudadanía.

Conscientes de la naturaleza intergeneracional del presente pacto, advertimos a generaciones futuras que el proceso del cual surgen las siguientes normas constitucionales ha olvidado el valor de nuestra historia y sus lecciones.

En vez de unir a Chile bajo el justo manto de la igualdad ante la ley, la Convención Constitucional decidió desmembrar nuestra convivencia en añicos territoriales, burocráticos e identitarios, subordinando a prioridades colectivistas los derechos fundamentales de las personas.

Dios, la patria y la historia juzgarán si esta fue una oportunidad perdida para darle a Chile un futuro esplendor.

Propuesta de preámbulo presentada por los convencionales Ricardo Neumann; Rodrigo Álvarez, Eduardo Cretton; Felipe Mena y Pablo Toloza y de las convencionales señoras Marcela Cubillos; Constanza Hube y Katerine Montealegre

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El timonel del gremialismo fue increpado justo en el momento en que ingresaba a Canal 13 para participar del programa Mesa Central. Francisco Muñoz, más conocido como Pancho Malo, junto a un grupo de personas que se hacen llamar "Patriotas", acusaron al senador de "traidor" mientras se impedía su paso.