Aseguradoras salen a competir con el retiro programado y lanzan ofertones en rentas vitalicias

Desde hace más de un año los pensionados prefieren optar por un retiro programado antes que una renta vitalicia, porque la primera ha estado más atractiva. Pero ahora las aseguradoras han ido mejorando sus ofertas, mientras que el regulador bajó la tasa del retiro programado, por lo que la diferencia se estrechó a niveles no vistos hace algunos años.




Las rentas vitalicias ya llevan más de un año sin repuntar, con caídas porcentuales de dos dígitos en el número de ventas. Sin ir más lejos, en 2020 el número de pólizas que se vendieron cayeron 60,8% respecto a 2019, ya que solo 13.686 pensionados escogieron esta modalidad, según información de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

En tanto, hasta abril de este año se habían comercializado 3.112 pólizas, lo que se compara con las 7.255 que llevaban las aseguradoras en igual periodo de 2020.

Es que hasta ahora el retiro programado estaba siendo el favorito de los pensionados, principalmente por dos motivos. En primer lugar, por la gran diferencia que hubo entre la tasa del retiro programado y la tasa de la renta vitalicia, lo que hacía más atractiva la primera que la segunda. En segundo lugar, producto de que por los retiros del 10% de las AFP, algunos prefirieron quedarse en las administradoras.

Pero ahora algunas compañías están mejorando sus ofertas en rentas vitalicias, y en algunos casos durante mayo la diferencia del monto ofrecido versus un retiro programado llega a ser solo de un 1%. De esta manera, las rentas vitalicias vuelven a tener atractivo, considerando que se garantiza ese monto de por vida, y no solo hasta que se acaba el fondo, como el retiro programado.

La directora de Brain Invest, María Eugenia Jiménez, dice que “desde hace años las diferencias entre el retiro programado y la renta vitalicia fluctuaba entre 5% y 6% en el caso de los hombres, y en las mujeres era el doble. Hoy, estar bajo el 1%, o 0,5%, o máximo un 2% en un hombre, no lo había visto nunca”.

De esta manera, comenta que “es una oportunidad optar hoy por renta vitalicia”. La ejecutiva cree que las aseguradoras habrían mejorado sus ofertas por la necesidad de liquidez inmediata que podrían requerir dado el “retiro” en rentas vitalicias.

Pero también cuenta que existe otro factor: en 2020, principalmente entre julio y septiembre, las ofertas de rentas vitalicias estaban cerca de un 20% por debajo del retiro programado, pero esa diferencia se vio intensificada porque la tasa de retiro programado para el cálculo de la pensión era de 4,32% en ese momento, versus la tasa media de rentas vitalicias que en ese momento era de entre 1,6% y 1,7%.

En esa línea, explica que a fines de 2020 esa diferencia disminuyó, porque la tasa de interés con la cual se calculaba el retiro programado desde octubre hasta el 31 de diciembre fue de 3,91%, por lo que la oferta de rentas vitalicias estuvo más bien en un 12% o 15% promedio por debajo del retiro programado. Y ya en enero la tasa para el cálculo del retiro programado bajó a 3,71%, “y ahí las diferencias en las compañías respecto al retiro programado, se acercaron más bien al 10% en el caso de los hombres, y un 14% o 13% en las mujeres”, dice Jiménez.

Pero ahora, desde el 1 de abril, la tasa de interés con la cual se calcula el retiro programado es de 3,08%. En tanto, las aseguradoras también han venido subiendo sus tasas. Así por ejemplo, según cifras de la CMF, por el lado de las aseguradoras la tasa medida de mercado en abril llegó a 2,81%; siendo la más alta la de Security con 2,95%. De esta manera, la tasa media de abril es la mayor que ofrecen las compañías al menos desde abril de 2018.

En marzo de este año la tasa media era de 2,72%, por lo que ya venía al alza respecto al 2,42% que registró en diciembre de 2020, o el 1,6% de agosto del año pasado.

Ann Katharine Clark, presidenta de la Asociación Gremial de Asesores Previsionales, dice que hay que evaluar dos cosas sobre este tema. “Por un lado, la tasa de retiro programado es inferior a la tasa de rentabilidad esperada para un fondo E, eso significa que está siendo muy conservador lo que la Superintendencia está proyectando para el futuro”.

Por otro lado, la presidenta del gremio dice que “tenemos las rentas vitalicias, que están ofreciendo una tasa muy superior de lo que han ofrecido en los últimos cinco años. Eso hace que en este minuto el retiro programado y las rentas vitalicias estén compitiendo fuertemente, siendo un buen momento para invertir en una renta vitalicia”.

A esto mismo apunta Bernardita Infante, jefa de estudios previsionales de la consultora Alfredo Cruz y Cía, quien comenta que “hasta marzo, la tasa de retiro programado estaba mucho más alta que la de las rentas vitalicias, estaba en 3,71%, dado que se proyectaba que la rentabilidad de los fondos iba a ser de ese nivel. Pero a partir de abril, la tasa de retiro programado bajó a 3,08%; y al contrario, las tasas de las rentas vitalicias han ido subiendo, por lo tanto, la brecha entre la renta vitalicia y el retiro programado ha disminuido”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.