La columna de Arturo Cifuentes: “Cobre y caos; expertos y predicciones”

La columna de Arturo Cifuentes: “Cobre y caos; expertos y predicciones”

"Convengamos en que hacer predicciones a diez años, no solo del precio del cobre, sino que, de cualquier otra cosa, es un ejercicio inútil, por no decir ridículo".



El año pasado el Comité Consultivo del Precio de Referencia del Cobre (CCC) estimó que este estaría alrededor de 380 centavos de dólar por libra durante el año 2024. Estos últimos meses el precio ha fluctuado entre 450 y 510. Evidentemente, es prematuro concluir que los expertos se equivocaron. La discrepancia, sin embargo, invita a reflexionar. Y en este contexto, un informe acerca del CCC que Clapes publicó en junio de 2023 parece relevante.

Considerando la importancia que el cobre tiene para la economía chilena, el año 2002 se creó el CCC. La idea era que la Dipres preparara el presupuesto de la nación, usando como referencia el precio proyectado por el CCC.

Un examen de las predicciones hechas por el CCC no es auspicioso: estas son comparables a las anticipadas por el mercado de futuros y, por lo tanto, no agregan mucho valor. El informe también muestra que: en los primeros años de funcionamiento del CCC existía un alto grado de concordancia en las proyecciones de los expertos, el que tendió a desaparecer con el tiempo, y a partir del año 2010, cuando se les exigió a los expertos que entregaran junto con sus proyecciones un análisis justificándose, se advirtió un mejoramiento en la calidad de estas.

El informe de Clapes sugirió varias recomendaciones para mejorar el funcionamiento del CCC: hacer todos los años un postmortem para evaluar la experiencia del año anterior, y posiblemente eliminar a los expertos con un mal récord predictivo; incorporar el CCC a un consorcio internacional de entidades orientadas a hacer predicciones de precios de commodities; e incorporar expertos extranjeros para ampliar la diversidad de criterios usados en las proyecciones.

Este último punto es relevante, las actas del CCC revelan que los métodos usados por algunos expertos son un poco ingenuos. Dicho esto, hay que ser honestos: el precio del cobre exhibe una conducta caótica, en el sentido matemático del término. Un estudio australiano del año 2018, que consideró datos desde el año 1900, es elocuente. Por lo tanto, cualquier intento por predecirlo con regresiones lineales o modelos estacionarios, está destinado al fracaso. Más aún, si se trata de predicciones con un horizonte de diez años.

Efectivamente, ¡Diez años! Ese es el mandato del CCC. Convengamos en que hacer predicciones a diez años, no solo del precio del cobre, sino que, de cualquier otra cosa, es un ejercicio inútil, por no decir ridículo.

En el fondo, la verdad es que a los miembros del CCC se les ha dado una tarea imposible. Más que criticarlos, hay que compadecerlos.

*El autor de la columna es investigador principal de Clapes UC

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.