Las tasas de los créditos hipotecarios llegan a una nueva marca en el arranque de noviembre

El promedio de las tasas de los créditos para la vivienda se situó en su nivel más alto desde junio de 2014.




Por cada semana que pasa, el sueño de la casa propia (o departamento) se vuelve cada vez más difícil. Primero, porque los precios de los inmuebles están altos y, segundo, por las tasas de los créditos hipotecarios.

En efecto, la tasa de estos créditos no para de subir y en la primera semana de noviembre el promedio llegó al 4%, de acuerdo a los datos del Banco Central. Se trata de su cota más alta desde la primera semana de junio de 2014. Sí, más de siete años.

Los precios de los créditos destinados a la vivienda han venido subiendo de manera constante en las últimas semanas, en línea con el aumento de la tasa rectora.

Bancos reportan condiciones menos flexibles para el otorgamiento de créditos hipotecarios y de consumo
Departamentos

Cabe recordar que, en sus dos últimas reuniones de política monetaria, el Banco Central ha aplicado dos potentes aumentos en la tasa de interés (los más fuertes en más de dos décadas) que ha sorprendido al mercado y los expertos.

Estos aumentos van en línea con el incremento que han mostrado los precios del consumidor, los cuales también han sorprendido al mercado y las autoridades económicas. La tasa de interés es la herramienta que tiene el instituto emisor para controlar la inflación.

Miembros del Consejo del Banco Central de Chile. De izquierda a derecha: Alberto Naudon, Joaquín Vial (Vicepresidente), Mario Marcel (Presidente), Pablo García y Rosanna Costa.

Y la proyección de los expertos es que las tasas hipotecarias deberían seguir subiendo. Claro porque en medio de las presiones inflacionarias que atraviesa la economía chilena, lo más probable es que la entidad dirigida por Mario Marcel continúe con el retiro del estímulo monetario.

En Banchile esperan que la tasa rectora incluso llegue al 6% en el primer semestre de 2022, con todo lo que eso significa para el precio de los créditos hipotecarios.

Esto, además en un escenario de un mercado financiero “seco” de papeles de largo plazo, como indican algunos expertos, debido a los retiros y las perspectivas de un cuarto y, además, del posible fin de las AFP, por lo que los bancos se están financiando a tasas mayores, lo que se traspasa a los consumidores finales.

Toctoc estimó en ese contexto que un 40% de los hogares ya no será elegible para créditos hipotecarios por la baja de los plazos para pagarlos (los bancos ofrecen préstamos por hasta 20 años) y, obviamente, el alza de tasas. Un estudio de Colliers reveló que estos dos factores pueden implicar un incremento de hasta 60% en las cuotas de los dividendos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.