¿Qué es la huella de carbono?


Pensemos en un producto, como un par de zapatos, para medir el impacto ambiental que tienen, no basta con saber cuánto en su proceso de manufactura, también hay que considerar de qué materiales están hechos, de dónde vienen esos materiales, cómo es el proceso productivo y luego qué pasa cuando los zapatos cumplen su vida útil.

Si sumamos todos estos flujos de materia y energía, y los llevamos a la misma unidad -dióxido de carbono equivalente CO2 eq- obtenemos la llamada huella de carbono. Sin embargo, el CO2 no es el único factor de impacto medible, también se puede calcular el impacto de acidificación en el océano, la utilización de agua (huella hídrica) y eutrofización de aguas, entre otras.

Existen varias formas de medir y verificar huellas ambientales a nivel corporativo, siendo el estándar internacional ISO 14.064 el que reúne y estandariza todos los procesos metodológicos a nivel mundial. El cálculo de huella es un proceso complejo y consta de dos grandes etapas: medición de la huella y su posterior verificación.

* Ingeniera de proyectos de CYCLO Sustainability.



Seguir leyendo