“Ómicron puede afectar a los niños más severamente”: médicos advierten que variante está produciendo alza de contagios en menores

¿Cómo saber si un niño está resfriado o con síntomas de Ómicron? Aunque aún no se reportan casos de la nueva variante de menores en Chile, los casos con esta cepa comienzan a aumentar en el extranjero.




Cuando Chile ya registra una significativa alza en los casos diarios, reportándose en las últimas 24 horas un total de 3.134 contagios, el número más alto desde hace seis meses, y en el mundo los contagios por Ómicron continúan en una alza, surgen más dudas de cómo la variante descubierta en Sudáfrica afectará a distintos grupos etarios, especialmente a los niños y niñas.

Como es el caso que reporta Estados Unidos, que batió el récord de infecciones por Covid-19 en un día, con más de un millón de personas que dieron positivo a Sars-CoV-2, y donde se están reportando importantes aumentos en los contagios y complicaciones en menores contagiados, al igual que en la población adulta.

El Dr. Nathaniel Beers , pediatra del Children’s National Hospital y presidente del HSC Health Care System (Sistema de Asistenacia Sanitaria) de EE.UU. dijo en una entrevista para goodmorningamerica.com, que Ómicron puede afectar a los niños, especialmente a los más pequeños, de forma más severa debido a la localización de sus síntomas.

“La enfermedad tiene un aspecto diferente al de cepas anteriores, con muchos más síntomas en las vías respiratorias superiores, y los niños tienen vías respiratorias más pequeñas, sobre todo los más pequeños”, señaló. “Por lo tanto, la importancia de la enfermedad es mayor en los niños que son más jóvenes, debido a esa vía aérea más pequeña y a la inflamación de las vías respiratorias superiores relacionada con eso”.

Sin embargo, en el caso de Chile actualmente el escenario es completamente opuesto.

Hasta el momento no se reportan hospitalizaciones ni el aumento de éstas en niñas y niños relacionadas a la variante Ómicron. Lo que los especialista atribuyen en mayor parte a la vacunación (que ya es a partir de los 3 años en adelante).

En Estados Unidos hay muchos niños que no están vacunados o que incluso aún no son aprobados para la inoculación, “y la mayoría no está con esquema completo” convirtiéndose en un grupo que es más susceptible al no estar vacunados, señala la Dra. Alejandra King, inmunóloga infantil de Clínica Alemana y miembro CAVEI.

Quien recalca la importancia de la vacunación en Chile, “aquí tenemos Sinovac (y ya se aprobó Pfizer) y es una muy buena vacuna para los niños, así que la idea es que los niños desde los 3 años en adelante se vacunen” recordando también que no sólo basta con una dosis, ya que “desde la segunda es cuando se está más protegido”.

Foto: REUTERS/Sarah Meyssonnier/File Photo

La Dra. Lorena Tapia, pediatra infectóloga, investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas ICBM Facultad de Medicina Universidad de Chile e integrante del comité asesor de vacunas, concuerda con que lo más relevante para prevenir una futura enfermedad grave por Covid-19 y en especial por Ómicron es vacunar a los más pequeños.

“Sabiendo que hay papás que pueden tener dudas al respecto y como he visto el avance y proceso de la vacuna y lo seguras que han sido en los niños, mi recomendación es que los vacunen para enfrentar Ómicron, las variantes que vienen, las subsiguientes y así en más”.

Además, el Dr. Stanley Spinner, director médico y vicepresidente de Texas Children’s Pediatrics y Texas Children’s Urgent Care dijo a ABC News, que los padres también deberían preocuparse de los posibles efectos que vayan a tener a largo plazo los pequeños que se contagien en vez de cualquier riesgo potencial de la vacuna.

Cabe recordar que luego del inicio de la pandemia se comenzaron a detectar casos del Síndrome Respiratorio Multisistémico (PIMS por sus siglas en inglés) que es una afección a largo plazo que puede llegar a ser mortal en menores y adolescentes que tuvieron Covid-19. Pero esta situación afortunadamente se ha visto disminuida, al igual que las hospitalizaciones, desde que comenzó el proceso de vacunación en los más pequeños, señala la Dra. Tapia.

Pero en relación a Ómicron, aún “no sabemos cómo nos vamos a comportar en Chile porque hay mucha más población vacunada adulta, y estamos recién teniendo la nueva variante así que no podemos decir exactamente lo que va a pasar” explica la Dra. de Clínica Alemana.

Foto: REUTERS/Carlo Allegri

¿Cómo saber si mi hija(o) está resfriado o con síntomas de Ómicron?

Nuevos estudio han mostrado que la variante que se está convirtiendo en la principal en varios países del mundo tiene síntomas más parecido a un resfrío común y que también pueden incluir náuseas y pérdida del apetito, fatiga y dolores de cabeza.

Situación que puede hacer más difícil diferenciar entre una enfermedad u otra. La pediatra infectóloga del ICBM, cuenta que los especialistas en menores ven comúnmente y varias veces en un año resfríos en los más pequeños. Esto porque “en sus primeros años de vida se ponen por primera vez en contacto con los distintos virus respiratorios de distintas clases” y con el pasar de los años se comienza a tener mayor inmunidad.

Por lo mismo, es importante que ahora que quienes estén a cargo de los más pequeños de la casa estén más alerta a los síntomas que puedan estar generando, ya que es dificil poder diferenciar a simple vista.

La inmunóloga infantil de Clínica Alemana dice que lo mejor en estos casos, y “si uno tiene la duda es que se hagan el diagnostico diferencial” con una PCR.

Prueba que es muy importante realizar, porque “cuando no pesquisas ese tipo de enfermedad puede pasar que se transmita en niños y en adultos también, pero además en los niños, que es más habitual que tengan resfríos en la vida, puede ser que eso facilite más la transmisión” agrega Tapia.

¿Qué hacer si el menor da positivo a Ómicron?

“Afortunadamente Ómicron y al igual que las infecciones en niños son en la mayoría leves -eso es lo que sabemos hasta el momento- por lo tanto los cuidados son los habituales de un niño que está con una infección respiratoria. Siempre cuidando que el paciente no tenga mucha fiebre y estar pendiente al desarrollo de síntomas de alarma que nos hagan llevar a consultar la dificultad respiratoria, fiebre muy alta, decaimiento excesivo, pero principalmente son cuidados básicos, la familia que está positiva debe estar aislada, mantener y respetar las cuarentenas” explica la Dra. integrante del comité asesor de vacunas.

En cuanto al uso de mascarilla, la doctora King dice que esta siempre tiene que ser utilizada en menores mayores de 2 años “sobre todo en los niños que no están vacunados, pero en realidad debería ser para toda la población en todos los lugares que sean públicos y que sean cerrados”.

REUTERS/Guglielmo Mangiapane

Además, reitera que tiene que ser una buena mascarilla de tres capas. “Para Ómicron la idea es que no ocupen estas mascarillas de género, sino una que le tape bien nariz y cierre bien al nivel de mentón, no mascarillas que se le caiga y los deje con la nariz al aire”.

En tanto, las especialistas recuerdan la importancia del lavado de manos y que las personas deben seguir cuidándose y cuidando a los niños y niñas. “No exponerlos a situaciones de riesgo de poder infectarse innecesariamente y estar más alerta ante los síntomas. En este minuto resfríos comunes en la familia pueden ser producto de Ómicron y en ese sentido tratar de que en caso de brotes y resfríos familiares vaya al menos uno de esa familia a tratar de descartar el virus (con un examen)” finaliza Tapia.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.