PIMS: Cómo reconocer los síntomas de la enfermedad asociada al Covid-19 que puede ser mortal en niños y adolescentes

La mayoría de los niños experimentan una enfermedad leve o no padecen ninguna enfermedad asociada a SARS-CoV-2. Sin embargo, después de una infección por el virus se han presentado casos del Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PIMS, por sus siglas en inglés).




Los datos y estudios a la fecha muestran que la mayoría de los niños experimentan una enfermedad leve o no padecen ninguna enfermedad asociada a una infección por SARS-CoV-2.

En Chile, cifras de febrero de este año del Ministerio de Salud indican que desde que llegó el virus al país ya se han contagiado 73.529 niños con Covid-19, de ellos 16.154 se infectaron entre noviembre y enero. Los síntomas más frecuentes en los menores, dice Minsal, fueron cefalea (39%), tos (36,2%) y fiebre (34,2%). Además, según gravedad, un total de 1.896 niños requirieron hospitalización, con 57 fallecidos, lo que establece una letalidad de 0,08% y la mortalidad de 1,2 por cada 100 mil niños, niñas y adolescentes.

A diferencia de otros virus respiratorios, los niños parecen tener un riesgo menor de infección que los adultos, y la gran mayoría de las infecciones notificadas en ese grupo son leves o asintomáticas, con pocas muertes infantiles registradas atribuidas a Covid-19.

Sin embargo, después de una infección sintomática o asintomática por el virus se han presentado algunos casos en niños de lo que se conoce como Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PIMS, por sus siglas en inglés).

PIMS fue descrito por primera vez en mayo de 2020 en un grupo de niños ingresados en cuidados intensivos en el sur de Londres (Reino Unido), que evidenciaban un estado hiperinflamatorio multisistémico con características similares a la enfermedad de Kawasaki y el síndrome de choque tóxico.

El reconocimiento oportuno de este síndrome es fundamental, señalan los especialistas para poder aclarar las opciones terapéuticas adecuadas.

Los datos y estudios a la fecha muestran que la mayoría de los niños experimentan una enfermedad leve o no padecen ninguna enfermedad asociada a una infección por SARS-CoV-2. Foto: Reuters.

El infectólogo y académico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile, Ignacio Silva, explica que este síndrome no es una manifestación del virus propiamente tal, y que, si afecta más a niños y adolescentes, es porque su sistema inmunológico se encuentra en desarrollo.

La enfermedad es resultado de una respuesta exagerada ante un estímulo que, en este caso, señala Silva, sería el Covid-19. “Es importante educar a la población en el reconocimiento de los síntomas probables para llevar a los niños a la urgencia a tiempo. Responden bastante bien al tratamiento si se identifica tempranamente”, afirmó.

Fiebre alta, escozor, hinchazón de los ganglios en el cuello y enrojecimiento de la piel, son algunos de los síntomas del PIMS, ligada al Covid-19 y que ha afectado principalmente a menores de 10 años.

Síntomas en piel y mucosas

En una investigación publicada en diciembre de 2020 que consideró los casos de 35 niñas y niños hospitalizados que cumplían con los criterios de definición epidemiológicos para PIMS, determinó que el 83% presentaban síntomas mucocutáneos (en piel y mucosas) que duraban de horas a días.

¿Cuáles eran los más frecuentes? El trabajo determinó que la inyección conjuntival (ojos rojos), eritema palmoplantar (palmas y plantas rojas), hiperemia labial (labios rojos e irritados por mayor vascularización), eritema y edema palpebral (párpados hinchados y enrojecidos), lengua hinchada como frutilla y eritema malar (erupciones cutáneas en las mejillas), fueron los hallazgos más comunes hasta en el 74% de los pacientes hospitalizados con PIMS.

El estudio indica que todos esos hallazgos mucocutáneos, aunque son variados y transitorios, pueden ayudar en el reconocimiento de PIMS.

El sitio de afectación de los síntomas también varió. Algunos pacientes mostraron afectación acrofacial localizada (afecta a cara, cabeza, manos y pies), mientras que otros manifestaron erupciones más generalizadas.

Los hallazgos como conjuntivitis, hiperemia o agrietamiento de los labios y eritema palmoplantar (manos y pies) se distribuyeron uniformemente en todas las edades, mientras que otros síntomas presentaron una predilección por edad más pronunciada. Se observaron erupciones de urticaria en los menores de 2 años y edema en párpados y palmoplantar en los menores de 6 años.

Estudios indican que síntomas como conjuntivitis, hiperemia o agrietamiento de los labios y eritema palmoplantar (manos y pies), se suelen presentar en niños y niñas con el cuadro.

También se han detectado síntomas de presentación comunes como fiebre, náuseas, vómitos, dificultad para respirar, dolor abdominal, el dolor de cabeza y el dolor de garganta, detallan investigaciones en Reino Unido. Trabajo que detalla además que las comorbilidades más frecuentes fueron neurológicas (11%), hematológicas u oncológicas o inmunológicas (8%) y asma (7%).

Paulina Silva, pediatra y académica de la Facultad de Ciencias Médicas Usach, explica que el síndrome se produce por el desencadenamiento de la respuesta inflamatoria exagerada en los niños, secundaria a la infección por coronavirus, llamada tormenta de citoquinas y que afecta a múltiples órganos de forma simultánea que le da la gravedad a la patología.

“Aún no se sabe con ciencia cierta el por qué los niños y niñas desarrollan esta patología y no los adultos, aunque hay algunos casos reportados en adultos jóvenes que presentan un síndrome muy parecido. Desgraciadamente, como el Covid-19 es una enfermedad nueva, todavía estamos expuestos a encontrar múltiples formas de presentación tanto en niños como en adultos”, señala la pediatra.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.