A cinco años de su primera nominación, Maite Alberdi regresa a los premios Goya con El Agente Topo

El agente topo de Maite Alberdi.

El documental fue escogido por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España como uno de los cuatro contendores en la categoría de Mejor Película Iberoamericana, lo que marca la segunda postulación de la realizadora al galardón más importante del cine en español. Es el único filme de no ficción y compite con largometrajes de Colombia, México y Guatemala.


En 2016, La once de la documentalista chilena Maite Alberdi recibió la nominación al Goya en la categoría Mejor Película Iberoamericana. En esa oportunidad compitió con El clan (Argentina), Magallanes (Perú) y Vestido de novia (Cuba). Y aunque no ganó (el galardón se lo llevó El clan), le dio visibilidad internacional a la realizadora.

Cinco años después, Maite Alberdi tendrá una nueva oportunidad en los premios audiovisuales más importantes de España, esta vez con El agente topo, que, según ella misma declaró cuando inició la carrera por la nominación, partió como una película de cine negro, y se transformó sin querer en una radiografía de la realidad nacional. “Partió como una idea bizarra y algo absurda (…) y terminó transformándose en la observación de cómo viven las personas de la tercera edad en un hogar de ancianos”, dijo.

Su primera incursión en el certamen ibérico, La once, era un retrato de un grupo de señoras de clase alta, que durante más de 60 años se reunían mensualmente a tomar el té, para compartir sus propias vidas y comentar los cambios radicales que veían en el país.

Aquella película destacaba por la libertad con que las protagonistas se expresaban y también por sus edades, una temática que comparte con su más reciente nominación. Todos los personajes eran adultos mayores que debían enfrentar desde diferentes veredas las enfermedades, la muerte y el olvido.

El agente topo, que tuvo su estreno internacional en el Festival de Cine de Sundance y que en Chile no llegó a salas, sino a plataformas de streaming y on demand, tiene a Sergio Chamy como protagonista. Un octogenario que, cansado de su vida rutinaria después de la jubilación, decide postular a una misión secreta que lo llevará a infiltrarse a un hogar de reposo, donde su tarea principal será vigilar a una de las residentes.

En septiembre, Maite Alberdi obtuvo el premio a la Mejor Película Europea en el Festival de San Sebastián por El agente topo. Foto: Nacho López.

Así se convierte en el agente topo, un detective anciano que más allá de cumplir sus objetivos, se volverá el fiel consejero de muchas residentes del hogar, quienes a su vez confían ciegamente en el espía, cuya misión no es revelada en ningún momento.

Con una destacable sutileza, Maite Alberdi retrata esta historia de adultos mayores en su entorno más íntimo, sin llegar a victimizarlos. Una mirada que asombra y conmueve, en un contexto que muchas veces retrata a la vejez como una etapa triste y olvidada.

La ministra de Cultura, Consuelo Valdés, quien se reunió durante esta mañana con la realizadora, destacó la selección de El agente topo en los Goya como un triunfo para el cine nacional. “Esta nominación es una confirmación más del excelente momento del cine chileno y del enorme talento que tienen nuestras mujeres creadoras”, dijo.

Ficción versus realidad

La ceremonia de la versión 35ª de los premios Goya, que se celebrará el próximo 6 de marzo en Málaga, será un evento con aforo reducido, donde se omitirán todas las fiestas de nominados y reuniones sociales muy concurridas, y contará con la conducción del actor Antonio Banderas y la periodista María Casado.

A esta contienda la representante nacional llega con una destacable diferencia: El agente topo es el único documental de la categoría, que también incluye a la colombiana El olvido que seremos, de Fernando Trueba; a la guatemalteca La Llorona, dirigida por Jayro Bustamante, y la mexicana Ya no estoy aquí, de Fernando Frías, todas cintas de ficción, que han destacado en sus respectivos países y en el extranjero.

Este hecho no es nuevo en la trayectoria de Maite Alberdi, que ya ha competido con sus realizaciones en categorías que no solo consideran cine documental, y es un importante aval para el filme, que es la carta con que Chile apuesta a una eventual participación en la ceremonia de los Oscar, el próximo mes de abril.

El documental de Alberdi se sobrepuso a otras cintas nacionales de ficción de gran éxito durante el 2020, como Tengo miedo torero y Pacto de fuga, para postular a un cupo en la categoría de Mejor película internacional, título que actualmente ostenta la coreana Parasite.

“Es un reconocimiento también a quienes hacemos documentales en el país. Es una pequeña industria que se ha ido consolidando con el tiempo. Hay tantos que me preceden”, comentó la directora a La Tercera en noviembre pasado, cuando su cinta gozaba de éxito en plataformas digitales y de una gran acogida del público.

La ministra Consuelo Valdés, Maite Alberdi y Giancarlo Nasi, presidente de la Academia de Cine de Chile, esta mañana.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.