Amelie Kim, la francesa que logra que las estrellas de la ciencia vengan al Congreso del Futuro

WhatsApp Image 2019-01-15 at 13.03.50

La misión de la actual secretaria ejecutiva del Consejo Futuro es definir los contenidos y la programación del evento que este año cumple su octava versión.


Está a punto de comenzar la ceremonia de inauguración del Congreso Futuro 2019 y Amelie Kim Cheang (33) aparece apurada entre los carteles apostados en el hall de entrada del salón de honor del ex Congreso Nacional donde ya está por hablar el Presidente Sebastián Piñera.

Amelie parece una más del público con su discreto vestido negro y un embarazo avanzado que contrasta con su delgada contextura. Poco saben que la joven francesa es una pieza clave del evento de ciencia más grande de Latinoamerica que este año congregará en el país a cuatro premios Nobel: Serge Haroche, Nobel de Física 2012; Michael Kosterlitz, Nobel de Física 2016; Bruce Beutler, Nobel de Medicina 2011, y a Brian Schmidt, Nobel de Física 2011.

La misión de la actual secretaria ejecutiva del Consejo Futuro es definir los contenidos y la programación del evento que este año cumple su octava versión y en el cual se invierten 800 millones de pesos a través de recursos del Senado, la Cámara de Diputados, el gobierno y los privados. En lo concreto, Amelie tiene la responsabilidad directa de convencer a los científicos más renombrados del planeta de venir a Chile...y venir gratis.

Para muchos asistir al Congreso suena como un viaje largo a un país demasiado lejano. Otras veces la barrera es previa por los agentes de cada uno. Y es que un Premio Nobel alcanza casi la condición de estrella del rock, igual que un científico renombrado. El rito es largo y termina siempre en un tema incómodo: el dinero.

"Se dan negociaciones bastante intensas y los agentes son una barrera fuerte.  Pero cuando llegas a ellos se dejan convencer porque encuentran maravilloso que sea un evento tan colaborativo que tenga un formato distinto. Se dejan fascinar", dice.

-¿Cuánto te ha cobrado?

"Eso da para varias anécdotas. Hay quienes parten solicitando honorarios estratosféricos. Algunos no ceden y otros ceden hasta no cobrar nada. Nosotros somos bien intransigentes porque no podemos pagar y porque no es el propósito del evento. Es variable lo que piden, va desde los 5 mil a los 100 dólares. No me ha pasado que pidan más".

-¿Cómo los convences?

"No es fácil, pero se logra sobre todo por la característica del evento. El hecho de que sea organizado desde el Senado, con el gobierno, las universidades...el hecho de que sea abierto, que sea gratis. Todo eso ayuda. Alguno dicen "maravilloso,  pero no", pero otros aceptan. Igual Chile es un país que atrae. Incluso a los premio Nobel, que están acostumbrados a ser tratados como reyes, pero al final te das cuenta que es gente muy sencilla. Si fuéramos solo una organización privada no lo lograríamos.

***

Amelie Kim Cheang conoció Chile hace 12 años. Vino para hacer una pasantía estudiantil. Su destino original era Bolivia porque le interesaba el tema de desarrollo y pobreza. Quería estar en Latinoamérica para aprender español. Después de eso partió a Canadá para estudiar inglés.

Después de 8 años - cuando ya se había especializado en un master de desarrollo socioeconómico-   volvió al país para buscar trabajo. Estuvo cesante varios meses hasta que encontró un cupo vacante en la embajada de Francia.

Su primer vínculo con el Congreso Futuro fue años después,  cuando era parte del staff de Corfo, en el periodo de Eduardo Bitrán. La designaron para colaborar con el evento contactando a algunos expositores. Fue así como vino a Chile  Steven Chu, Premio Nobel de Física y ex secretario de Energía de Estados Unidos. Después de eso quedó en el radar del senador Guido Girardi, promotor del encuentro y presidente de la Comisión del Senado Desafíos Futuros.

Hoy Amelie Kim es parte del staff del Senado como secretaria ejecutiva del Congreso Futuro. Tiene oficina en el ex Congreso Nacional y desde allí lidera al equipo de contenidos del evento que pasa el año contactando a figuras internacionales a través de embajadas, centros de estudio o universidades.

-¿Recuerdas a algún invitado en particular del Congreso?

¡Yuval Harari (historiador y escritor israeli)! Lo recuerdo muy bien, aunque en ese tiempo yo no era parte de la organización.Fue una charla que me marcó mucho. Me dio a entender lo que era realmente el Congreso del Futuro. En aquel momento él no era tan conocido en Chile. Yo quedé impactada. En mi cabeza marcó un hito en el interés de traer a ese tipo de personas.

Comenta