Ardió Twitter: La polémica que levantó el Centro Cuida entre los denunciantes de abusos en la Iglesia y la Fundación para la Confianza

Esta semana se firmó el convenio entre la Universidad Católica y la institución a cargo de las víctimas de Fernando Karadima; José Andrés Murillo, James Hamilton y Juan Carlos Cruz. Mientras algunos critican la alianza, por ser la UC un organismo que forma parte de la Iglesia, otros ponen paños fríos aclarando que no es una "fusión" y que los estudios que de ahí salgan pueden ser de utilidad al momento de denunciar en tribunales.




El feriado religioso de este jueves no fue tranquilo en las redes sociales de quienes son denunciantes de abusos en la Iglesia. Un día antes, la Universidad Católica y la Fundación para la Confianza suscribieron un convenio para crear el Centro Cuida, que tiene como fin ser un espacio de investigación académica para la prevención del abuso sexual infantil y adolescente.

En la firma de esta alianza estuvieron presentes, junto con el rector de la UC, Ignacio Sánchez, los directores de la Fundación para la Confianza, José Andrés Murillo, James Hamilton y Juan Carlos Cruz. También asistió Marcela Aranda, víctima del fallecido jesuita Renato Poblete Barth; Celestino Aós, administrador apostólico de Santiago; y, de manera virtual, se escuchó la voz hasta del propio Papa Francisco.

"Hoy toma cuerpo la Fundación Cuida, que no es sólo hacerse cargo de los diversos problemas de prevención de abusos, sino también de investigación, buscar políticas, salvar a los menores de todo lo que sea abuso, manipulación, lo que destruya su corazón, gracias por cuidar el corazón de los niños", señaló el Pontífice.

Desmarcados

Si bien en el momento la noticia generaba un amplio respaldo, poco a poco se fue abriendo el debate. En rigor, una discusión. A través de redes sociales, varios denunciantes de abusos se mostraron críticos al convenio entre la UC y la fundación.

Uno de ellos fue Óscar Osbén, denunciante del sacerdote Diego Ossa. "No tenemos antecedentes, nadie nos ha preguntado. Acá no son tres víctimas, somos muchos. La idea mía es poder desmarcarme, en lo personal, de cualquier actividad que vaya cercana a la Iglesia Católica", dijo a La Tercera PM.

Agregó: "A mí no me parece bien que la Iglesia Católica esté, con cualquiera de sus instituciones ligadas, haciendo una investigación o tratando de hacer un lavado de imagen de la Iglesia".

Osbén también forma parte de la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico, la que hasta ahora no ha emitido una declaración oficial al respecto. Helmut Kramer, vocero de la organización, señaló que el 24 de agosto tienen un encuentro de la red a nivel nacional y que después de ese momento se podrían referir al tema.

Sin embargo, Kramer aseguró que "nosotros como Red de Sobrevivientes no firmaríamos jamás un acuerdo con una institución que ha sido parte de un sistema de abuso eclesiástico y de encubrimiento".

Entre los denunciantes de abusos por parte de miembros de la Iglesia también hubo aquellos que defendieron la creación del Centro Cuida. Mauricio Pulgar, denunciante de la Región de Valparaíso, afirmó que habló por teléfono con Juan Carlos Cruz. "Él me aseguró que el trabajo de la Fundación para la Confianza no tiene ninguna relación con la Universidad Católica. Esta es una institución nueva solo con fines académicos, lo cual es positivo", explicó.

Para Pulgar, uno de los beneficios clave de tener investigaciones sobre la temática de los abusos tiene que ver con la evidencia que se puede presentar en la justicia civil al momento de denunciar los hechos. "Para mí, ellos (Hamilton, Cruz y Murillo) no se han vendido, no han traicionado a nadie y hay que ver con buenos ojos que se necesitan estos elementos. A la gente que le ha ido mal en tribunales no es porque no dice la verdad. Le ha ido mal porque no existen todavía fundamentos que avalen que las secuelas son directa y proporcionalmente al abuso sexual clerical o infantil", dijo.

En twitter, el denunciante Paul Endre señaló que "no se puede servir a dos señores. Y eso es lo que están haciendo. Es insultante de cara a todos los que hemos sido víctimas. Fiman con los que representaron por mucho tiempo la voluntad de Ezzati".

Murillo apunta a la autonomía

Desde la Fundación para la Confianza aclaran que no se trata de una "fusión" de ambas entidades. Su director ejecutivo, José Andrés Murillo, indicó que "la relación es con la UC en cuanto universidad. Se trata de la inédita creación de un centro de investigación que busca mostrar evidencia para la lucha contra el abuso infantil en general. Apunta a la autonomía y a la integración de otras casas de estudio nacionales e internacionales. Estamos siendo fieles y coherentes con nuestro norte: terminar, a través de todos los medios posibles, con el abuso hacia la infancia y adolescencia".

Añadió que "no dejaremos de hacer lo que hemos hecho siempre. Golpear donde haya que golpear, exigir, denunciar y querellarnos como fundación siempre".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.