Contra el comunismo, las cuarentenas, el aborto y el cambio climático: Javier Milei, el político radical que irrumpió en Argentina tras las PASO

El economista Javier Milei celebra durante un acto tras los resultados de las primarias legislativas del domingo, en Buenos Aires. Foto: AFP

El candidato a diputado nacional por la coalición La Libertad Avanza dio la mayor sorpresa en los comicios del domingo, al consolidarse como la tercera fuerza política en la ciudad de Buenos Aires. Es un seguidor de Jair Bolsonaro, Donald Trump y Vox, el partido español de extrema derecha.




“Yo creo que la democracia tiene muchísimos errores. En mi mundo ideal no existe el Estado”. Así, el primer candidato a diputado nacional por la coalición La Libertad Avanza, Javier Milei, encendió la campaña legislativa y su discurso antiestablishment terminó por dar la sorpresa en las primarias argentinas del domingo, después de convertirse en la tercera fuerza más votada en la ciudad de Buenos Aires, abriendo una nueva opción política radical detrás de la oposición y el oficialismo. Contrario a las cuarentenas, el aborto y políticas medioambientales y a favor de la eliminación de la moneda argentina, el porte de armas y la legalización de drogas, el economista busca instalarse como una figura polarizadora de cara a las elecciones de noviembre.

El ultraliberal necesitaba superar el 1,5% de los votos para asegurar su puesto en las papeletas de las legislativas y terminó celebrando el 13,6% que obtuvo en la capital argentina, asegurando que “la casta tiene miedo”, como tilda a la política tradicional. Después de formar el partido Avanza Libertad, el economista utiliza sus redes sociales para exaltar a figuras como el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el exmandatario de Estados Unidos Donald Trump y a Santiago Abascal, fundador del partido de extrema derecha español Vox.

El candidato a diputado nacional de La Libertad Avanza por la ciudad de Buenos Aires, Javier Milei, durante un programa de televisión.

Mediante una videollamada, Milei se comunicó con uno de los hijos de Bolsonaro, el diputado Eduardo Bolsonaro. “Estimado Eduardo, hagamos una reunión en CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) que nos pare de frente al Grupo Puebla, sus socios y las tibias palomas funcionales al avance de la izquierda”, respondió el argentino ante la publicación de una imagen en la cuenta de Twitter del político brasileño.

Milei defendió que están en diálogo constante con sus “socios” de Brasil para evaluar la posibilidad de crear “una suerte de foro de los que en el mundo combatimos al comunismo, a las ideas de izquierda”. Su discurso llegó al punto de tildar al Papa Francisco de ser comunista. “El Papa es comunista. No sólo es comunista, sino que es el representante del maligno en la casa de Dios. Él va en contra de la ley de Dios”, aseguró.

Autodenominado un “libertario” y “anarcocapitalista”, Milei utiliza su histrionismo para defender la urgencia de un cambio profundo en la economía argentina, rechazando un sistema impositivo y defendiendo una desregulación del sistema financiero, la disminución del gasto público y la reducción de los impuestos, porque “son una rémora de la esclavitud”, así como la suspensión del funcionamiento del Banco Central.

Además, entre sus propuestas aparece la creación de un cheque escolar para garantizar la libertad educativa. Según el diario El País, Milei se declaró contrario a la interrupción del embarazo, pero a favor de las uniones entre parejas del mismo sexo, “porque el matrimonio es un contrato”, mientras que defiende el uso de armas, “porque quita al Estado el monopolio de la violencia”. Su discurso frontal le generó denuncias por “discriminación contra los discapacitados” y por violencia de género al tratar a una periodista de “burra”.

En una entrevista, el candidato acusó que el calentamiento global “es otra de las mentiras del socialismo. Hay toda una agenda de marxismo cultural. Hace 10, 15 años, se discutía que el planeta se iba a congelar, ahora discuten que se calienta”, aseguró en un live en redes sociales.

Durante la campaña, Milei mantuvo altos niveles de confrontación con el peronismo y la oposición. En esa línea, aseguró el domingo que si las fuerzas de Libertad Avanza se suman a la coalición Juntos por el Cambio, “el kirchnerismo queda en tercer lugar y empieza a decir adiós”.

Exarquero, cantante y amante de los perros

El licenciado de Economía de la Universidad de Belgrano, de 50 años, nació en Palermo. Según el periódico Perfil, en una entrevista reciente lloró al recordar que su padre, un chofer de colectivos, estuvo internado en la Unidad de Terapia Intensiva por Covid-19 después que cuestionó las cuarentenas para frenar la movilidad, al tildarlas de “una solución cavernícola ideada por infectólogos” y que las políticas sanitarias del Presidente Alberto Fernández son “un delito de lesa humanidad”.

En su juventud, el político fue cantante del grupo musical Everest, “una banda que hacía música de los Rolling Stones”. Además, tiene un perro, un mastín napolitano llamado Conan, que junto a sus descendientes, bautizados Milton y Murray, por los economistas Milton Friedman y Murray Rothbard, comparten con él su casa y con quienes realiza videollamadas cuando está de viaje.

El outsider de la política tiene un pasado futbolero marcado por su paso como arquero por las inferiores del Club Atlético Chacarita Juniors entre 1987 y 1989.

Desde 2016 comenzó a llamar la atención en la política argentina con sus activas participaciones en programas de televisión, donde criticaba duramente a los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), Mauricio Macri (2015-2019) y al actual mandatario, Alberto Fernández.

La prensa argentina apuntó que en 2018 fueron furor en internet la venta de poleras con la cara o frases estampadas de Milei, mientras su “fanaticada” le compusó varias canciones, como Quiero ser el peluquero de Milei, Milei, el último punk y Javier Milei, los datos, que son utilizadas en sus mítines. En 2019 fue incluido en la lista de las 100 figuras más influyentes de Argentina, llegando al 27º lugar.

Milei aterrizó en Chile el 19 de febrero de 2020, previo a la pandemia del Covid-19, invitado por el Centro de Estudios Libertarios para participar en una charla sobre “Libertarianismo vs. socialismo”. Previo a esto, estuvo en diciembre de 2019 en el programa de televisión chileno Vía Pública, en el que terminó discutiendo con el conductor, Matías del Río.

En conversación con el portal Infobae, el postulante a la Cámara de Diputados que ha conquistado a los votantes más jóvenes y descontentos con la política por su estrategia en redes sociales, señaló que “antes de la pandemia yo estaba haciendo presentaciones que oscilaban entre mil y cinco mil personas. El día que festejé mi cumpleaños en Plaza Holanda juntamos cinco mil personas, un número fuerte que pensé que era difícil de superar, porque veníamos de las restricciones”. Durante el cierre de campaña, más de 20 mil personas llegaron a ver su discurso final.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.