Cuatro meses en emergencia: El oscilante público de museos y centros culturales desde el 18 de octubre

Horarios, medidas de resguardo y la ubicación influyeron en la cantidad de visitantes que recibieron distintos espacios tras el inicio de las manifestaciones. En términos de público, el más afectado fue el Museo de Arte Contemporáneo en el Parque Forestal. El menos: el GAM.


Difícil es comparar en igualdad de condiciones las realidades que vivieron los museos y espacios culturales santiaguinos tras el estallido social. Sin embargo, es posible dar cuenta de cómo sus distintas ubicaciones, actividades, horarios de apertura y medidas de resguardo fueron algunos de los factores que influyeron en su normal funcionamiento y, por lo tanto, la asistencias de público.

Ubicado a 900 metros de Plaza Italia, el Museo Nacional de Bellas Artes estuvo cerrado durante 47 días, del 19 de octubre al 3 de diciembre. "Con respecto al año 2019, la baja de público parece corresponderse de manera bastante directa con los días que el museo debió permanecer cerrado. Pero el escenario inmediatamente anterior, es que veníamos registrando un ligero aumento de público", dice su director Fernando Pérez Oyarzún.

En efecto en 2018, el Museo Nacional de Bellas Artes recibió a un total de 336.593 personas, mientras que en 2019 la cifra bajó a 282.486. Pero si se compara solo la cantidad de público que asistió en el mes de octubre, en 2018 recibieron a 27.580 personas, mientras que en 2019 solo a 14.600. Es decir, hubo una baja del 47,1%. Claro, desde el 18 de octubre estuvo cerrado y reabrió en diciembre.

"El museo ha difundido sus actividades por las redes sociales, para dejar en claro que está funcionando con un horario ligeramente reducido, en alrededor de una hora. En este momento mantiene abiertas cinco excelentes exposiciones. Pensamos que la diferencia de público se asocia a una disminución de visitantes al centro de Santiago, lo que ha sido registrado también por otros espacios culturales", añade Fernando Pérez.

De hecho, así lo ha vivido también su espacio vecino, el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), cuya sede de Parque Forestal también está ubicada en plena Zona Cero. Entre diciembre de 2019 y enero de 2020, el MAC de Parque Forestal recibió a 9.739 personas, mientras que durante el mismo periodo 2018-2019, tuvo un total de 27.079 asistentes. La baja en un 64,03% se explica en parte por su ubicación.

Tras el 18 de octubre, tanto la sede de Parque Forestal como la de Quinta Normal permanecieron cerradas hasta noviembre. La baja de público en la sede ubicada en Matucana es bastante menos evidente, ya que entre diciembre del 2018 y enero del 2019 recibieron a 5.882 personas, mientras que entre diciembre del 2019 y enero del 2020, tuvieron 5.192 visitantes. Es decir, la asistencia de público en esa sede cayó solo en un 12%.

"El análisis no debe ser sólo cuantitativo, sino cualitativo. No podemos medir el éxito sólo con cifras, menos en el contexto en que estamos", dice Felipe Mella, director ejecutivo de GAM.

Ubicado a solo 500 metros de Plaza Italia, el GAM fue uno de los lugares que se enfrentó a más puntos de emergencia durante los primeros días de manifestaciones. Focos de incendio y acciones de la policía (donde la actriz María Paz Grandjean incluso recibió un perdigón saliendo de una función), los obligaron a cerrar sus puertas hasta fines de octubre.

Aún así, en el 2019, la ocupación de sala de GAM fue de un 70,6%, solo un 0,2 por ciento más bajo que en 2018. Y es que el 30 de octubre GAM abrió sus puertas a la comunidad y llevó adelante actividades ciudadanas y artísticas en línea con el momento social que se estaba viviendo. "Hemos cambiado nuestra programación para adaptarnos al cambio de escenario que ameritaba que cumpliéramos un rol de contención, debate, observación e inspiración que es donde se sitúan las artes y la cultura", agrega Mella.

Más alejados del epicentro de las manifestaciones, el Centro Cultural La Moneda también se vio afectado tras el estallido social. Estuvieron cerrados entre el 18 de octubre y el 4 de noviembre, lo que significó una disminución de alrededor de un 18% de público que accede a su oferta cultural. En 2018 recibieron en sus exposiciones, talleres y funciones en Cineteca Nacional a 209.245 personas entre octubre y diciembre, mientras que en 2019 solo a 177.002.

"Al encontrarse el CCLM en una zona que por razones de seguridad se ha encontrado con acceso restringido a diferentes horas del día durante algunos periodos, la decisión fue ir gradualmente abriendo los espacios, convocando a públicos más específicos", explica Beatriz Bustos, directora del espacio cultural.

La reapertura paulatina del Centro Cultural La Moneda comenzó el 5 de noviembre y hasta enero de 2020 registran una asistencia de 255.446 personas.

Para este año, esperan fortalecer las actividades con comunidades vecinas del centro de Santiago. "Estos son los públicos que no se enteran por redes sociales de lo que hacemos, y nuestra idea es generar actividades y programación especial para las comunidades de esta zona", añade Bustos.

Comenta