El declive de las multitiendas en 2019: Cierran dos años en saldo negativo pero ventas de supermercados se disparan

retail

El impacto por los hechos de violencia iniciados en octubre de 2019 marcaron negativamente los resultados de las grandes cadenas de retail en Chile. Hoy el panorama es complejo -con la pandemia de coronavirus en pleno- y cada vez emplean un mayor número de personas en Latinoamérica: en siete años, constatan casi 40 mil puestos de trabajo menos.




Fue un año malo para el comercio y algunos ni siquiera quisieran sacar cuentas. Tal como estaba pronosticado, el estallido social que comenzó el pasado 18 de octubre con saqueos e incendios de multitiendas y supermercados afectó fuertemente los resultados de 2019 de las cadenas del retail en Chile.

Tal ha sido el impacto, que algunos han asegurado que actualmente el retail pasa por su “tormenta perfecta”. Por un lado, la ralentización de la economía interna ha estancado las ventas, y posteriormente los hechos de violencia limitaron el horario de atención a sus clientes. Para colmo de males, 2020 comenzó de la peor forma. A la fecha, en Chile Cencosud –Paris (45) y Johnsons (34)–, Falabella (47), Ripley (46), Hites (25), Tricot (122) y La Polar (38) mantienen cerradas sus multitiendas por la alerta sanitaria debido a la expansión del coronavirus.

Pero el 18-O no golpeó a todos por igual y en algunos casos acumularon dos años con cifras negativas en el indicador de Same-Store Sales (SSS), una medida financiera que mide las ventas de igual número de tiendas en un periodo determinado. Ejemplo de ello es el caso de La Polar y Cencosud en sus tiendas por departamento, las cuales cerraron el último trimestre en negativo, al igual que los últimos 24 meses. De igual manera, en el mismo formato, la última vez que Falabella obtuvo un saldo positivo en dicha medición fue en el segundo trimestre de 2018, acumulando solo caídas desde esa fecha en el mencionado parámetro.

Durante el último trimestre de 2019, la cadena de multitiendas Hites registró la mayor caída en venta de tiendas equivalentes, de un -15,4%. Le siguieron: Tricot (-15,0%); Ripley (-12,3%), La Polar (-9,5%); Cencosud (-5,1%) y Falabella (-3,6%).

Hites reveló en su último reporte financiero que “la sociedad está evaluando diferentes medidas y alternativas para hacer frente a la situación del país, incluyendo medidas para disminuir la probabilidad de contagio de nuestros colaboradores y potenciar las transacciones virtuales con nuestros clientes. De todas formas, dada la alta incertidumbre, la situación se evalúa día a día con el objetivo de, por una parte, resguardar la salud de nuestros colaboradores y, por otra, mantener la operación de la compañía”.

“Los ingresos consolidados de 2019 crecieron 2,5% frente al año anterior, totalizando $ 324.743 millones”, señalaron desde Hites.

Por su parte, La Polar acusó -en sus estados financieros- “un débil entorno de consumo, lo que se vio acentuado por la situación vivida en el país durante el cuarto trimestre de 2019, la cual trajo como consecuencia una desaceleración importante en las ventas”.

El analista y consultor de empresas Miguel Meyer, director de Master Asesorías y Servicios S.A., explica que todo el retail se encuentra afectado a la fecha y comparó la industria con “una caja que cuando deja de entrar un flujo de dinero es como si dejaras de respirar y la pregunta es cuánto aguantas sin respirar o sin tener un ingreso”. A su parecer, “hay un cambio social importante que está vinculado a la omnicanalidad y el comercio electrónico, y hasta ahora estábamos tratando de adaptarnos a esos nuevos conceptos, que llegaron para quedarse, pero ahora cuando le agregamos el coronavirus cambia el escenario totalmente”, sostiene.

Frente a la contracción, las cadenas optaron por potenciar sus ventas en el canal on line. Es así como, por ejemplo, en el último trimestre las ventas digitales de Ripley alcanzaron un 26,1% del total y Mercado Ripley mostró un crecimiento de 137,1% con respecto a igual periodo del año pasado.

Jorge Carniglia, académico de la facultad de Negocios de la Universidad de Chile, explica que hoy es poco probable que bajo el actual escenario de contracción del consumo en multitiendas se produzcan cesaciones de pagos entre grandes retailers. Pero enfatiza que tiendas más pequeñas como La Elegante de La Serena, Multihogar o Almacenes Prat en Curicó o Casa Zúñiga en Rancagua sufren bastante, ya que aunque estuvieran abiertas, la prioridad hoy para los consumidores no es comprar ropa u electrodomésticos.

“Hoy la gente está comprando carne, verdura, arroz, harina y prácticamente la venta de bienes durables es cero. Nadie está pensando en cambiar el auto o el refrigerador. Todo eso puede aguantar. Se está retrasando todo el cambio tecnológico y lo mismo está pasando con vestuario”, sostiene el académico y ex gerente de retail de Nielsen.

Cencosud vs Falabella

Por otro lado, el mismo indicador Same-Store Sales (SSS) revela también una paradoja, pues en el último trimestre de 2019, las ventas de supermercados aumentaron, aunque el alza fue mayor en Cencosud que en Falabella. La venta en tiendas equivalentes de Jumbo y Santa Isabel presentó un alza de 6,0%; mientras que en Tottus cayeron -0,9% en el mismo periodo. De hecho, según sus estados financieros del último semestre de 2019, los ingresos de esta última cadena cayeron -11,7% en ese periodo en comparación con el año anterior, pasando de $204 mil millones a $180 mil millones.

"El aumento en el SSS refleja un incremento en la venta de alimentos, principalmente perecibles, compensado principalmente por una caída de productos no alimentares, principalmente electro”, explicó Cencosud en su último reporte financiero.

Desde Tottus explican que “el impacto que el estallido social tuvo en Tottus durante el trimestre fue importante. En el peak de la crisis, tuvimos casi la mitad de supermercados afectados de manera total o parcial, lo cual generó cierres intermitentes que impactaron en las ventas. Pese a lo anterior, de un total de 70 locales, hoy tenemos operativos 69”. “Para este año estamos optimistas, puesto que recientemente inauguramos las tiendas de Curauma y Quilín y, tras realizar un cambio en la estrategia comercial, estamos teniendo buenos resultados preliminares”, concluyen.

Casi 40 mil empleos menos en 7 años

El complejo escenario que enfrenta el retail también se refleja en una constante disminución en sus puestos de trabajo a nivel latino americano. En efecto, en los últimos siete años, los grandes retailers como Cencosud, Falabella, Ripley, SMU, Forus y La Polar han bajado en 38.591 sus puestos de trabajo en los distintos países en los que operan.

El caso más dramático es el que ha experimentado Cencosud. El conglomerado liderado por Horst Paulmann bajó en 32.698 el número de sus empleados entre 2012 y 2019. Le sigue SMU –controlado por la familia Saieh- que en el mismo lapso bajó en 10.870 sus puestos de trabajo y La Polar que su peack alcanzó a contar con una planta de 8.000 trabajadores y esa cifra alcanza a menos de 5.000.

Entre las razones que explican la caída en los puestos de trabajo del retail se encuentran básicamente dos, como han señalado expertos y analistas: la contracción de la economía y la fuerte expansión del comercio electrónico durante los últimos años.

Sin embargo, existen otros casos que dan cuenta de la fuerte expansión del retail fuera de las fronteras de Chile en el último año (2019 vs 2019). Ese es el caso de Falabella que en dicho periodo en Perú aumentó en 3.127 el número de sus empleados y en Colombia en 801 sus puestos de trabajo. Mientras que en Chile disminuyó la cifra de colaboradores en 111 y en Argentina en 522.

Mientras, Tricot aumentó entre 2016 y 2019 en 656 sus trabajadores.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.