El escenario judicial que enfrenta Franco Parisi en caso de llegar a Chile

El abanderado presidencial del Partido de la Gente mantiene una querella por los presuntos delitos de estafa y lavado de activos en el 4º Juzgado de Garantía de Santiago, y una demanda por no pago de pensión alimenticia que presentó su expareja en favor de sus hijos menores. En caso de llegar a Chile, Franco Parisi no sólo quedará con orden de arraigo y no podrá salir del país mientras la medida se mantenga vigente. También debería prestar declaración por sus vínculos con el "edificio sin ley" de La Cisterna.




Una demanda en tribunales de familia por una millonaria deuda de pensión alimenticia a sus hijos menores de edad y una querella por los delitos de estafa y lavado de dinero. Esas son las dos acciones legales que complican un eventual regreso del candidato presidencial del Partido de la Gente (PDG), quien hasta ahora ha realizado su campaña sólo a través de redes sociales.

En el primer caso es su expareja quien exige al ingeniero comercial de la Universidad de Chile el pago de la manutención de los dos hijos que tienen en común. En el segundo, es MBI Inversiones, a través de la sociedad Inmobiliaria e Inversiones Cerro Colorado SpA, la que lo cuestiona en sede penal.

En caso de poner un pie en Chile, Franco Parisi Fernández no podría volver a salir o regresar a Alabama, Estados Unidos, ya que se mantiene vigente una orden de arraigo nacional debido a la deuda alimenticia que asciende a más de $ 300 millones. De hecho, a pesar de que hace unas semanas presentó un recurso ante la Corte de Apelaciones de Santiago para intentar revocar dicha medida cautelar, el tribunal de alzada aún no emite un pronunciamiento.

Por otro lado, en un eventual regreso, el candidato deberá acudir a declarar ante la Brigada Investigadora de Lavado de Activos de la PDI a raíz de la acción penal presentada en su contra, como también a su exsocio Mauricio Lizana, por Cerro Colorado SpA. Frente a este proceso, el pasado 26 de octubre en un live vía YouTube junto a sus más cercanos colaboradores, Parisi se desmarcó de la gestión en Royal y dijo: “Yo dejé de trabajar en diciembre de 2019 y la administración del edificio comenzó en febrero de 2020″.

Sin embargo, lo que no mencionó ni él ni sus panelistas en la transmisión es que Parisi se mostró muy activo en los últimos días de diciembre para que MBI Inversiones y Royal SpA cerrara el negocio que le permitiría a esta última la administración del edificio ubicado en calle Ceppi Nº 839, comuna de La Cisterna.

Prueba de lo anterior, por ejemplo, es el correo electrónico del 17 de diciembre de 2019, en que el presidenciable señaló, respecto de una reunión con el ejecutivo de deuda privada de MBI Inversiones, Alfredo Prieto: “Yo estaré de todas maneras, puedo a cualquier hora”.

El inmueble es conocido como el “edificio sin ley” por una serie de delitos que han ocurrido en su interior, asociados a denuncias por tráfico y prostitución, y su administración es liderada por su primo Luis Moraga Parisi, junto a dos ciudadanos venezolanos, Jonathan Bravo, conserje encargado de la “seguridad y cobrador”, y Derwin Bravo, encargado de la recaudación y cobranza de los dineros de los subarrendadores.

Silencio y estrategia

¿Cuándo llega Franco Parisi? La pregunta que también se hacen los mismos pedegeninos tendría respuesta esta noche a las 21 horas, cuando nuevamente a través de YouTube el candidato presidencial revele el día y la hora de su arribo a Chile. El pasado lunes, el abanderado del PDG dijo que su arribo es inminente y que debió posponer su llegada “por razones que ya conocerán”.

Pero la fecha ha sido objeto de un constante aplazamiento. La primera vez que abiertamente y sin rodeos dijo cuándo llegaría fue en el programa Mentiras Verdaderas de La Red, emitido el 22 de septiembre. En aquella oportunidad señaló: “Nosotros, según nuestra calendarización, estaríamos pensando el retorno en segunda quincena de octubre”. Esto finalmente no ocurrió. Ayer, en tanto, circuló entre sus adherentes la información de que llegaría el próximo 7 de noviembre, fecha que ni Parisi ni el PDG han confirmado.

“Franco Parisi no presenta su candidatura para competir en la elección presidencial, sino como un instrumento para obtener financiamiento público por la vía del reembolso de los votos obtenidos. Ahora, lo que el Partido de la Gente quizás olvida, es que el Servicio Electoral reembolsa de acuerdo a los gastos y deudas de campaña, por lo que al no estar en Chile, cualquier factura o boleta pendiente de pago a equipos externos que resulte descaradamente exorbitante debiese ser rechazada por el propio Servel”, explicó el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile y la U. San Sebastián, Jorge Barrera.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.