El “ultimátum” de la Contraloría a la Armada para informar sobre publicaciones de revista institucional

armada chilena

El requerimiento de información está dirigido a la Secretaría General de la Armada de Chile, donde se piden explicaciones por algunos textos difundidos en una cuenta de Twitter de la "Revista de Marina". También, el ente contralor identificó un retuit a una cuenta que pide difundir la candidatura del candidato presidencial José Antonio Kast. La institución abrió un sumario.




A contar de este miércoles la Armada tiene 10 días para informar a Contraloría sobre las publicaciones de su revista institucional, en que hace alusiones al estallido social, retuits a campañas en favor de José Antonio Kast y un artículo sobre estrategias para frenar la violencia en La Araucanía.

El “ultimátum” del ente contralor se da luego de recibir una denuncia por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), en que acusó que la revista institucional de la Armada habría difundido mensajes de “odio” y homofobia. ¿Cuáles? Según la acusación, en un texto difundido por el medio “Revista de Marina”, un columnista habla que la homosexualidad es una “tiranía”, una “inmoralidad”, una “actitud sexual depravada” que “desmantela las normas sexuales”.

Además, Contraloría sumó nuevos antecedentes al abrir una investigación de oficio por las publicaciones de la cuenta de Twitter de la revista. “Revisada la cuenta en la red social Twitter, @revistademarina, dependiente de la Academia de Guerra Naval de la Armada de Chile, se advirtieron, en el período 2020 y 2021, diversas publicaciones que se detallan en el anexo del presente oficio, respecto de las cuales se requiere igualmente se pronuncie sobre su contenido o difusión”, dice el requerimiento.

La solicitud -firmada por el jefe del Departamento de Seguridad, Presidencia, Hacienda y RR.EE. de Contraloría, Marcelo Córdova- adjunta pantallazos de cuatro publicaciones de la cuenta de Twitter de la revista. La primera corresponde a un retuit del 17 de agosto de este año, a una cuenta de un adherente de José Antonio Kast, en que se señala: “Vamos patriota Republicano, si te gusta dale RT”.

¿Un candidato de la Armada?

En el ente contralor explican que la solicitud de antecedentes para este caso no tiene que ver con que la publicación sea o no en favor de Kast, sino porque se hace referencia a un candidato presidencial, cuando al ser una cuenta de un medio institucional, no debería “deliberar” en favor de ninguna candidatura política.

La otra publicación que recoge Contraloría es a otro retuit, esta vez a una cuenta que hace mención a los rumores de muerte de Kim Jong-Un. Sin embargo, la solicitud de información -dirigida a la Secretaría General de la Armada de Chile- también pide antecedentes sobre dos artículos de la revista, promocionados en este Twitter institucional.

Allí se señala que ”la llamada primera línea y sus partidarios más radicalizados han dejado de percibir el mundo de forma objetiva y han transitado hacia la percepción mítica de un conflicto”. Se anexa un link para llegar al artículo, pero este ya no se encuentra disponible.

Lo mismo ocurre con otro de los artículos que llamaron la atención en Contraloría y del cual también piden explicaciones. Este fue publicado el 4 de septiembre del año pasado, donde se plantea: “¿Hay insurgencia en La Araucanía? ¿Qué estrategia se debe emplear para combatir a los insurgentes? Conoce las respuestas en el siguiente artículo de Óscar Aranda”. Al ir a la noticia, esta ya no está en la página web.

Consultada la Armada por la solicitud de información del ente contralor, respondieron con un comunicado del Ministerio de Defensa en que se señala que “se ha instruido a la institución realizar un sumario administrativo para esclarecer los hechos y determinar las responsabilidades. A su vez, se instruyó de inmediato bajar del sitio web institucional dicha información (sobre el contenido homofóbico denunciado por el Movilh)”.

Además, agrega que “la Armada de Chile es una institución que no avala prácticas discriminatorias, que se alejan del actuar que siempre ha caracterizado a la institución, guiando su accionar en un estricto apego a la legislación vigente y a las políticas de integración y respeto por todas las personas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.