Emerson Fittipaldi, de campeón de la Fórmula 1 a candidato al Senado italiano por la ultraderecha

El dos veces campeón mundial de Fórmula 1, el expiloto brasileño Emerson Fittipaldi.

El doble campeón de la F1 se presenta de la mano de Hermanos de Italia, partido liderado por Giorgia Meloni, favorita para convertirse en primera ministra del país en las elecciones de septiembre.


El dos veces campeón mundial de Fórmula 1, el expiloto brasileño Emerson Fittipaldi será uno de los candidatos al Senado en las próximas elecciones italianas de la mano del partido Hermanos de Italia, liderado por la ultraderechista Giorgia Meloni, favorita para convertirse en primera ministra del país en las elecciones generales del 25 de septiembre tras la dimisión de Mario Draghi.

Primero con Lotus (1972) y después con McLaren (1974), Fittipaldi fue un referente para el automovilismo de Brasil siendo su primer campeón de la Fórmula 1, el segundo sudamericano tras los cinco títulos del argentino Juan Manuel Fangio en la década de los 50. También fue campeón de Indy en 1989 y dos veces campeón de las 500 Millas de Indianápolis en 1989 y 1993.

Fittipaldi, de ascendencia italiana, se presentará en la circunscripción sudamericana del partido, aunque fuentes cercanas a la formación señalaron a EFE que las listas aún no están cerradas. Según el diario italiano Il Giornale, la decisión se tomó el pasado jueves, tras una larga llamada telefónica con Meloni. Fittipaldi aceptó con entusiasmo la candidatura y también recibió el apoyo incondicional del Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

En 2018, Emerson Fittipaldi apoyó la candidatura presidencial de Jair Bolsonaro en Brasil.

En 2018, Fittipaldi apoyó la candidatura de Bolsonaro, junto a otros deportistas como Ronaldinho, Rivaldo y Cafú. “Será una gran victoria para Brasil”, comentó el expiloto en un video publicado en octubre de ese año en Instagram. “El año que viene piloto nuevo y equipo nuevo. Vamos a ser un nuevo Brasil, un Brasil donde volveremos a ondear las banderas y cantar el himno con mucho fervor y mucha pasión”, agregó.

“Estoy muy contento de ser candidato al Senado italiano en las elecciones del 25 de septiembre. Ya puse en papel varias propuestas y todas tienen como objetivo promover acciones relacionadas con los brasileños que tienen fuertes lazos con las tierras, la cultura y el deporte italianos. Espero contar con el apoyo de los votantes de Brasil y de América Latina, pero también de los que viven en Italia, y de los italianos que siempre han sido mis partidarios”, dijo Fittipaldi al periódico.

El expiloto y empresario de 75 años, cuyo hijo, Emmo Jr. reside en Italia y compite en la Fórmula 4, pretende realizar un proyecto bien estructurado para el área deportiva de resultar elegido senador. Entre las propuestas de Fittipaldi está la de defender el derecho de sangre de la ciudadanía italiana, el Ius Sanguinis hoy amenazado por la izquierda que pugna por el Ius Soli, según destaca Il Giornale. Su deseo es la admisión inmediata de deportistas descendientes de italianos, sin límite de barreras, en todos los campeonatos deportivos y acelerar el proceso de reconocimiento para ellos de la ciudadanía italiana.

También busca acercar a brasileños descendientes de italianos al país europeo para fomentar “políticas y proyectos para el desarrollo de la actividad a través de fondos de apoyo a atletas y deportes tanto de Italia como de la Unión Europea”.

Asimismo, quiere introducir el reconocimiento automático de los diplomas de ítalo-brasileños y sudamericanos en Italia, firmar un acuerdo de reciprocidad para órdenes de categoría como abogados y periodistas y crear una Universidad Internacional Italiana para acoger a personas de todo el mundo.

En su carrera por el Senado, tendrá entre sus oponentes al exministro y exembajador Andrea Matarazzo, quien se postulará por el Partido Socialista Italiano (PSI). Sin embargo, ninguno de los dos debería tener una vida fácil.

Hasta 2018, las elecciones parlamentarias italianas asignaban cuatro escaños en la Cámara y dos en el Senado a América del Sur, pero una reforma aprobada en 2020 redujo a la mitad esos números.

La líder del partido Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, se toma una selfie con simpatizantes durante un mitin en Roma, el 19 de octubre de 2019. Foto: AP

Como resultado, los italianos residentes en el subcontinente elegirán solo un senador en 2022 e, históricamente, el candidato más votado siempre está vinculado a Argentina, donde el colegio electoral (alrededor de 770 mil votantes) es mucho más numeroso que en Brasil (alrededor de 430 mil), destaca la agencia Ansa.

Meloni parte como favorita para las elecciones generales del 25 de septiembre y los sondeos le dan el apoyo de un quinto de los italianos para ser la próxima primera ministra. La alianza de derecha, formada por su partido, la ultraderechista Liga (de Matteo Salvini) y el conservador Forza Italia (de Silvio Berlusconi), podría alcanzar más del 45% en las urnas, según las últimas encuestas, con más de 10 puntos por encima de la coalición de izquierda, formada por el Partido Demócrata (PD) y otros grupos.

El líder del PD, Enrico Letta, advirtió el domingo que Hermanos de Italia es como el partido Vox, de la ultraderecha española, mientras que esta semana Meloni negó que vaya a producirse una “deriva antidemocrática” en el país en caso de vencer y condenó el fascismo.

El nuevo partido de Fittipaldi fue fundado en 2012 por un grupo de exmilitantes del extinto Movimiento Social Italiano (MSI), sigla que había sido creada en la posguerra por exmiembros del régimen fascista de Benito Mussolini. Entre las propuestas de Hermanos de Italia se encuentran el bloqueo naval contra los migrantes en el Mediterráneo y la sustitución del régimen parlamentario por el presidencialismo.

Problemas económicos

Nacido en Sao Paulo el 12 de diciembre de 1946, Fittipaldi es el hijo menor del destacado periodista de automovilismo y comentarista de radio ítalo-brasileño Wilson Fittipaldi y su esposa Józefa “Juzy” Wojciechowska, una inmigrante de San Petersburgo de ascendencia polaca y rusa. Emerson tiene siete hijos de tres matrimonios.

El padre de Fittipaldi, mejor conocido como “Baron”, también nació en Brasil, pero era hijo de inmigrantes italianos y tenía la nacionalidad. Eso le permitió a Emerson heredarla. La rama italiana de la familia del doble campeón de la Fórmula 1 proviene de Trecchina, una localidad de poco más de 2.500 habitantes, en la provincia de Potenza, en la región de Basilicata.

En Brasil, el expiloto se encuentra en una situación complicada con la justicia. En junio de este año, tenía bienes embargados por orden del Tribunal de Justicia de Sao Paulo debido a una deuda de 416 mil reales (US$ 80.770) con una empresa de eventos. Fittipaldi también es objeto de más de 60 juicios en el Tribunal de Justicia de Sao Paulo, con deudas superiores a 27 millones de reales (US$ 5,2 millones), según el diario Valor Econômico.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.