Gendarmería expulsa al custodio directo del comandante Ramiro: le encontraron un celular, dos cargadores y tres cajas de Viagra

ramiroweb

21 de Agosto del 2019/SANTIAGO El juez Mario Carroza(i), interroga al ex frentista Mauricio Hernández Norambuena, alias, Comandante Ramiro, a un día de su llegada a la Cárcel de Alta Seguridad, tras ser extraditado desde Brasil. FOTO: Eduardo Ramirez/ PODER JUDICIAL VIA AGENCIAUNO

Mauricio Hernández, condenado por el crimen de Jaime Guzmán, está preso en la Cárcel de Alta Seguridad desde su extradición desde Brasil. Gendamería descubrió al funcionario que lo iba a vigilar con elementos prohibidos. Se inició un sumario para determinar responsabilidades.




Desde el 20 de agosto que Mauricio Hernández Norambuena, alias comandante Ramiro, está preso en la Sección de Máxima Seguridad (SMS), una de las tres áreas que forman la Unidad Especial de Alta Seguridad (UEAS) de Gendamería. Para el común de las personas, este penal es conocido como la Cárcel de Alta Seguridad (CAS).

El exjefe operativo del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) fue extraditado desde Brasil y volvió a la misma cárcel de la que se fugó en helicóptero, junto a otros tres exsubersivos, en 1996, cuando cumplía dos cadenas perpetuas por el homicidio del senador UDI Jaime Guzmán y el secuestro de Cristián Edwards. Hoy pesan sobre él dos penas de 15 años y se le descontaron tres años y medio, tiempo que alcanzó a estar detenido en Chile antes de huir.

Luego de su cinematográfico escape el 30 de diciembre de 1996, el gobierno aumentó las medidas de seguridad del penal y le puso mallas antiaéreas al patio de la cárcel. También, se construyó una garita de vigilancia aérea, se instalaron equipos en el sistema de circuito cerrado de televisión y se construyó un módulo con una sala de control. Consta de más de 160 cámaras entre fijas y móviles.

Con todos estos antecedentes, es que la vigilancia que existe en torno a Ramiro es especial. Seis funcionarios del Subdepartamento de Servicio Especializados Penitenciaros (SS.EE.) se turnan para custodiarlo las 24 horas del día.

Uno de estos efectivos, a las 9.30 de ayer, iba ingresando por el túnel que da a la Sección de Máxima Seguridad, cuando fue registrado por sus compañeros de labores. Esto, como parte de los procedimientos rutinarios que se hacen al interior del recinto. Lo que no fue rutinario fue lo que se le encontró: un teléfono celular, tres cargadores de teléfono celular y tres cajas de Sildenafilo, más conocido como Viagra. Todos estos elementos están prohibidos al interior del penal.

Luego de descubrirlo, el gendarme dijo no sabía que no podía ingresar con esos insumos. Esta era la segunda vez que el funcionario iba a custodiar a Hernández Norambuena, pues estaba haciendo un reemplazo. En la institución sospechan que los elementos eran para Ramiro, debido a que el gendarme iba directamente a vigilarlo a él.

Ante esto, Gendamería ordenó un sumario administrativo y el correspondiente Decreto con Fuerza de Ley para dar de baja al funcionario. La institución penitenciaria aún está en proceso de investigación, porque hay que descartar que hayan otras personas involucradas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.