Nuevo luto para la familia Lafourcade: Octavio, el hijo músico del escritor, se suicida en España

Octavio Lafourcade

Octavio Lafourcade

El artista de 64 años, segundo hijo del autor de Palomita blanca, sufría de depresión. Especialista en guitarra y laúd, el martes puso fin a su vida en Valladolid, donde residía y hoy se realizarán sus funerales. "Era una persona de gran talento, muy dedicado y quien entregó su vida a la práctica y difusión de la música antigua", dice el músico y académico Oscar Ohlsen.




Se hizo evidente para el funeral del padre en el Cementerio General. En la despedida del escritor Enrique Lafourcade, el pasado martes 30 de julio, la música fue central. Allí se interpretaron una seguidilla de tangos por Paz Mera y también canciones de Colomba Brana, nieta del narrador, quien en su casa tocaba el piano para animar sus tertulias literarias. Además, el hermano del autor de Palomita blanca, Gastón, no solo es músico sino que también construye clavecines, y es el padre de la cantante mexicana Natalia Lafourcade.

El cronista y autor fallecido a los 91 años tuvo tres hijos: Dominique, Octavio y Nicole. Esta última fue la única hija que pudo estar en el funeral. Dominique y Octavio se encontraban en el extranjero.

Nacido en 1955, Octavio Lafourcade puso fin a su vida el martes pasado en Valladolid, España, donde vivía. Tenía 64 años y sus cercanos cuentan que padecía de depresión, pero que estaba en tratamiento psiquiátrico. Hoy jueves, se realizaba su funeral en la misma ciudad donde residía.

"La familia quiere aclarar que estaba pasando por una situación transitoria, producida por una combinación de elementos, por una parte secuelas del accidente que tuvo en 1995, y por otras situaciones emocionales anteriores al fallecimiento de su padre, donde se sentía impotente. El fallecimiento de su padre, a quien quería mucho, fue un golpe adicional", señala Dominique Lafourcade, hermana de Octavio. "El diagnóstico y tratamiento estaban aún en una etapa indagatoria, tanto física como psíquica", agrega.

Segundo hijo del matrimonio del escritor con María Luisa Señoret, Octavio Lafourcade inició sus estudios musicales en el Conservatorio Nacional de la Facultad de Música de la Universidad de Chile, donde se especializó en guitarra y laúd. Con 19 años, en 1974, se trasladó a Canadá y en la Universidad McGill estudió guitarra clásica y laúd con Michael Strutt, obteniendo en 1979 la licenciatura en Música. Más tarde realizó un doctorado en la Universidad Autónoma de Madrid, basado en la obra de Ramón Carnicer. Luego se instaló en Alemania y participó en la Escuela Superior de Música de Colonia.

Laudista, Octavio Lafourcade era miembro de un grupo español dedicado a la música antigua, llamado Capella de Ministrers. "Es un repertorio que se toca poco. Permite ampliar todo lo que se oye, incluso la música de nuestros días. Es enriquecedor y la posibilidad de hacer algo distinto", dijo sobre su pasión por la música antigua.

[caption id="attachment_792790" align="aligncenter" width="263"]

Enrique y Octavio Lafourcade

Enrique y su hijo Octavio Lafourcade.[/caption]

"Fuimos amigos durante bastante tiempo con Octavio Lafourcade. Es realmente una pérdida irreparable", comenta el guitarrista e investigador Oscar Ohlsen, conductor del programa Guitarra en radio Beethoven. "Era una persona de gran talento, muy dedicado y quien entregó su vida a la práctica y difusión de la música antigua. Tocaba laúd, guitarra, guitarra barroca, tiorba y vihuela, pero además hizo una muy linda carrera con el grupo español de música antigua Capella de Ministrers. Ellos vinieron varias veces a Chile a tocar a los conciertos de la Fundación Beethoven en el Teatro Oriente", agrega.

Ohlsen, que tocó en varias oportunidades con Octavio Lafourcade, también recalca su labor investigativa: "Él tenía un doctorado en Musicología y, entre otros compositores, hizo un gran trabajo de difusión e investigación de Ramón Carnicer, el español que creó la música de nuestro himno nacional".

Accidente en la vía

Grabó más de 20 discos, fue profesor en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y en enero pasado tocó en el centro cultural de la Universidad de Querétaro, en México, junto a Gastón, en lo que llamaban el dueto Lafourcade.

Hace más de 20 años una trágica historia lo marcó para siempre. En marzo de 1995, Octavio Lafourcade iba a viajar en tren desde Valencia (España), ciudad donde residía, y trató de cambiarse a un tren más cómodo, pero en el intento, el tren lo arrolló. Entonces sufrió la amputación de un pie y usaba una prótesis. La Teletón, institución que su padre había criticado en los 80, ofreció ayuda gratuita para su rehabilitación, pero la familia no aceptó.

"He vivido más afuera que en Chile", aseguraba hace una década el artista, quien como su padre igualmente publicó libros. En 2010 presentó Siempre pasa y otros cuentos, con prólogo de Luis Sepúlveda. Un año antes participó en el Salón del Libro Iberoamericano de Gijón. Entre los escritores compartió con Santiago Roncagliolo, Louis Philippe Dalembert y el poeta Marcos Ana. Su última entrega fue en abril pasado con los relatos Música fantástica. Dejó dos hijos, Gabriel y Emilio, de 12 y 14 años.

[caption id="attachment_792796" align="aligncenter" width="309"]

familia lafourcade

Familia Lafourcade en Estados Unidos.[/caption]

Comenta