Presidenta de los jueces y acusación de corrupción a ministro de Corte: "Urge cambiar el sistema de nombramiento"

juezaaaaaaOK

La ministra de la Corte de Apelaciones de Valdivia dijo que el caso del ministro Elgueta pone de nuevo en el debate el sistema de ascensos del Poder Judicial en que los jueces no deberían tener injerencia, sino sólo preocuparse de fallar los casos que tramitan.




En medio de las graves acusaciones de conductas reñidas con la probidad en la Corte de Apelaciones de Rancagua y en particular del ministro Emilio Elgueta quien será formalizado por prevaricación, la presidenta de la Asociación Nacional de Magistrados (ANM) Soledad Piñeiro manifestó su preocupación por lo que está ocurriendo al interior del Poder Judicial e instó para que este caso motive cambios profundos al interior de la institución.

La ministra de la Corte de Apelaciones de Valdivia dijo a La Tercera PM sostuvo que hay que respetar la decisión del Ministerio Público que tras meses de investigación determinó imputar al magistrado por delitos vinculados a actos de corrupción. "Jueces y juezas en Chile están sujetos a un estricto y complejo sistema de responsabilidad penal, civil, disciplinario y aún político en el caso de los tribunales superiores, como natural contrapeso a su independencia y garantía para los justiciables en el marco de nuestro Estado democrático de derecho. En ese sentido, no cabe sino respetar la labor que órganos independientes y autónomos de persecución penal realicen, la que está sujeta, a su vez, a sus propios controles", sostuvo.

En ese sentido, la jueza dijo que un caso tan inédito y grave como este pone de nuevo en el centro de la discusión el sistema de nombramientos de jueces y juezas en que las Cortes no deberían intervenir, sino que dichas labores esté a cargo de un órgano especialmente creado para esos asuntos, con eso se evitaría el conocido "besa manos" y otras prácticas lejanas a la probidad. "Debiera llamar la atención acerca de sus actuales falencias, abriendo una oportunidad para abordar cambios urgentes a la organización judicial chilena liberando a las cortes de toda injerencia en cuestiones administrativas y permitiendo con ello que se aboquen exclusivamente a lo que les es natural: resolver jurisdiccionalmente los asuntos sometidos a su conocimiento, uniformar el derecho y contribuir al aseguramiento de la igualdad ante la ley", indicó.

En ese sentido, la ministra Piñeiro hizo un llamado a las autoridades "a concretar, a la brevedad, un proyecto de ley de elaboración participativa con base al diagnóstico y acuerdos emanados de la mesa de trabajo recientemente concluida, tarea para la que manifestamos entera disposición. Adherimos al principio de probidad en el ejercicio de la función y relevamos la importancia de que cada juez tenga un comportamiento acorde con la responsabilidad que sobre él o ella recae como valor fundamental en el que descansa también la confianza que la ciudadanía tiene respecto de las instituciones públicas".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.