Primeras ambulancias eléctricas de Latinoamérica ya están en Chile para ayudar en la emergencia

Dos unidades Maxus EV80 para trasladar enfermos debutaron en el país. Son una donación de Enel Chile a la Cruz Roja.




A fines de 2018, Maxus presentó el furgón eléctrico EV80, el primero en su tipo destinado a labores de logística urbana. Ahora dos ambulancias totalmente equipadas de este modelo fueron donadas por Enel Chile a la Cruz Roja chilena para ayudar en la emergencia producida por el coronavirus. Se trata de las primeras ambulancias de cero emisiones en la región.

La Cruz Roja utilizará las ambulancias EV80 para entregar ayuda psicosocial y de salud a la población más afectada por la pandemia y trasladará hasta centros asistenciales a quienes necesiten atención de salud.

“Esta donación es parte de un conjunto de iniciativas impulsadas por la compañía que apuntan a apoyar a la población más vulnerable, resolviendo necesidades de salud para hacer frente a la emergencia producto de Covid-19. Tenemos una relación de años con la Cruz Roja Chilena y conocemos el gran trabajo que realizan, por eso es motivo de satisfacción poder ayudarlos”, explicó Herman Chadwick, presidente de Enel Chile.

Los vehículos de salud eléctricos que trajo a Chile la multinacional y distribuidora de energía eléctrica y de gas, son Maxus EV80, los que tienen una autonomía de 200 kilómetros y reducen emisiones cercanas a las seis toneladas de CO2 a la atmósfera. El tiempo de recarga en un enchufe rápido es de 90 minutos. Además, sus costos operacionales son 70% menores a los de las ambulancias convencionales diésel, con un costo por kilómetro que llega a $ 30 aproximadamente, versus los $ 80 que cuesta el kilómetro de una semejante de motor a combustión.

Por su parte, el gerente de Maxus de Andes Motor, Maximiliano Sfeir, comentó que “estamos muy contentos de ser pioneros al poner a rodar las primeras ambulancias eléctricas en Latinoamérica. Además, saber que nuestros modelos Maxus están aportando en la lucha contra el Covid-19 y que permiten que la Cruz Roja realice su noble labor movilizándose en un vehículo que cuida al medioambiente nos llena de orgullo”.

Comenta