Bolivia: Gabinete de Luis Arce asume sin la herencia de Evo Morales

El Presidente de Bolivia, Luis Arce, junto al Vicepresidente David Choquehuanca, toman juramento al nuevo gabinete en la Casa Grande del Pueblo en La Paz.

El mandatario dio a conocer al equipo de ministros que lo acompañará durante su mandato: 13 hombres y tres mujeres. El grupo es integrado en gran parte por su anterior círculo de trabajo, pero no tiene vínculo directo con el expresidente.




Un día después de la ceremonia en el Palacio Quemado que dio la bienvenida al nuevo gobierno boliviano, el Presidente Luis Arce Catacora tomó juramento al nuevo gabinete en la Casa Grande del Pueblo que destacó por no tener ningún exministro del período del expresidente y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales (2006-2019) entre sus filas. La prensa local catalogó a los nuevos titulares de cartera como “jóvenes, técnicos y lejos del evismo”. Eso sí, el primer día del regreso del masismo al poder no estuvo exento de críticas de los movimientos sociales que acusan haber quedado fuera del Ejecutivo.

Los nuevos ministros de Bolivia asumen el cargo ayer en La Paz.

El mandatario boliviano nombró a 13 hombres y tres mujeres que lo acompañarán durante su gestión, y que en su mayoría juró con el puño izquierdo en alto y la mano derecha en el pecho. Encabezando la posesión aparecen estrechos colaboradores de Arce cuando era ministro de Economía (2006-2017 y entre enero y noviembre de 2019), entre ellos, Marianela Prada, nueva ministra de la Presidencia, y que previamente fue jefa del gabinete económico y de la Unidad de Análisis y Estudios Fiscales; Marcelo Montenegro, nuevo ministro de Economía; y Gabriela Mendoza, ministra de Planificación del Desarrollo.

Según el diario paceño Página Siete, Arce Catacora cumplió con la demanda de ciertos sectores que exigieron que no volvieran al gobierno ninguna exautoridad del período de Evo.

Por esto, el único que podría considerarse cercano al periodo anterior es Edmundo Novillo, que asumió la cartera de Defensa y que es considerado un “líder histórico” del MAS ya que fue el primer presidente en la Cámara de Diputados (2005-2009) que tuvo el partido tras vencer en las elecciones de 2005 con un 53%. Posteriormente, el abogado boliviano fue electo en 2010 gobernador de Cochabamba con un 61% de los votos.

El Presidente de Bolivia, Luis Arce abraza a la nueva ministra de Presidencia, Marianela Prada ayer en La Paz.

En medio de las discusiones por el nombramiento del binomio del MAS (Arce-Choquehuanca) que fue definido en enero pasado después de una serie de reuniones en Buenos Aires, donde hasta ayer Evo Morales permanecía en autoexilio tras su renuncia en noviembre pasado, un ala del masismo subrayó la importancia de la buena gestión económica de Arce, artífice del “milagro económico boliviano” y de un perfil específico: un joven que surgió desde las clases medias para luego estudiar en la universidad.

Así, el gabinete de Arce tiene una clara influencia tecnócrata y varios de los ministros son especialistas en sus áreas de desempeño. Por ejemplo, el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima fue juez del Tribunal Supremo de Justicia y era docente de derecho constitucional y penal; el titular de Salud, Édgar Pozo, es médico cirujano y exdirector del Instituto Nacional del Tórax en Bolivia; el ministro de Minería, Ramiro Villavicencio es ingeniero metalúrgico y exgerente de una metalúrgica.

Entre las demás autoridades confirmadas aparece: Rogelio Mayta, ministro de Relaciones Exteriores; Eduardo del Castillo, ministro de Gobierno; Franklin Molina, ministro de Hidrocarburos; Néstor Huanca, ministro de Desarrollo Productivo; Edgar Montaño, ministro de Obras Públicas; Verónica Navia, ministra de Trabajo; Juan Santos Cruz, ministro de Medio Ambiente y Agua; Adrián Quelca, ministro de Educación, Cultura y Deportes; y Wilson Cáceres, ministro de Desarrollo Rural y Tierras.

Seguidores del expresidente Evo Morales esperan el paso de su caravana de regreso a Bolivia.

“Este va a ser un gobierno sumamente austero”, aseguró el mandatario boliviano, que enfatizó en que “hay muchos jóvenes profesionales que han emergido y que son producto de nuestra revolución desde el 2006. Este gabinete va a enfrentar las crisis”.

Sin embargo, mientras Arce Catacora realizó hoy su primera visita oficial a Potosí, sectores afines al MAS evidenciaron su descontento ante los nombramientos que acusan de realizarse “sin consenso ni consulta” con el resto de los integrantes del partido. La molestia radicó principalmente en El Alto, un bastión histórico masista, y desde donde sus dirigentes señalaron que postularon varios nombres, pero que ninguno fue incorporado.

Tras la crisis social y política que dejaron los comicios anulados de 2019 que derivó en la salida de Evo Morales, el MAS debió reestructurarse rápidamente en medio del gobierno interino de Jeanine Áñez y las diversas corrientes internas principalmente rurales, campesinas, vecinales y cocaleras formaron parte de una oposición que impulsó la victoria en las urnas del 18 de octubre pasado.

El mandatario de Bolivia, Luis Arce ayer en la ceremonia de inauguración del gobierno.

Así, tras alcanzar la victoria en las urnas las vertientes masistas fueron solicitando ministerios como premio a la “fidelidad”. De esta manera, los alteños solicitaron al menos cinco carteras, entre ellas Obras Públicas y Educación; la Central Obrera Boliviana (COB) exigió dominar Hidrocarburos, Minería y Salud; mientras que la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa impulsó un proyecto para crear el ministerio de la Mujer y dirigirlo.

Las nuevas tensiones desatadas en el primer día de gobierno dejan entre ver los retos que enfrentará el nuevo gobierno boliviano al que ahora se suma un nuevo protagonista: Evo Morales, que ayer pisó territorio boliviano tras casi un año de autoexilio y que mañana finalizará su travesía cuando arribe a Chapare, Cochabamba,

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.