Caso Barros: El terremoto en la Iglesia chilena que remeció a la prensa internacional

Los medios del mundo han seguido atentos las reacciones de la Iglesia Católica ante uno de los escándalos que ha envuelta a la Iglesia Chilena en la última década. Hoy a menos de 24 horas del encuentro entre miembros del clero chileno y el Papa Francisco por el caso Juan Barros, este sigue siendo un tema obligado en la agenda noticiosa internacional.


Este martes el Papa Francisco se reunirá con 31 obispos auxiliares y dos eméritos de la Conferencia Episcopal en el Vaticano para discutir acerca del informe realizado por el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, durante tu visita a Chile para investigar las denuncias realizadas por las víctimas de Fernando Karadima.

Desde que salió a la luz pública el caso de los abusos del ex párroco del Bosque, la noticia tuvo no solo gran repercusión en la agenda noticiosa del país, sino que también en la internacional. Diversos medios del mundo han seguido expectantes la noticia e informado acerca de los últimos alcances que ha tenido la investigación, donde es ahora el Sumo Pontífice quien buscará aclarar las responsabilidades del caso y con ello, demostrar que su administración terminará con los abusos cometido por miembros de la Iglesia Católica.

En medio de este controvertido caso, uno de los puntos polémicos ha sido el rol que mantuvo el obispo de Osorno, Juan Barros, a quien las víctimas de Karadima- Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo- sindican como cómplice del ex clérigo.

En marzo de 2015 el Papa Francisco designó al ex vicario general de Castro como obispo de Osorno, despertando el descontento de los habitantes de la Región de Los Lagos y del país. El malestar fue transversal, motivando protestas tanto de feligreses como de laicos.

La decisión del Pontífice fue cuestionada por el diario inglés The Guardian, el cual tituló el nombramiento como “La promesa del Papa de enfrentar el abuso es puesta a prueba con la designación de obispo chileno” (Pope’s promise to tackle abuse tested by appointment of Chilean bishop).

El medio aseguró que la decisión tenía impacto en la comunidad católica mundial.  “El caso tiene consecuencias mucho más allá de Chile, dado repetidas promesas de Francisco para hacer frente a los escándalos de abusos. Activistas de los derechos de las víctimas están pidiendo la intervención del Pontífice en el caso a raíz de una protesta por los feligreses en la región. Hasta ahora, sin embargo, Barros parece tener todo el respaldo del Vaticano detrás de él”.

Dos años después, la visita de Francisco al país, en enero de 2018, estuvo marcada por las críticas a Barros, quien formó parte de las distintas actividades oficiales. Sin embargo, un episodio registrado casi al final de la visita eclesiástica, terminaría por resumir lo que fue el paso del Pontífice por Chile.

Consultado por las acusaciones en contra de Barros, el Papa lo respaldó: “No hay una sola prueba en su contra”, agregando que “el día que traigan una prueba contra él ahí voy a hablar (…) Todo es calumnia”.

Dichas declaraciones fueron replicadas en todos los medios nacionales y, por supuesto, en diversos internacionales, como The New York Times, diario que en su versión en español encabezó la noticia sosteniendo: “El Papa llama ‘calumnia’ a las críticas de que un obispo encubre abusos”.

Algunos meses después, y luego de que el caso alcanzara nuevas repercusiones, el líder del Iglesia Católica anunció la visita inspectiva de arzobispo de Malta, Charles Scicluna, al país, en medio de la cual se reunió con los denunciantes el obispo de Osorno y luego volvió a Roma para entregar un informe a Jorge Bergoglio.

Tras conocer los resultados de la visita de Scicluna, Papa Francisco cambió su postura y resolvió enviar una carta pidiendo perdón a las víctima, señalando que cometió “graves equivocaciones de valoración”, misiva que nuevamente tuvo gran repercusión a nivel mundial. El País, La Nación, El Clarín, The Guardian, The New York Times y The Time, BBC News y CNN, fueron algunas de las publicaciones que reaccionaron ante dicha carta.

“El Papa admite ‘errores graves’ en el escándalo de abusos sexuales en Chile”, tituló el portal trasandino El Clarín en dicha oportunidad, detallando que “en una carta extraordinaria publicada hoy, el Pontífice convocó a los obispos chilenos al Vaticano en las semanas venideras para analizar el escándalo, que ha empañado tanto su reputación como la de toda la Iglesia chilena”.

Luego de ello, el Vaticano invitó a Cruz, Hamilton y Murillo a un encuentro privado con Francisco en la residencia Santa Marta en Roma. Los denunciantes posteriormente se refirieron ante la prensa a dicha reunión y sus declaraciones fueron recogidas por medios latinoamericanos y del viejo continente.

El Comercio (Perú), El Espectador (Colombia), Infobae (Argentina),  nuevamente The Guardian, entre otros se refirieron a ellas. El medio peruano además se refirió a la reunión que sostendrá el líder del Estado Vaticano con los obispos chilenos.

“El Vaticano dejó en claro el sábado que el papa Francisco convocó a los obispos de Chile a viajar a Roma para una severa reprimenda por el papel que desempeñaron en cubrir el abuso sexual cometido por sus sacerdotes y por sus ‘graves omisiones’ en el cuidado de las víctimas”, publicaron.

Seguir leyendo