Coronavirus: cuentas de clínicas por atención de pacientes Fonasa superan los $ 61 mil millones

Ante la emergencia sanitaria, el gobierno unificó la red privada y pública para reubicar a los pacientes según necesidad.

Gremio afirma que monto equivale a prestaciones en seis mil afiliados al seguro público, aún impagas. Desde Fonasa destacan que más del 60% de las cuentas emitidas por clínicas presentan problemas.




El 25 de marzo pasado, en los primeros días de la emergencia sanitaria, una resolución del gobierno creó la Red Integrada Covid-19, que unificó las camas críticas de los centros públicos y privados de todo el país, bajo la coordinación de la Subsecretaría de Redes Asistenciales. ¿El objetivo? Que todos los pacientes pudieran optar a un cupo de hospitalización cuando les fuera necesario, independiente de su seguro y su lugar de procedencia.

Gestionados por la Unidad de Gestión Centralizada de Camas (UGCC) fueron miles los pacientes de coronavirus que se derivaron a distintos prestadores -incluso aeroevacuados a otras regiones- para ser hospitalizados y tratados.

Así, y a casi ocho meses de instalada la Red Integrada Covid-19, desde la Asociación de Clínicas de Chile señalan que un poco más de ocho mil beneficiarios de Fonasa, contagiados por coronavirus, fueron atendidos en alguno de sus prestadores.

De esos, sostienen, el pago proveniente de Fonasa y los Servicios de Salud se han hecho efectivos en casi dos mil afiliados, por lo que restaría cancelar las cuentas de seis mil pacientes del período marzo a agosto, que equivalen a $ 61 mil millones.

Las prestaciones varían desde atenciones ambulatorias y hospitalizaciones cortas en unidades intermedias, hasta las internaciones de alta complejidad en Unidades de Cuidado Intensivo con uso de ventilador mecánico por más de 15 días de estadía.

Alfredo Schönherr, presidente del gremio, señala que “la cuenta bruta (de un paciente Covid-19) fluctúa entre los $ 1,5 millones y $ 18 millones, dependiendo de la gravedad y de los días que estuvo en la unidad de cuidados intensivos. De los pacientes Covid-19 se ha pagado poco, con certeza no son más de dos mil facturas. La más antigua que registramos adeudada debe ser de abril”.

Demora en los pagos

Desde Clínicas de Chile aseguran que los montos asociados al Covid-19 son parte de la deuda total de $ 171 mil millones del sistema público (Fonasa y servicios de salud) con los centros privados, por atenciones de todo tipo que entregan a pacientes del seguro público.

Para el sector, la situación de poca liquidez que se arrastra desde la suspensión de cirugías electivas y la baja demanda por otras prestaciones no Covid-19, como consultas médicas, han dejado al sector en un escenario crítico, por lo que urge que dichas cuentas sean canceladas.

“Es un tema que se arrastra hace un tiempo, hemos hablado con todas las autoridades posibles, tiempo atrás hablamos con Hacienda, enviamos incluso una carta al Presidente de la República para acceder a algún tipo de crédito y no hemos tenido respuesta”, detalla Schönherr.

Pero más allá de un financiamiento de emergencia, la petición del sector es que los pagos vuelvan a centralizarse en Fonasa, pues pese a tener una deuda más alta, dispone de mayor celeridad en los pagos.

Actualmente, cada prestador privado debe pedir al servicio de salud correspondiente el pago por las prestaciones ya realizadas, lo que nos somete a una burocracia y tardanza incompatible con el ánimo de colaboración que nuestro sector ha mantenido con la salud pública. Por ello, es fundamental que los pagos vuelvan a centralizarse en Fonasa.

Alfredo Schönherr, presidente Clínicas Chile

Desde Fonasa, en tanto, explican que no se trata de falta de financiamiento de parte del aparato público, pues los recursos para efectuar los pagos están disponibles para su ejecución. Sin embargo, desde la entidad comentan que más del 60% de las cuentas que las clínicas han enviado al seguro público presentan problemas administrativos, principalmente errores de codificación y falta de documentos que deben adjuntarse, por lo cual han sido devueltos a los prestadores para que sean corregidas.

En el gremio, además, preocupa que el cambio de subsecretario -tras la salida de Arturo Zúñiga y la llegada al cargo de Alberto Dougnac- implique nuevos retrasos. Nuestros asociados no pueden continuar esperando por pagos de prestaciones ya realizadas y que se acumulan desde hace meses", plantean desde la entidad.

Al respecto, desde Fonasa señalan que ya se estableció una mesa tripartita entre el Minsal, Hacienda y la Asociación de Clínicas para agilizar la solución a los problemas de codificación y antecedentes de respaldo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.