Denuncias por maltrato entre estudiantes aumentaron 60% tras regreso a la presencialidad

Los registros de la Superintendencia de Educación revelan que el promedio de acusaciones de ese tipo recibidas hasta el 7 de junio entre 2018 y 2019 -años previos a la pandemia- fue de 1.179, mientras que a la misma fecha de este año la cifra llegó a 1.890 reportes de este tipo.




La violencia escolar que se palpa como una sensación ambiente -y que ha sido analizada hasta el cansancio por expertos- hoy se ve confirmada en cifras.

A esta altura del año la lectura de los datos que entrega la Superintendencia de Educación a La Tercera no asombran. En los casi seis meses que van de este año 2022, las denuncias por maltrato físico y sicológico entre párvulos y/o estudiantes aumentaron 60% respecto del promedio de acusaciones de este mismo tipo al comparar el mismo periodo respecto de los dos años previos a la pandemia.

En 2018 se recibieron 1.192 denuncias. En 2019 la cifra llegó a 1.166 (promedio de 1.179). Ahora, en 2022 -hasta el 7 de junio- fueron 1.890 denuncias de maltrato entre estudiantes.

“En la violencia escolar que estamos viendo actualmente hay un fuerte componente de deterioro de salud mental y también de falta de habilidades socioemocionales que no se han logrado desarrollar por el cierre continuo de los centros de educación, sobre todo en los niños más vulnerables de Chile”, dice Anne Traub, fundadora de Niños Primero.

En ese sentido, la también directora ejecutiva de Fundación Familias Power asegura que “es urgente retomar rutinas y estabilidad y, por lo mismo, medidas como cerrar colegios justamente van en la línea contraria de poder crear ambientes propicios -especialmente en los niños vulnerables- para que se puedan desarrollar habilidades sociales y emocionales que, incluso, si no se crean en cierta etapa de la vida pueden no desarrollarse nunca”.

Para el director ejecutivo de Elige Educar, Joaquín Walker, “luego de años inéditos para el sistema educativo, vemos no solo una pérdida de aprendizajes –en términos cognitivos–, sino que también brechas significativas en habilidades sociales claves para la sana convivencia en la sala de clases”.

Estas brechas, dice Walker, se reflejan en problemas en autorregulación, relaciones interpersonales, agresividad, entre otros. “Las cifras reveladas por la superintendencia confirman esta preocupante situación tanto para estudiantes como para los docentes, a quienes impacta negativamente y sobrepasa su margen de acción. Asimismo, nos recalcan la importancia de la presencialidad y la necesidad de concebir la educación de manera integral, donde junto con desarrollar y potenciar los conocimientos académicos, fortalezcamos el bienestar socioemocional de los alumnos para una convivencia pacífica y respetuosa”, agrega Walker.

El director ejecutivo de Elige Educar cree que “el programa impulsado por el Ministerio de Educación ‘Seamos Comunidad’ aborda el bienestar y la convivencia escolar como ejes centrales. Sin embargo, desde Elige Educar creemos necesario doblegar los esfuerzos para afrontar con determinación la crisis educativa que estamos viviendo como país”.

Caen denuncias de maltrato de adultos hacia alumnos

Las cifras de maltrato de adultos hacia párvulos o estudiantes fueron un 28,4% debajo del promedio de denuncias de ese estilo que se produjeron hasta el 7 de junio entre 2018 y 2019, cuando tuvieron un promedio de 971. En cambio, ahora fueron 695.

En todo caso, en 2022 las denuncias totales de maltrato a párvulos y/o estudiantes, ya sea que provengan de adultos o pares, también superaron el promedio hasta el 7 de junio -2.149- de los dos años prepandemia: pasaron de 2.196 en 2018 y 2.103 en 2019 a 2.585 en 2022, lo que representa un alza de 20%. Estas cifras, además, significan un 45% de todas las denuncias (5.703) que se han ingresado este año a nivel nacional entre el 1 de enero y el 7 de junio.

“Como Superintendencia de Educación hemos insistido en que para evitar que estas situaciones escalen, es fundamental que los sostenedores de establecimientos educacionales desarrollen estrategias de información y capacitación para prevenir el maltrato, así como también acciones que promuevan la sana convivencia y fomenten la salud mental de los estudiantes”, dicen desde el ente fiscalizador.

El organismo, además, añade que “resulta necesario que los protocolos de actuación estén actualizados y sean conocidos por todos los miembros de la comunidad educativa, de manera que ante una situación de conflicto se apliquen correctamente”.

Las denuncias totales, que abarcan todo tipo de situaciones por las que se recurre a la Superintendencia de Educación, tenían como promedio entre 2018 y 2019 -hasta el 7 de junio de esos años- un total de 4.909, mientras que en 2022 sumaron 5.703 a esa misma fecha, evidenciando un alza de 16,2%.

Todas las cifras antes mencionadas habían descendido abruptamente durante la pandemia, por motivos lógicos asociados a la virtualidad y la escasa relación presencial entre estudiantes, pero que una vez retomadas las clases dentro de las aulas, explotaron a niveles casi nunca vistos.

En ese sentido, las denuncias entre estudiantes durante los dos años de la pandemia apenas tuvieron registros, con 220 en 2020 y solo 35 en 2021.

Finalmente, desde la superintendencia recuerdan que en caso de que el establecimiento no cumpla con las medidas adoptadas en los protocolos de actuación, los padres, madres y/o apoderados pueden ingresar una denuncia en la página web, en las oficinas regionales de atención de público en todas las regiones del país, o través del call center 600 3600 390.

20182019Promedio años 18-19202020212022Variación con promedio años 18-19
TOTAL DENUNCIAS INGRESADAS5.0144.8044.9091.7201.5405.703+ 16,2%
Maltrato a párvulos y/o estudiantes2.1962.1032.149415992.585+ 20,3%
Maltrato de adultos a párvulos y/o estudiantes1.00493797019564695- 28,4%
Maltrato entre párvulos y/o estudiantes1.1921.1661.179220351.890+ 60,3%

*Cifras al 7 de junio de cada año

Fuente: Unidad de Estadísticas y Estudios del Departamento de Gestión Institucional de la Superintendencia de Educación

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.