En plena cuarentena: Carabineros detecta jardín infantil funcionando en Maipú con niños en su interior

Al interior del establecimiento, de nombre Creando, se encontraban cuatro niños. Sostenedora del establecimiento señaló haber recibido un "certificado" de una empresa que "la autorizaba a abrir". Fue detenida al igual que dos parvularias y una auxiliar de aseo del recinto.




Un jardín infantil de la comuna de Maipú se encontraba funcionando en plena pandemia, desconociendo el cierre de los establecimientos educacionales y la cuarentena que rige en el Gran Santiago producto del coronavirus.

Tras recibir una denuncia de un particular, Carabineros llegó hasta el establecimiento, de nombre Creando, ubicado en Avenida Pajaritos 1257, cruce con Portales, que además funciona como Sala Cuna.

Al interior del lugar había cuatro niños y cuatro trabajadoras: la sostenedora, dos parvularias y una auxiliar de aseo. La subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, llegó hasta el lugar para iniciar la fiscalización. Según dijo, la sostenedora del establecimiento mostró un “certificado” de una empresa que “le daba autorización”.

“Lo que señaló la sostenedora es un certificado de la empresa Fruna que señala que les da autorización para funcionar. No existe ese tipo de certificado, no tiene ningún tipo de relación, la empresa de ningún tipo está autorizada a contradecir una normativa sanitaria como es en los jardines infantiles y los establecimientos educacionales. Lamentamos profundamente los hechos. Aquí se está poniendo la vida de niños”, dijo Martorell.

Según informó el Ministerio Público, las cuatro trabajadoras resultaron detenidas. El representante legal de Fruna también fue aprehendido, de acuerdo a información de Carabineros. Se investiga la relación del representante de Fruna y la sostenedora.

Por su parte, el fiscal jefe de Maipú, Pablo Cortés, señaló que el Ministerio Público inició una investigación por “la eventual comisión del nuevo delito establecido en la ley promulgada recientemente que afecta a los empleadores que han forzado a los trabajadores no esenciales. Tanto respecto del funcionamiento del jardín infantil, de la sostenedora, como respecto de las trabajadores que han debido dejar a sus hijos en ese establecimiento”.

A su turno, la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, catalogó el hecho como “un pésimo ejemplo y pésima señal para todos en momentos muy complicados y en donde más se tienen que tener los cuidados, sobre todo con menores de edad”.

“Como municipio no recibimos nunca una denuncia, lo que también nos llama la atención, la comunidad tendría que estar alertada de alguna manera”, dijo Barriga a La Tercera.

Hay veces que parece que la estupidez no tiene límite”, dijo por su parte el intendente Felipe Guevara.

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, señaló que “la normativa es clara: ningún establecimiento puede realizar actividades educacionales presenciales mientras no estén dadas las condiciones sanitarias”.

Se inició un sumario sanitario en el jardín infantil, que además fue clausurado.

Comenta