Gobierno acelera gestiones para evitar fracaso del proyecto de escaños reservados

Comisión mixta revisará nuevamente el proyecto de escaños reservados.

Este martes, los ministros Monckeberg y Rubilar emplazaron a la oposición a llegar a un entendimiento. Sin un acuerdo previo, la iniciativa tiene escasas posibilidades de aprobación en la Cámara de Diputados.




Una reunión clave. Así definen en la oposición la cita que probablemente hoy sostendrán con ministros de gobierno y parlamentarios de Chile Vamos para resolver qué sucederá con el proyecto que asegura escaños reservados para los pueblos originarios en la convención constitucional.

Y es que el martes, casi al cierre de la maratónica sesión de la comisión mixta ad hoc, el gobierno le solicitó a la oposición una reunión para ver si hay una “última posibilidad” de acuerdo y así evitar la caída definitiva del proyecto.

Esto, luego de que la oposición lograra en la comisión mixta -sin votos oficialistas- la aprobación de su propuesta, que establece 18 escaños reservados: nueve dentro de los 155 convencionales ya establecidos y otros nueve por fuera. Antes de eso, oficialismo y oposición habían llegado a un acuerdo respecto del registro especial para los votantes que elegirían a los miembros de las comunidades indígenas.

Sin embargo, los principales nudos de la discusión, tanto el número de escaños como y si estos serán adicionales o imputables a los actuales 155, fue lo que más entrampó la tramitación. Finalmente, los cuatro parlamentarios de Chile Vamos que formaban parte de la comisión mixta rechazaron la medida, por lo que su viabilidad en la sala de la Cámara y el Senado es baja, ya que se necesitan 3/5 para su aprobación.

Por eso, ayer el gobierno aceleró las gestiones para tratar de llegar a un acuerdo antes de que se vote mañana jueves el informe de la comisión mixta en la sala de la Cámara. Fuentes de gobierno señalaron en privado que se sentarán a conversar con la oposición y ver en qué puntos podrían ceder las partes.

Hoy, a través de un comunicado, el ministro de la Segpres, Cristián Monckeberg, y la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, emplazaron a la oposición a llegar a un nuevo acuerdo.

“Aún es posible el acuerdo, si es que en la oposición hay una real voluntad de incluir a los pueblos indígenas en la convención constituyente. Si no ocurre, aquí hay una herida en ciernes para la democracia y es necesario que la evitemos con toda la voluntad y los medios posibles. Estamos a tiempo”, escribió Monckeberg.

Mientras que Rubilar agregó que “estamos a tiempo aún de no cometer un error histórico. No podemos dejar afuera a los pueblos indígenas de un proceso tan importante como es su debida representación en la redacción de una nueva Constitución para Chile”.

Escaso margen

A pesar de eso, parlamentarios de oposición que fueron parte de la comisión mixta creen que la posibilidad de acuerdo es baja, ya que, aseguran, Chile Vamos no va a abrirse a que existan escaños reservados que se sumen a los 155 ya establecidos para la convención e incluso creen que el oficialismo insistirá en bajarlos a 15. A eso se suma que algunos parlamentarios opositores, como René Saffirio (ind.) y Emilia Nuyado (PS), no quedaron conformes con lo que se aprobó en la mixta y dificultarían la tramitación en la sala.

Consultado por el tema, el diputado Matías Walker (DC) señaló que “la pelota la tienen el gobierno y Chile Vamos. Incluso, nosotros cedimos en no cerrar el informe para dejar abierta la posibilidad de poder llegar a un acuerdo. Esto se debe cerrar el jueves (mañana), porque los tiempos corren y le debemos dar margen al Servel para adoptar las decisiones que deben tomar”.

En la misma línea, el senador Alfonso de Urresti (PS) comentó que “la decisión ahora está en el gobierno, que tiene que alinear a su gente. Acá se avanzó en un gran proyecto para establecer 18 escaños que aseguren la representación de los pueblos originarios”.

El senador DC Francisco Huenchumilla, a su vez, aseguró que si el proyecto fracasa será responsabilidad del gobierno que - a su juicio- se ha negado a negociar (ver nota secundaria).

En el oficialismo, durante la tramitación en la comisión mixta, se vivieron horas tensas. La senadora Luz Ebensperger (UDI) hizo reserva de constitucionalidad por el número de escaños aprobados e incluso algunos parlamentarios hablaron hasta de ir al Tribunal Constitucional en caso de que el proyecto se apruebe en la sala.

“El gobierno ha sido claro en que los escaños reservados tienen que ser en el marco de los 155 constituyentes acordados. Espero que, en caso de rechazarse el proyecto de la oposición, el gobierno ingrese inmediatamente un proyecto que busque asegurar escaños dentro de los 155”, agregó el diputado Juan Antonio Coloma (UDI).

En tanto, la comisión mixta dejó abierta una indicación específica respecto de la situación de Isla de Pascua, que establece que solo pueden votar quienes viven ahí. Sin embargo, la ministra Rubilar quedó encargada de dialogar con la Comisión de Desarrollo de Isla de Pascua (Codeipa) para consultarles su postura al respecto. Consultados por el tema, en el ministerio que dirige Rubilar señalaron que hoy se debería resolver este punto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.