Herido de un pie y $1.700.000 para salir del país: los detalles de la formalización del presunto asesino de un carabinero

Juan Israel González Quezada fue formalizado hoy por el homicidio de un carabinero y por el homicidio frustrado de otro uniformado. Quedó en prisión preventiva junto con otras dos personas que fueron imputadas por encubrimiento: una de ellas, una funcionaria del Poder Judicial.




Herido de un pie, $1.704.000 para salir de Chile en camión, un motel para esconderse en Quilicura y el tatuaje de unas “alas de ángel”.

Hoy fue formalizado Juan Israel González Quezada, imputado por el asesinato del suboficial mayor póstumo de Carabineros, David Florido, crimen ocurrido el 10 de junio en la comuna de Pedro Aguirre Cerda. Junto a él, en la audiencia, el Ministerio Público también imputó el delito de encubrimiento a una funcionaria del Poder Judicial identificada como Marcela García, y un cercano de González, Julio Vidal Araya.

La jueza Cristina Gatica dictó la prisión preventiva tanto para el presunto homicida como para los acusados de encubrimiento. La investigación quedó con un plazo de 120 días.

El fiscal Christian Toledo reveló varios detalles de la investigación, citando testimonios. Por ejemplo, el persecutor relató cómo se originó la muerte del carabinero al exterior de la barbería en Pedro Aguirre Cerda, detalles que hasta ahora se desconocían.

El persecutor señaló que los carabineros llegaron hasta la barbería, luego de que la central policial recibiera un llamado alertando que un sujeto estaba armado al interior del lugar. González Quezada estaba ahí cortándose el pelo. Cuando se atendió estaba sin polera, solo con la capa que utilizan los peluqueros. Ese detalle serviría para luego dar con su paradero. Uno de los testigos señaló que el sujeto tenía un gran tatuaje de “alas de ángel” en la espalda.

Los primeros en llegar fueron el cabo Florido y otros dos uniformados. De acuerdo a los relatos, González se escondió en el baño al ver la presencia de los uniformados. Tras salir de ahí, se produjo un forcejeo con los uniformados. Ahí habría ocurrido un disparo por parte de una carabinera, que dio en el pie del imputado. Sin embargo, logró huir. Al salir del sitio, disparó contra el cabo Florido, a quien impacto en la cabeza. También disparó contra otro uniformado, pero no logró impactarle.

La huida

El fiscal relató el testimonio de un testigo reservado que se movilizaba en auto en esa comuna tras el crimen. Según ese relato, el testigo reservado señaló que al estar parado en un paso peatonal, un sujeto se acercó a su auto, le golpeó la ventana e intentó subirse al auto. “Llévame que me vienen siguiendo”, habría dicho González, que incluso apuntó con su arma al chofer. No obstante, el testigo escapó. Luego, dijo el fiscal, se realizó un análisis de huellas en el auto y estas coincidieron con las de González Quezada.

Esa noche, Juan González, alías Juanito Israel, se contactó con García, con quien había tenido una relación de pareja de abril hasta junio de este año. Luego de moverse por varias comunas, acudieron hasta un motel ubicado en Quilicura con el fin de ocultarse. Luego de eso, el imputado fue llevado hasta Conchalí por García, según el relato de ella. El imputado del crimen mantuvo la herida del pie, incluso portando una bota ortopédica.

Según se detalló, la funcionaria del Poder Judicial movilizó en su automóvil al hasta ese momento prófugo de la justicia. Según su relató, ella le habría pedido que se entregara, pero que él señaló que “prefería matarse o agarrarse a balazos con los pacos y que ellos lo mataran”.

Días posteriores, González viajó hasta San Fernando, Sexta Región, para esconderse en una casa propiedad de la abuela de Vidal Araya. Con todo, González Quezada buscaba dejar el país y moverse hasta Argentina.

De hecho, al momento de ser detenido, el viernes 17 en la autopista Los Libertadores, portaba $1.704.000 que mantenía para pagar un camión que lo sacaría del país. Carabineros frustró sus planes tras 7 días en que se mantuvo prófugo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.